Internacional

Black box of Egyptair’s plane cabin found
Hallada la caja negra de la cabina del avión de Egyptair
17 de Junio de 2016


La información en el interior de la caja negra hallada ayudará a esclarecer las causas de la tragedia, que acabó con la vida de los 66 ocupantes de la aeronave que cubría la ruta París-El Cairo.


Foto: EFE 

El navío “John Lethbridge” continuará con las labores de búsqueda de la segunda caja negra.

EFE


Los equipos de búsqueda del avión de Egyptair siniestrado el pasado 19 de mayo hallaron ayer la caja negra de la cabina, lo que ayudará a esclarecer las causas de la caída de la aeronave al Mediterráneo con 66 personas a bordo.


Un comunicado del Ministerio egipcio de Aviación Civil informó del hallazgo que, en principio, permitirá escuchar las conversaciones mantenidas en la cabina del aparato.


La Fiscalía General ordenó el inmediato traslado del artefacto a la ciudad costera de Alejandría, añadió la fuente.


La caja negra fue recuperada en varias etapas, ya que quedó dañada, aunque el equipamiento del barco permitió extraer la unidad de memoria, que es considerada como la parte más importante del aparato.


El hallazgo fue realizado por el navío “John Lethbridge”, de la empresa francesa Deep Ocean Search, después de haber localizado este miércoles varios emplazamientos claves donde había restos del avión siniestrado, según anunció el Ministerio en otro comunicado.


El pasado 1 de junio, el departamento del Gobierno egipcio y el organismo francés de Investigación de Accidentes Aéreos (BEA) informaron que los equipos que trabajan en el Mediterráneo habían recibido señales que podrían conducir al hallazgo de uno de esos artefactos.


El barco continuará con las labores de búsqueda de la segunda caja negra, que continúa desaparecida.


Esos trabajos se están realizando a contrarreloj ya que, según comunicaron los expertos esta semana, las cajas negras dejan de emitir señales tras cinco semanas, lo que dificultaría de manera importante las labores de búsqueda.


Recientemente, en esas tareas participaba también la Marina francesa con su buque “Laplace”, hasta que, ayer, esa división del Ejército galo anunció que su barco había abandonado la zona.


El buque “Laplace”, en el que viajaban expertos del BEA y un equipo de la empresa francesa Alseamar especializada en acústica submarina, dio así por concluida su misión después de que el navío “John Lethbridge” reforzara el dispositivo.


Por el momento, y pese a que el mismo día del siniestro el ministro egipcio de Aviación Civil, Sharif Fathi, apuntó que era más probable que la caída se hubiera debido a un atentado que a un problema técnico, ninguna información en la investigación aclara si la hipótesis principal es un accidente o un atentado terrorista.