Economía

Watchdog office seeks to check investments in Antofagasta
Veeduría quiere revisar inversiones en Antofagasta
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
21 de Diciembre de 2016


Una de las dificultades planteadas por la Veeduría es que organizaciones como la suya tienen complicaciones en el acceso a la información de las instituciones y empresas.


Foto: Cortesía 

Aguas de Antofagasta fue adquirida por EPM en junio de 2015

Con el fin de respaldar el proceso que lleva adelante la Contraloría de Medellín sobre las inversiones de EPM en Aguas de Antofagasta (Adasa), se sumarán dos nuevos actores. Estos serán la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín y el Sindicato de Industria de los Trabajadores Profesionales de las Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios, Complementarios y Conexos (Sinpro).


Así lo precisó la concejal Luz María Múnera (Polo Democrático), una de las promotoras de que se investigara a EPM por las inversiones en el país austral: “La presencia de la Veeduría y de Sinpro es fundamental porque es decirle a la Contraloría,  ’aquí estamos apoyando a los órganos de control, aquí estamos apoyando el trabajo de cuidar el patrimonio público’”.


Fue el pasado 5 de diciembre, cuando la Contraloría General de Medellín dictaminó que el valor pagado por EPM en la adquisición de Adasa tuvo un sobreprecio que equivale a $562.000 millones. Decisión que la principal empresa de la ciudad considera injusta por lo cual ya prepara sus descargos.


Carlos Díaz Lotero, vocero de la Veeduría señaló: “Nos preocupa la política de expansión de inversiones internacionales de EPM, cuando la misma empresa ha reconocido que han visto afectarse la tasa interna de retorno de esas inversiones”. 


Explicó Díaz Lotero que el manejo bajo criterios de rentabilidad financiera de los últimos años puede afectar la rentabilidad total de un patrimonio que es clave para la ciudad. 


“Esta es una ciudad que tiene problemas no resueltos de servicios públicos domiciliarios, hay muchas necesidades y creo que hay que tener un equilibrio entre la rentabilidad social y la rentabilidad financiera”, agregó el vocero.


¿Y cuál será el papel de la Veeduría, toda vez que la Contraloría ya lleva adelante el proceso contra EPM?


“Pediríamos que se nos dé la información que necesitamos para hacer nuestras valoraciones también con nuestros técnicos, una dificultad que hemos tenido. Vamos a mirar esta problemática, hacer nuestras observaciones y sugerencias para que este patrimonio se preserve”, respondió Díaz Lotero.


Por su parte Olga Arango, presidente de Sinpro, agregó que respetan “la investigación que ha hecho la Contraloría, inclusive le pedimos que la profundicen y que la detallen”.


Finalmente, María Paulina Aguinaga (Centro Democrático), la concejal que junto a Múnera ha liderado la investigación sobre las inversiones de la empresa municipal fuera del país concluyó que “el control social es sumamente importante para que este proceso no se archive como lo han querido hacer los otros funcionarios de EPM”.



EPM no ha cambiado su posición

Al consultarle a EPM sobre las acciones anunciadas por la Veeduría y Sinpro, respondieron que seguirán con el plan anunciado cuando se conoció el pronunciamento de la Contraloría.


En aquella oportunidad el vicepresidente ejecutivo de Finanzas Corporativas y Gestión de Riesgo, Jorge Andrés Tavares, explicó: “Nosotros estamos absolutamente convencidos que Aguas de Antofagasta es una buena inversión. La metodología que usamos para definir el valor en este caso y en todos es la universalmente aceptada que es el flujo de caja libre descontado”. Por ello la empresa anunció que presentará sus descargos ante la Contraloría.