Internacional

Chavismo denuncia plan de magnicidio y relaciona a Estados Unidos
Autor: Redacción EL MUNDO
28 de Mayo de 2014


El chavismo hizo hoy nuevas denuncias de planes de "magnicidio" y "golpe de Estado" contra Nicolás Maduro, en las que involucró a la exdiputada opositora Maria Corina Machado y el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker.


EFE


El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, dirigente nacional del Partido Socialista (PSUV), presentó como prueba varios correos electrónicos supuestamente enviados por Machado a políticos de oposición como Diego Arria y Henrique Salas Romer y que presuntamente forman parte de una "investigación penal y criminal".


"Denunciamos (...) que hay un complejo plan dirigido a acabar con la paz de este país que incluye, en primer lugar, el intento de magnicidio (...) de la ultraderecha venezolana para intentar el asesinato del presidente Nicolás Maduro junto con un golpe militar en evolución que afortunadamente se ha desactivado", afirmó Rodríguez.


Ese magnicidio "promovería el desbordamiento de la violencia y sentaría las bases y la oportunidad para que la injerencia extranjera se impusiera", añadió Rodríguez en una rueda de prensa acompañado por la dirección del partido, incluido el vicepresidente, Jorge Arreaza, el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, y la primera dama, Cilia Flores.


PRUEBAS


En uno de los mensajes, enviado entre direcciones sin nombres de personas y atribuido por Rodríguez a Machado, la exdiputada se dirige presuntamente al abogado Gustavo Tarre para decirle: "Ya Kevin Whitaker me reconfirmó el apoyo e indicó los nuevos pasos".


"Contamos con una chequera más fuerte que la del régimen, para romper el anillo de seguridad internacional que ellos mismos han creado a punta de plata regalada", continuó Rodríguez leyendo el mensaje que atribuyó a Machado.


"¿Sabía el departamento de Estado de los EE.UU. que la ultraderecha venezolana cuando intenta sus eventos criminales (...) pide instrucciones y autorización a un oficial del departamento de Estado norteamericano? ¿Lo sabe el señor presidente Barack Obama?", se preguntó Rodríguez.


En otro supuesto correo de Machado al ex diplomático venezolano Diego Arria, declarado opositor al Gobierno, se dice: "ya creo que llegó la hora de acumular esfuerzos, hacer las llamadas necesarias y obtener el financiamiento para aniquilar al Maduro y lo demás caerá solo".


El dirigente chavista afirmó que estos mensajes y otras pruebas que, aseguró, tienen pero no han difundido aún demuestran que "las llamadas protestas estudiantiles denominadas guarimbas (disturbios y barricadas callejeras) no fueron en modo alguno protestas estudiantiles ni protestas espontáneas".


Indicó que esas protestas, que se suceden desde febrero pasado, serían una de las fases del "golpe continuado" contra Maduro, que en sus otras etapas incluiría el golpe de Estado abortado, del que, dijo, ofrecerán más detalles en los próximos días, y el intento de magnicidio.


Además, demostrarían, en su opinión, "el involucramiento al menos de un funcionario del Departamento de Estado, un altísimo funcionario del Departamento de Estado, embajador en Colombia" en los planes desestabilizadores.


Hoy precisamente la Cámara de Representantes de EE.UU. tiene previsto votar una moción de los republicanos que insta al Gobierno de Barack Obama a imponer sanciones contra miembros del gobierno venezolano sospechosos de violar los derechos humanos


"Nosotros queremos convocar a los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora a una reunión para presentarles todas esta pruebas y que ellos digan si son partícipes de este plan magnicida criminal en contra del pueblo de Venezuela", dijo Rodríguez.



CONTEXTO

Venezuela vive protestas contra el Gobierno desde hace más de tres meses que en algunas ocasiones han derivado en incidentes violentos que han dejado 42 muertos, más de ochocientos de heridos y centenares de encausados.


El Ejecutivo sostiene que estas manifestaciones son organizadas con la finalidad de desestabilizar al Gobierno y promover una salida fuera de la Constitución venezolana, algo que la oposición niega.


Desde el año pasado el Gobierno viene denunciando de manera reiterada planes de magnicidio y de intento de golpe de Estado en Venezuela de diverso tipo y en los que ha involucrado a Estados Unidos y al expresidente colombiano Álvaro Uribe.