Población

Joint work for a “Ceiling”
Trabajo conjunto por un “Techo”
Autor: Wendy Margarita Restrepo Guzmán
21 de Abril de 2014


Techo es una organización que trabaja por erradicar la pobreza extrema, brindando como principal elemento, viviendas de emergencia a poblaciones que no tienen en dónde vivir.

poblacion@elmundo.com


Me indigna ver realidades tan escondidas”, “nosotros también tenemos derecho a tener una vivienda digna, como ciudadanos que somos”, “si no luchamos unidos no vamos a ganar, una comunidad que no se organiza no logra nada”, “más que un beneficio es un sentido de justicia social”.


Estas son voces de habitantes de Colombia, Argentina, Chile, Ecuador, Venezuela... todos tienen algo en común, que son latinoamericanos en pobreza extrema, pero ahora, gracias a Techo, construyen paredes llenas de esperanza.


Esta organización, que a Colombia llegó hace ocho años, se encarga de brindar “una mano de ayuda” a comunidades marginadas y en extrema pobreza. El principal proyecto que desarrolla es el de brindar casas de emergencia a personas que no tienen en dónde vivir, según lo describió Lina Uribe, directora social de Techo en el país. 


“Acá hemos logrado construir más de 3.600 viviendas de emergencia, hemos trabajado en más de ochenta asentamientos, hemos movilizado a más de 25.000 voluntarios y tenemos instaladas 22 mesas de trabajo -espacios en los que se ha solucionado la emergencia habitacional para que la familia busque soluciones más allá de la vivienda-”, explicó la directora. 


Una de las estrategias que maneja la institución es la de incluir a la comunidad como voluntariado para generar “más sentido de pertenencia”.


“Nosotros escogemos líderes que estarán a cargo en el transcurso del proyecto, una persona que siempre pueda estar pendiente, que conozca los problemas y tenga las ideas para solucionarlos y lograr una solución real, no desde el escritorio o la academia”, comentó Uribe.


Vivienda de emergencia


La realidad de personas viviendo en “ranchitos o cambuches” es muy elevada en Latinoamérica, por eso el principal programa al que le apuesta Techo es la construcción de un hogar con las medidas necesarias para vivir mientras se soluciona de fondo la situación de pobreza extrema.


“Lo que hacemos es remplazar el espacio por una vivienda hecha en madera, aislada del suelo por medio de pilotes, como solución transitoria mientras se encuentra la casa adecuada”, explicó la directora.


En Colombia pueden acceder a estos beneficios ciudades como Medellín, Bogotá, Cartagena, Barranquilla y Cali. Todo procedimiento se hace por medio de una petición formal de toda la comunidad, en la que todos estén de acuerdo, para que Techo proceda a intervenir. 


Programa de educación


De manera paralela, esta organización ofrece el programa “Educación para la paz”. Luego de ver que la educación académica hoy en día es más fácil de acceder, el grupo de voluntariado de Colombia empezó a notar que los niños necesitan refuerzos en el tema de los valores. 


Para Techo, según lo comentó Uribe, “ahora la prioridad es dejar de lado el conflicto para poder tener una participación ciudadana. Este programa que funciona hace un año ha impactado a más de 650 niños”. 


De otro lado, y para no promover la cultura del asistencialismo, después de haber construido su vivienda de emergencia las familias deben trabajar para superar su condición de pobreza.


La opción que Techo les brinda es superar la desnutrición construyendo huertas comunitarias. “Un grupo de voluntarios hace un diagnóstico nutricional de los niños para saber cuáles son las deficiencias de ese lugar. Un ejemplo, si la deficiencia es de hierro, sembramos espinaca”, describió Lina Uribe.