Política

Incredible, but true
Increíble, pero cierto
Autor: Redacción EL MUNDO
12 de Diciembre de 2016


El Congreso de Colombia se ubicó entre los cinco mejores de Latinoamérica en el 2016, según el reciente Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa.



El presidente del Senado en París, interviniendo en la Cumbre de la Alianza para el Congreso Abierto.

Una de las instituciones más fundamentales de la democracia colombiana, pero al mismo tiempo con una de las peores imágenes entre los ciudadanos, es el Congreso de la  República, producto de los escándalos originados por sus miembros, por algunas de las decisiones que adoptan, por la envidia y molestia que despierta la millonaria remuneración que reciben, por la corrupción en la contratación y por la ausencia a sus tareas.


Por eso llamó poderosamente la atención la información según la cual por un aumento significativo de ocho puntos en el Índice Latinoamericano de Transparencia Legislativa (Iltl), el Congreso Nacional se ubicó este año en la quinta casilla de la tabla de desempeño en transparencia, compartiendo dicha posición con Ecuador.


Según el Iltl, en los últimos dos años el Congreso colombiano logró un desempeño en materia de transparencia y participación ciudadana del 56%, ocho puntos porcentuales por encima al registro alcanzado en 2014, cuando sólo fue de 48%.


El informe publicado esta semana por la Red Latinoamericana por la Transparencia Legislativa que analizó los congresos de trece países latinoamericanos, revela que, en materia de “Normatividad”, es decir en evaluación de prácticas efectivas de transparencia, Colombia logró importantes avances “debido principalmente a la aplicación de la Ley 1712 de 2014 sobre transparencia y acceso a la información. En efecto de una medición general de 38% en 2014 se pasó a 55% en 2016”.


Entre las mejores variantes de desempeño de normatividad se destacan las relacionadas con “la existencia de una oficina de atención al ciudadano (100%); el acceso a la agenda legislativa con los temas a tratar en las sesiones de las comisiones y plenarias (89%) y publicación del presupuesto del Congreso”, destaca el informe.


No obstante, el informe hace recomendaciones para mejorar la falta de reglamentación para el ejercicio de cabildeo o lobby. “Así, aunque para la Cámara de Representantes existe un registro público de cabilderos, esta actividad no está regulada y en consecuencia ese indicador arroja una medición de 0%”, alerta la publicación.


Otro aspecto de la medición en el que Colombia obtuvo buenos resultados es el relacionado con “Labor del Congreso o Asamblea”, es decir la existencia de prácticas efectivas de transparencia en el desarrollo del trabajo legislativo. Al respecto “el Congreso de Colombia alcanza altos puntajes, pues el puntaje pasó de 46% en 2014 a 60% en 2016”.


El mejor registro en esta área se obtuvo gracias a “la publicación completa y oportuna de las agendas, tanto de las plenarias (89%) como de las comisiones (76%)”. “Sin embargo, aún se presentan deficiencias “por no contar con transcripciones en tiempo real de las sesiones de las comisiones y plenarias”.


En el área de análisis sobre el progreso administrativo del Congreso, el Iltl reconoce que existen publicaciones sobre información presupuestal y vínculos de enlace en cada una de las cámaras que informan al ciudadano sobre este asunto, pero recomienda información pública sobre “la ejecución del presupuesto por representante o senador para conocer cómo invierten o manejan el presupuesto asignado”. 


Sobre “Participación, atención ciudadana, y rendición de cuentas”, el Congreso colombiano logra un 53%, lo que significa un avance de ocho puntos en comparación con el año 2014, cuando se obtuvo un porcentaje de 45,06%


Asimismo, el informe resalta que el Congreso de Colombia no cuenta con una política de datos abiertos, debilidades que se están buscando eliminar con la implementación del nuevo Plan de Acción que este viernes se presentó en Europa.



Presentan plan de acción

Conocidos los resultados del Índice Latinoamericano de Transparencia  Legislativa, el presidente del Senado, Mauricio Lizcano Arango, viajó a Francia, donde en su capital París presentó el pasado fin de semana en la IV Cumbre Mundial de la Alianza para el Congreso Abierto, las estrategias que componen el Plan de Acción para un Congreso Colombiano Abierto y Transparente.


Lizcano A. expuso ante el presidente de la Comisión de Ética y Transparencia de Chile, senador Hernán Larraín;  Kaja Kallas, miembro del Parlamento Europeo; Vuka Crnjanski, directora del Centro de Investigación, Transparencia y Rendición de Cuentas de Serbia; Ken Wollack, presidente del National Democratic Institute, y Mukelani Dimba, director del Centro de Asesoramiento para la Democracia Abierta, el compromiso que tiene el Congreso colombiano en aras de construir un sistema que permita acercar a los parlamentarios con la ciudadanía.


Desde París, Mauricio Lizcano aseguró que “el Congreso de Colombia va a trabajar con la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República y con las organizaciones de la sociedad civil, para incluir compromisos del Legislativo en el Tercer Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto que se debe entregar en julio de 2017”.


“El balance desde París es que el Congreso de Colombia se compromete a trabajar para institucionalizar las políticas de congreso abierto y transparente. Seguiremos trabajando de la mano con las organizaciones de la sociedad civil para fortalecer la institución y acercar a la ciudadanía en la función legislativa”, concluyó Lizcano Arango.