Economía

Navigability in Magdalena river, against the clock
Navegabilidad del Magdalena, contra el reloj
Autor: Yonatan Rodríguez
21 de Diciembre de 2016


Gracias a la alianza entre el consorcio colombo-brasileño Navelena, y el crédito otorgado por el megabanco Sumitomo de Japón,



Navelena

El río Magdalena recorre el país de sur a norte a lo largo de más de 900 kilómetros.

La obra, que se encuentra a cargo de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), ve nuevamente su viabilidad económica, luego de que en mayo la Corporación informara las dificultades financieras por las que pasaba la obra.


La propuesta de cierre financiero, hecha por Navelena y Sumitomo,  que requería en principio US$220 millones para declarar su viabilidad y obtuvo 20 de más, fue aprobada por los organismos encargados de la ejecución del proyecto, quienes informaron que cerca del 70% de estos recursos serán utilizados en encauzamiento y en obras hidráulicas de colocación de roca a lo largo de 908 kilómetros entre el municipio de La Dorada, en el departamento de Caldas; Puerto Salgar, en Cundinamarca; y Barranquilla, en el departamento del Atlántico.


El presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, explicó sobre el estado actual del proyecto, que ya lleva seis meses de retraso, que los proveedores se han comprometido a trabajar de manera continua por lo que resta de diciembre para asegurar la llegada de los insumos para las obras a finales de enero del próximo año. “Recibimos de Navelena un plan de construcción bastante agresivo y acelerado, para compensar estos seis meses de atraso que tuvimos. Resulta que el río no necesita obras entre Barranca y la costa Caribe, porque es naturalmente profundo, pero si vamos río arriba de Barranca a La Dorada, el río deja de ser navegable, esas son las obras de encauzamiento más necesarias y son las que presentan más demora”, precisó Andrade al apuntar que los inversionistas de los 42 puertos propuestos para este proyecto también están en proceso de activación de sus obras.


Desde la perspectiva de Jorge Barragán, gerente de Navelena, la alianza con el banco asiático ha sido la ficha clave en la continuación del proyecto, que para recuperar parte del tiempo perdido iniciará simultáneamente los trabajos de topografía y limpieza de las zonas de trabajo para tener la colocación de la primera estructura el 15 de febrero del próximo año, aproximadamente. “Ya tenemos mucho equipo en la obra dispuesto, el personal está contratado, y estamos avanzando con los preliminares, las instalaciones de campamento y los talleres. Seguimos comprometidos en hacer del río Magdalena la mejor autopista del país”, detalló el directivo. 


Pese a la gran cuantía del crédito con Sumitomo, una entidad que ya ajusta cinco años en Colombia, los términos del préstamo, como tasas de interés y plazos, se han mantenido en estricta confidencialidad, dado que se trata de una Alianza Público Privada (APP) que vería la culminación del proyecto en un tiempo estimado de cuatro años. 



Qué es una APP

Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), una Alianza Público Privada (APP) es un mecanismo que permite vincular al sector privado para proveer bienes y servicios públicos asociados a una infraestructura. La Asociación Público Privada involucra, dentro del contrato de largo plazo, la retención y transferencia de riesgos entre las partes y la definición de los mecanismos de pago, relacionados con la disponibilidad y el nivel de servicio del bien provisto. Hay dos tipos de APP: iniciativa pública e iniciativa privada.