Economía

Tax reform discussions advance quickly
Avanza velozmente discusión de Reforma Tributaria
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
21 de Diciembre de 2016


La Cámara de Representantes votó rápidamente a favor la mayoría de los artículos y al cierre de esta edición se aprobaron casi 345. Hoy continuará el debate del proyecto de la Reforma Tributaria en el Congreso.



Sebastián Delgado / MinHacienda.

El ministro de Hacienda durante su ponencia en el Congreso de la República.

El Gobierno radicó el pasado lunes la ponencia del proyecto de Reforma Tributaria en el Congreso y sus discusiones iniciaron ayer en las plenarias tanto de Cámara como de Senado. En tan sólo diez horas, la Cámara de Representantes aprobó casi 345 artículos de los 367 que contempla el proyecto donde 297 de ellos fueron aceptados en una sola votación, representando casi el 90% y en el Senado la presentación de 18 artículos llevó a que se demorara un poco más de dos horas.


Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, este proyecto de Ley se radicó hace dos meses y explicó durante su ponencia que hay varios motivos que apuntan en la dirección de la necesidad de esta Reforma, “es evidente que el país durante la última década y en varios gobiernos, tuvo la enorme oportunidad de gozar de unos ingresos adicionales que provinieron del petróleo, eso llegó a ser en el año pico $23,6 billones y eso se redujo a 0 y el año entrante será 0”. Esto significa que el país venía con un ritmo de ingresos por cuenta del petróleo, gracias a la mayor producción y altos precios, pero de repente se enfrentó a una situación que ya no se puede cambiar. 


“No tenemos ya $24 billones con los que contábamos en el año 2013, hasta el año pasado se recibieron algunos de estos ingresos y este año desaparecieron y lo mismo pasará el próximo”, señaló el jefe de cartera de Hacienda y planteó “¿cuál es la alternativa? ¿Retroceder en el avance en la inversión social e infraestructura o por el contrario, buscar recursos para sostener ese mismo avance?”. 


Además, explicó Cárdenas Santamaría que si no se consiguen unos ingresos adicionales, se comprometería la sostenibilidad fiscal de Colombia y en ese caso se perdería la calificación actual de triple B.


Olga Velásquez Nieto, representante a la Cámara del Partido Liberal y ponente de la Reforma Tributaria, manifestó que el nuevo documento que presentaron al Congreso tuvo diversas modificaciones “hoy tenemos un mejor documento. Los asalariados no se van a gravar, no se disminuyó la base gravable de 1.400 UVT a 1.000 que quería el Gobierno, es decir los nuevos 440.000 contribuyentes que pretendían no van. El internet fijo estrato 1, 2 y 3 está exento de IVA, las motos que se les iba a cobrar el impoconsumo a todo cilindraje le colocamos un límite, solamente se le cobra a las de 180 centímetros cúbicos hacia arriba. Los planes de datos de $30.000 hacia arriba se le cobra el impoconsumo. Fue un re-ejercicio juicioso y que beneficia a los menos favorecidos”. 


En contraste, Honorio Henríquez Pinedo, senador del Centro Democrático, reafirmó su voto negativo a la Reforma Tributaria y manifestó su desacuerdo con el aumento del IVA del 16% al 19% y la aplicación del monotributo, que, en su opinión, amenaza la supervivencia de canales tradicionales de la economía como son las tiendas de barrio, las peluquerías y demás establecimientos que movilizan aproximadamente el 50% de la distribución del mercado, sumado a que esta Reforma “regresiva e invasiva tiene como fin último resolver con urgencia el hueco fiscal”.


Jorge Robledo Castillo, senador del Polo Democrático Alternativo, explicó durante su ponencia que hay un “ganso en la Reforma Tributaria”, es decir, la diferencia entre los impuestos progresivos y regresivos y ejemplificó: “Hay quienes piensan equivocadamente que si un súper rico paga $2 de impuesto y un súper pobre paga lo mismo es muy democrático el sistema, porque cada uno paga igual. Imaginemos una pastilla de jabón de $2 con IVA 19% son $380 y con diez pastillas al año $3.800. Este valor para el más pobre de Colombia es una suma inmensa, porque además gasta en otras cosas y para el más rico $3.800 es una suma despreciable. Para el primero ese impuesto que está pagando y que es un IVA significa que debe de dejar de comprar otros bienes de primera necesidad para pagarlo. Lo más grave es que los sectores populares y clases medias y bajas que son casi la totalidad de la población, la masa total del recaudo la aportan son los pobres de Colombia y no los más poderosos”. 


Además, agregó Robledo Castillo que “el IVA y consumo sumarían $6,8 billones, que es lo que van a recaudar el año entrante, más impuesto a los combustibles ($1 billón) sumarían $7,8 billones. ¿Qué le va a pasar a la renta el año entrante? A las empresas les disminuyen $1,26 billones, pero a los sectores bajos les clavan $7,8 billones más. A los de arriba les reducen los impuestos que no eran tan altos y en el 2022: impuestos indirectos, IVA, 4x1000, entre otros”.


Por lo pronto, el debate de la Reforma Tributaria continuará hoy en el Congreso de la República.