Economía

Risk in departmental distillers
Riesgo en licoreras departamentales
Autor: Olga Patricia Rendón Marulanda
19 de Febrero de 2015


La Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) le representó al Departamento en 2014 cerca de $800.000 millones en impuestos y dividendos.


Twitter: @olgarendonm


El Artículo 191 del Plan Nacional de Desarrollo encendió alarmas en las licoreras departamentales porque propone modificar las tarifas del impuesto al consumo de los licores, vinos y aperitivos que subirían gradualmente de ahora a 2019. 


Según la industria licorera mientras a los productos nacionales se les aumentan los gravámenes, a los importados se les reducen, lo que atenta contra las industrias locales Según una proyección de la Asociación Colombiana de Empresas Licoreras (Acil), se pretende aumentar los impuestos por grado alcoholimétrico de los productos nacionales desde $272 a $345 en los próximos cinco años y disminuir los impuestos de los licores importados desde $478 a $345.


Para Amilkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos, “la preocupación que invade a los departamentos que se verían afectados con tales disposiciones es tanto mayor habida cuenta que los recursos que se birlarían tienen por ministerio de la ley como destinación específica la salud y la educación. Esta propuesta, además de improcedente, es altamente inconveniente para los fiscos departamentales que tienen en el monopolio rentístico de licores una de sus principales fuentes de recursos para su financiamiento”.


Acosta concluyó que “estos recursos representan hoy día en conjunto alrededor de $1,6 billones, de modo que con la desaparición del monopolio dichas empresas quedan en un grave predicamento, pues para ellas significaría la extremaunción, sólo restaría aplicarle los santos óleos y levantarles el acta de defunción”. 


Antioquia no escapa de la preocupación, el gobernador Sergio Fajardo manifestó que hablará con el presidente Juan Manuel Santos para explicarle todos los problemas financieros que puede acarrear: “Nosotros no estamos de acuerdo con esa norma en la que se acaba el monopolio de los licores en cabeza de los departamentos de Colombia, en particular de nosotros con la Fábrica de Licores. Igualmente estamos en desacuerdo en que se cambie, como se está proponiendo, la forma cómo se recauda el impuesto una vez se consume un licor. Para nosotros el tema de los licores es un tema muy importante, es un recurso extraordinario que tiene el Departamento”. 


Esto, según el gobernador, afecta las finanzas departamentales mucho más allá de lo pensado inicialmente, “los departamentos tienen muy pocos recursos, se disminuirán los ingresos por regalías, entonces nosotros tenemos que cuidar con todo juicio los recursos que vienen por la venta y el consumo de licor de nuestra Fábrica”.



Reacciones

El Congreso de la República tiene hasta el 20 de mayo para aprobar el Plan Nacional de Desarrollo para la vigencia 2014-2018 en el que está incluido el polémico Artículo 191 y estas son algunas de las reacciones que ha suscitado:


El senador Jorge Enrique Robledo dijo en su cuenta de twitter @JERobledo: “Normas de #ElPlanDeDesarrolloDeSantos lesionan a las industrias licoreras nacionales y favorecen el trago extranjero”  


El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, confirmó que se trata de un ajuste con la normatividad que imponen los Tratados de Libre Comercio suscritos por el país y los requerimientos de la Ocde. Se trata de garantizar “igualdad en el tratamiento a los licores nacionales e importados y que no haya discriminación, que no se pueda adoptar precios arbitrariamente para proteger el mercado”, dijo.