Economía

Labor plan leaves debt on the first years of the Free Trade Agreement (FTA)
Plan laboral deja deuda en primeros años del TLC
Autor: Duván Vásquez
8 de Abril de 2014


Las centrales obreras y sindicales presentaron, en Washington y Colombia, un informe sobre la actualidad del acuerdo laboral conocido también como el Obama-Santos, que será puesto en consideración del Congreso de Estados Unidos.


El Ministerio de Trabajo anunció que Colombia marcha favorablemente con los acuerdos suscritos en el Plan de Acción Laboral (PAL), compromiso adquirido hace tres años para darle vía libre en el Congreso de Estados Unidos al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas naciones.


Este plan contiene 37 medidas que fueron adoptadas el 7 de abril de 2011, con el propósito de mejorar las condiciones laborales que se presentan en el país, razón por la cual estaba atorada la aprobación del Acuerdo Comercial en el Parlamento estadounidense.


Rafael Pardo Rueda, ministro de Trabajo, admitió que todavía “persisten importantes desafíos que impactan el trabajo formal, la plena garantía de derechos y de las libertades fundamentales de los ciudadanos y la superación de la violencia, incluida la cometida en contra de sindicalistas”. Sin embargo, hay unos logros en materia de los compromisos adquiridos en el PAL.


De acuerdo con el titular de la cartera Laboral, se han cumplido 19 puntos esenciales del Plan en estos tres años como la creación del Ministerio de Trabajo, la planta de inspectores pasó de 480 a 904 cargos de los cuales 683 ya están en ejercicio, aumento de las penas por violación a los derechos de asociación y el castigo a quien promueva pactos colectivos con mejores condiciones a los trabajadores no sindicalizados, multas a los casos de intermediación laboral ilegal, programas de formalización del trabajo y lucha contra la impunidad en los delitos contra la población sindical. 


“Se ha priorizado la protección de los derechos laborales internacionalmente reconocidos, la prevención de la violencia contra sindicalistas y el castigo a los autores de estos actos violentos. Estos compromisos coinciden con lo establecido en el Acuerdo Tripartito (trabajadores, Gobierno y empresarios) y las recomendaciones de la misión de Alto nivel que visitó a Colombia en 2011”, expresó el ministro Pardo Rueda.


Discrepancia obrera


En contraste a los resultados del Gobierno Nacional, las centrales obreras y sindicales presentaron su análisis de la evaluación a los compromisos del PAL, del que aseguran que 30 puntos se han desarrollado de manera parcial e ineficiente y que los otros siete no se han implementado de ningún modo.


Entre ellos están el mejoramiento del sistema de medición y resolución de conflictos, aplicación de un régimen para prevenir el uso indebido de las empresas de servicios temporales, informe sobre el comportamiento laboral de esas empresas, campañas sobre el uso legal de los pactos colectivos, inspección laboral preventiva para el uso legal de los pactos colectivos, compilación y ejecución de la doctrina y la jurisprudencia de servicios esenciales; y el análisis de los casos cerrados de acuerdo con la lista de violencia antisindical.


Según Fabio Arias, secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), organización que junto a la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) y la Escuela Nacional Sindical (ENS) presentaron un informe del PAL, el 70 % de los trabajadores en Colombia siguen por fuera de la ley laboral, porque después de tres años de presentadas las medidas se mantiene la precariedad en el empleo y la intermediación laboral, por medio de figuras como las cooperativas de trabajo asociado que se han modificado.


Además, “siguen las mismas violaciones con los trabajadores en materia de asociación y libertad sindical”, dijo Arias.


En ese sentido, Jaime Montoya, presidente de la CUT en Antioquia, indicó que desde 2011 se han presentado 73 asesinatos de sindicalistas, de los cuales el 96 % está en completa impunidad.


A pesar de que el Ministerio de Trabajo registró, desde el comienzo del PAL, multas por intermediación laboral ilegal por más de $157.000 millones, Héctor Vásquez, especialista Laboral de la ENS, indicó que “940 sanciones a empresas prescribieron por falta de cobros en 2012 y en 2013 otras 540”.


De las 461 sanciones hechas entre enero y octubre de 2013, el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) solo ha logrado dejar en firme y terminada la investigación para 17 empresas. “En eso hay mucha ineficiencia por parte del Ministerio de Trabajo y de las instituciones encargadas de hacer el cumplimiento”, aseveró Vásquez.


Intermediación laboral


El Gobierno Nacional expidió la Ley 1429 de 2010 y el Decreto 2015 de 2011 para evitar la intermediación laboral ilegal tal y como lo hacían muchas cooperativas de trabajo asociado, porque sus empleados no se rigen por el Código Sustantivo del Trabajo, lo que facilita la vulneración de los derechos laborales.


Sin embargo, muchas cooperativas mutaron a Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), es decir, que solo cambiaron su razón social y siguen haciendo intermediación sin ninguna sanción por parte del Ministerio de Trabajo, según el especialista Laboral de la ENS, Héctor Vásquez, quien aseguró además que otras de esas cooperativas se transformaron en “falsos sindicatos” y el contrato cooperativo se convirtió en contratos sindicales, porque estos no se discuten y pueden tercerizar, porque es una forma de contratación colectiva que existe en el Código Sustantivo del Trabajo.


“El Gobierno lo está presentando como un aumento de la sindicalización y contratación colectiva en el país”, expresó el presidente de la CUT en Antioquia, Jaime Montoya.


La petición de las centrales


Las centrales obreras y sindicales pretenden que esta evaluación no se quede en el papel y genere una muestra de voluntad para poner en marcha una política amplia de protección y garantías de los derechos laborales de los colombianos. Por eso, es necesario que los gobiernos de Estados Unidos y Colombia asuman por lo menos tres compromisos de manera inmediata:


Lo primero es la extensión del periodo de la implementación de este PAL por lo menos por cuatro años más, que se conforme paralelamente una comisión independiente que tendría la tarea de hacer una veeduría de cumplimiento de cada una de las 37 medidas; y se propone que la comisión esté conformada por los representantes de los congresos de ambos países, la Confederación Sindical de las Américas (CSA), las centrales sindicales de Estados Unidos y Colombia; y por representantes de organizaciones no gubernamentales que trabajen el tema de los derechos laborales y sindicales.


Finalmente se plantea al Gobierno la presentación de un balance completo de la implementación en Colombia del PAL y que haya una discusión de ella para llevarla a la Comisión Permanente de Políticas Salariales y Laborales.



Objetivos de la OIT para lograr el Trabajo Decente

- Crear trabajo para una economía que genere oportunidades de inversión, iniciativa empresarial, desarrollo de calificaciones, puestos de trabajo y modos de vida sostenibles.


- Garantizar los derechos laborales para lograr el reconocimiento y el respeto de los mismos en beneficio de todos los trabajadores, y en particular de los empleados desfavorecidos o pobres que necesitan representación, participación y leyes adecuadas que se cumplan y estén a favor, y no en contra, de sus intereses.


- Extender la protección social para promover tanto la inclusión como la productividad al garantizar que mujeres y hombres disfruten de condiciones de trabajo seguras, que les proporcionen tiempo libre y descanso adecuado.


- Promover el diálogo social  para la participación de organizaciones de trabajadores y de empleadores, porque es fundamental para elevar la productividad, evitar los conflictos en el trabajo, así como para crear sociedades cohesionadas.