Nacional

Colombia y Venezuela acordaron blindarse contra el contrabando
Autor: Redacción EL MUNDO
1 de Agosto de 2014


La cumbre entre los presidentes Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos se desarrolló en un importante ambiente de cooperación entre ambos gobiernos. El tema de los diálogos de paz fue crucial en el discurso de los dos mandatarios.


Tras su encuentro llevado a cabo en la ciudad de Cartagena, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Nicolás Maduro, coincidieron este viernes en señalar que el proceso de paz con las guerrillas debe fortalecerse, pero que para ello es imprescindible que se evidencien “gestos reales” que demuestren que la subversión realmente quiere ponerle punto final a las cinco décadas de conflicto armado que completa Colombia.


En rueda de prensa llevada a cabo en horas de la tarde, Maduro manifestó el respaldo de su país al desarrollo de los diálogos, pero precisó también que es necesario acelerar la búsqueda de acuerdos concretos para acercarse al logro del fin del conflicto. 


Durante la instalación de la cumbre binacional entre Colombia y Venezuela, Maduro no dudó en afirmar que el proceso de paz colombiano avanza por un buen camino y que considera que el fin del conflicto en Colombia está cerca. Al respecto, el mandatario venezolano añadió que su país ha colaborado con la paz del nuestro, y que así lo seguirá haciendo.


A su vez, Santos agradeció las palabras de apoyo a la que fue la bandera de su campaña reeleccionista e insistió en que su objetivo principal es finalizar con los 50 años de guerra interna que han generado tantas dificultades, no sólo para el país, sino para la región en general. A ese respecto, el mandatario colombiano precisó que los diálogos entraron ya en su etapa definitiva.


Ya en lo referente a acuerdos productos de la cumbre bilateral, se tomaron importantes decisiones en distintos frentes. El primero de ellos tiene que ver con las relaciones comerciales en la frontera. Al respecto se acordó un plan de choque para enfrentar el contrabando, lo cual se materializaría con puestos de control en los que trabajarían conjuntamente autoridades de las dos naciones.


De este modo se creó el Centro Binacional de Control y Lucha Contra el Contrabando, que vigilará la extensión de más de 2.000 kilómetros de frontera entre los dos países. También se logró pactar cooperación entre las entidades de inteligencia financiera de las dos naciones para confiscar el dinero de las mafias.


Otra decisión fue la creación de una mesa económica permanente para potenciar el comercio legal, pero aún no se tiene claro cuál será el tipo de cambio ni a qué moneda internacional se realizará, pues seguramente se sentirán económicamente los excedentes.


Por último, Venezuela se comprometió con Colombia a aportar ayudas alimenticias a 140 mil indígenas de la tribu wayúu, residentes en La Guajira, en zona fronteriza. Para llevarla a cabo, ya fueron dispuestos mecanismos de entrega.