Internacional

Germany faces the horror again
Alemania vuelve a enfrentarse al horror
23 de Julio de 2016


Las autoridades alemanas activaron la alerta antiterrorista en Múnich.
Los motivos del ataque son del todo desconocidos



Foto: EFE 

La Policía le pidió a las personas en Múnich abandonar los espacios públicos y permanecer en sus casas.

EFE


Al menos diez personas murieron, incluyendo al agresor, quien se suicido, en un tiroteo registrado ayer en un centro comercial de Múnich. La Policía investiga si uno de los cadáveres hallados a un kilómetro del lugar de los hechos es de uno de los atacantes, indicaron fuentes de las fuerzas de seguridad.


En una comparecencia ante los medios de comunicación en Múnich, un portavoz policial informó del balance de víctimas, sin precisar el número de heridos trasladados a los hospitales.


El portavoz insistió en que el tiroteo es abordado por la Policía como un atentado terrorista porque los testigos informaron que el ataque fue perpetrado por tres personas con armas largas. Sin embargo, señaló que no hay indicios que apunten por el momento a un atentado yihadista.


Hasta ahora, según el ministro alemán de la Cancillería, Peter Altmaier, no se ha descartado ninguna hipótesis.


Según testigos citados por la Policía en un primer momento, los tres atacantes abandonaron el centro comercial tras el tiroteo, lo que desató un gran operativo en la ciudad, con todo el transporte público bloqueado.


El presidente alemán Joachim Gauck se mostró "horrorizado" por el ataque y, según confirmaron fuentes del Ejecutivo de la canciller Angela Merkel, el Gabinete de emergencia del Gobierno se reunirá hoy en la Cancillería.


Altmaier, a través de su cuenta en Twitter, subrayó que "no vamos a permitir que los terroristas logren su objetivo, que es provocar intranquilidad de la población".


Medidas de seguridad 


La Policía pidió poco después del suceso a los ciudadanos que se encontraban en Múnich abandonar los espacios públicos y no salir de sus casas mientras se intentaba capturar a los agresores.


El servicio de metro quedó suspendido de inmediato tras el ataque, lo mismo que el resto de transportes públicos, mientras las fuerzas de seguridad desplegaban a todas las unidades disponibles de los distintos cuerpos policiales en la ciudad.


Para facilitar el operativo policial se pidió asimismo a los automovilistas que abandonaran las autopistas que van en dirección a Múnich, así mismo la estación central de ferrocarril quedó evacuada y se suspendió el tráfico ferroviario hacia ella.


Al cierre de esta edición, se conoció que las autoridades activaron la alerta antiterrorista que implica, entre otros, la capacidad de poder disponer de los efectivos de todos los cuerpos policiales.



El mundo reacciona ante el atentado

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó ayer que "toda Europa está ahora con Múnich", acompañando y apoyando a los muniquenses y alemanes tras el ataque.


"Toda Europa está ahora con Múnich" señaló el político polaco en un mensaje en alemán e inglés en su cuenta de la red social Twitter.


Por su parte el presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció al país "toda la ayuda" que pueda ser necesaria para hacer frente al ataque.


Mientras que el Gobierno de Costa Rica expresó su solidaridad con las autoridades de Alemania y lamentó profundamente las víctimas originadas en el ataque.


"El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto reitera su condena a todo acto de terrorismo que menoscabe la vida institucional de una democracia sólida como es Alemania", indicó la Cancillería en un comunicado de prensa.