Población

Consejo de Estado reafirma derechos de uniones homosexuales
Autor: Redacción EL MUNDO
30 de Julio de 2014


Este pronunciamiento de la judicatura se convierte en un paso que la comunidad Lgtbi y los defensores de sus derechos celebran como un acercamiento en pos de que las leyes le generen un marco de protección y garantías a las uniones entre personas del mismo sexo.


Una sentencia del Consejo de Estado en la que se ordena al DAS la indemnización de los familiares de Luis Enrique Alzate, asesinado por un agente de esa entidad el 18 de enero de 1997, ha llevado al órgano judicial a reiterar el derecho de las uniones homosexuales a ser reconocidas formalmente como una familia. La consideración se desprende de la inclusión de Lucía Zuluaga Alzate, hermana de crianza del fallecido Luis Enrique, como una de las víctimas que debe ser reparada por sufrir su muerte. 


En este orden de ideas, se sienta un precedente de que el concepto de familia ya no está ligado a los meros parámetros biológicos o de consanguinidad, sino que esa unidad social se puede determinar también por los vínculos amorosos, afectivos, sentimentales y por los proyectos y construcciones que se asumen en común entre las personas. 


Así lo describe una sentencia del magistrado Enrique Gil Botero, que ha trascendido en los medios, en la que el Consejo de Estado señala que “el matrimonio y –principalmente– la familia han dejado de ser unas instituciones ancestrales estructuradas sobre conceptos eminentemente biológicos y religiosos; al contrario como lo demuestra la historia, son fenómenos o procesos dinámicos o vivientes que han evolucionado con el paso del tiempo para transformarse o mutar en organismos sociales que pueden presentar diversas manifestaciones, estructuras o integraciones”.


A esto, el magistrado agrega que “en esa medida, la familia podrá estar constituida  –a modo simplemente ilustrativo– por un padre y una hija, o por una madre soltera con su respectivo primogénito, o por la tradicional decisión libre y voluntaria entre un hombre y una mujer de hacer vida conyugal, o por la decisión libre y voluntaria de dos personas del mismo sexo que se profesan amor y desean realizar vida conyugal”.


Ya en una ocasión anterior, el Consejo de Estado se había pronunciado a favor del matrimonio igualitario. Mauricio Albarracín, director de la ONG Colombia Diversa manifestó que esta visión de la jurisprudencia “reconoce las familias conformadas por parejas del mismo sexo y se une a la Corte Constitucional en garantizar la igualdad y la protección de estas familias”.


En la misma línea, el abogado Germán Humberto Rincón Perfetti, defensor público de los derechos de la comunidad Lgtbi, expresó que “la justicia de nuestro país avanza en la protección de la realidad social, es decir, el reconocimiento de la familia social, la cual va más allá de la biológica, para integrar el amor como elemento fundamental en el reconocimiento de derechos y dentro de ello a las familias diversas, como las conformadas por parejas del mismo sexo. No se puede tapar el sol con discursos conservadores que niegan la realidad y el reconocimiento legal de estas muchísimas formas de expresión”.