Política

De la parapolítica a la política
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Enero de 2014


Si sale elegida al Senado en la lista de la Alianza Verde, la investigadora Claudia López se compromete a hacer respetar a los colombianos.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Claudia López debuta en una elección popular.

Obviamente Claudia López no está sindicada y mucho menos condenada por parapolítica. Por el contrario, fue ella, por allá en el 2006, quien la descubrió y la denunció públicamente, lo que produjo otro mayúsculo escándalo nacional que llevó a la cárcel a más de cuarenta políticos, la mayoría congresistas.


Pues tras su rol de denunciante de esos oscuros y repudiables nexos entre paras y narcos con los que ella llama “los bandidos” de la política (algunos congresistas, alcaldes y gobernadores, etc.), ahora está pegando un salto muy alto como candidata al Congreso de Colombia. Es decir, un giro de la parapolítica a la política activa.


Y ante tanto irrespeto de los políticos tradicionales con el país, asumió un proyecto electoral que resume muy bien su aforismo de campaña que bautizó “Colombia se respeta”.


Aunque por respeto unos dirán que tiene una figura delgada, a lo puro antioqueño es un flaca que de verdad talla fuerte con su discurso incisivo, muchas veces agresivo y frentero. Mejor dicho no se va por las ramas y así se mostró en su visita a EL MUNDO y en su conversación con la subdirectora Luz María Tobón y este redactor, en el que también se dejaron ver muchas utopías e idealismos.


No se cansó de hablar y de criticar, pues poco le gusta de lo que pasa políticamente en Colombia, hasta reconocer que el Partido Verde y su gran amigo y mentor Enrique Peñalosa se equivocaron, pero no quiere pararse en detalles del pasado, sino mirar hacia delante.


Por eso confía en que esos errores se corregirán con el nuevo proyecto de la Alianza Verde, que congrega en esta oportunidad a muy interesantes grupos sociales y a tres partidos: la UP, los verdes y los Progresistas de Petro, lo que se logró no fácilmente, sino con sudor y lágrimas.


El respeto


Su propuesta a los electorales de hacer respetar a los colombianos desde el Congreso está consignada en unos diez puntos muy concretos.


Y son tan concretos que el inicial plantea de una la expropiación y la silla vacía para los corruptos.


También eliminar la reelección presidencial y limitar a dos periodos la reelección de congresistas, de concejales y diputados.


Se fue de frente contra el procurador por el caso Petro y contra el CNE por su posición contra el logo del uribismo, aunque no se traga a Álvaro Uribe. 


Lo anterior lo calificó como un claro abuso del poder, pero fue más allá y en su agenda de acciones dice que Ordóñez ha abusado porque negó derechos a las mujeres, persiguió a las parejas del mismo sexo y burló el voto popular.


Sobre el caso de los colombianos elegidos por el voto popular está de acuerdo que sean investigados, condenados o destituidos por sentencia judicial y no por el poder absoluto de un funcionario administrativo como Ordóñez.


Y en general son muchísimos los cambios y las transformaciones que esta fogosa, aguerrida y soñadora mujer tiene en su agenda propia.


No se olvida de los derechos de los niños, de un control público eficaz, de una educación para la  reconciliación y el desarrollo, de frenar el contrabando, de darle duro a los políticos y a los contratistas corruptos, de que se deben pagar impuestos y sancionar la evasión, etc.


Todo este cúmulo de propósitos los enmarca en que su generación tendrá que ser capaz de ponerle fin a la guerra y construir una paz transformadora  e incluyente.


Y se despidió diciendo que no quiere escribir más libros sobre bandidos, sino terminar una tesis sobre una Colombia reconciliada.



Alejandro Gómez

Claudia López estuvo en EL MUNDO acompañada por el médico Alejandro Gómez, quien es una de sus fórmulas a la Cámara por Antioquia dentro de la Alianza Verde.


Ambos concretaron una correlación o coherencia en el número electoral y en su consigna de campaña.


Si López tiene el 10 para el Senado, Gómez va con el 110 para la Cámara.


Si López plantea como bandera electoral hacer respetar a Colombia desde el Senado, Gómez sustenta su opción a la Cámara con la meta de meterle respeto al Congreso.


A Alejandro Gómez se le nota por encima un neto toque fajardista y alonsista, y anda, sin el acompañamiento de estos dos personajes de la política parroquial, recorriendo a Antioquia para intentar lograr una muy complicada, difícil y competitiva curul de Cámara seccional, para su condición de aspirante nuevón.