Derechos Humanos

Victims of criminal bands, unprotected
Víctimas de Bacrim, desprotegidas
20 de Noviembre de 2012


Mientras el Gobierno identifica a los periodistas afectados por el accionar de las Farc y las Auc en medio del conflicto, los reporteros víctimas de las Bacrim están por fuera de la Ley y con pocas esperanzas de reparación.

Foto: EL MUNDO 

De los 13 periodistas amenazados en el departamento, cinco tienen esquema de seguridad, otorgado por la Unidad Nacional de Protección, entidad adscrita al Ministerio del Interior.

Redacción


Los periodistas víctimas de las bandas criminales están inconformes porque la Ley 1448 los excluye y no les brinda reparación integral como a los afectados por las Farc y las Auc. Afirman que la norma debe ser modificada porque las bacrim son las que más amenazan, despojan y asesinan.


Juan Guillermo Cano, director de la Asociación de Redes de Comunicación Comunitaria de Antioquia, Asoredes, asegura que los reporteros amenazados están en las zonas más olvidadas del departamento, a merced de grupos armados  y sin garantías de seguridad. “Somos objetivo de estos delincuentes. Los medios  comunitarios son los más afectados”, advierte.


El líder agrega que los comunicadores son intimidados por estos grupos. Si insisten en contar la verdad, son  hostigados, desplazados y asesinados. Exige que la Ley les brinde verdad, justicia,  reparación económica y simbólica, y la no repetición de los hechos victimizantes.


Edilberto Agudelo Arenas, director de la emisora Briceño Estéreo, ha sido amenazado de muerte en repetidas ocasiones hasta que fue despojado de  su vivienda. Su esposa, la periodista Dioselina Morales, también fue víctima de  desplazamiento de las Bacrim.


Ellos le exigen al Gobierno que los incluya en la ruta de reparación,  para tener mayores garantías, pues aún tienen temor y quieren recuperar su oficio y su vivienda.


“La Unidad de Víctimas debe tomar medidas porque las bandas criminales están integradas por exparamilitares y exguerrilleros que siguen victimizando”, dice Edilberto Agudelo.


El reportero añade que el Gobierno además de reparar, debe avanzar en investigaciones y judicializaciones de los integrantes de grupos armados que están azotando la libertad de prensa.


Entre tanto, Melissa Quintana, representante de la Unidad Nacional de Víctimas, explica que el artículo tres de la Ley 1448 define que las víctimas de la guerrilla, de las Auc y de agentes del Estado serán reconocidas y asegura que aunque las víctimas de las Bacrim no pueden acceder a la reparación integral, tienen derecho  a la asistencia de emergencia.


Por ahora el Gobierno no modificará la Ley, pero es una posibilidad que no descarta la experta. Mientras tanto, el Estado avanza en la identificación de los periodistas víctimas de la guerrilla y las autodefensas para incluirlos en el Registro Único de Víctimas y empezar la ruta de reparación.



Identifican víctimas


Miembros del Centro de Memoria Histórica y de la Unidad Nacional de Víctimas investigan sobre el daño causado a los periodistas durante el conflicto y a la libertad de expresión, afectados por el accionar de las Farc y las Auc.


Andrés Morales, director de la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, afirma que "es una iniciativa que recibimos con satisfacción y con expectativa. Lo importante es que el Gobierno reconozca que los medios han sido víctimas de la violencia y resalte la importancia que tiene el periodismo para la democracia".


Por su parte, Paula Gaviria, directora de la Unidad Nacional para la Atención y Reparación a las Víctimas, asegura que el Estado es consciente de que cada que se violan los derechos de un reportero hay un daño colectivo no solo para los medios de comunicación sino para las audiencias que han dejado de recibir la información de las personas que fueron acalladas y asesinadas.


Entre tanto, Edilberto Agudelo Arenas, periodista desplazado, concluye que "el Estado identifica y repara a reporteros que todavía tienen amenazas y siguen revictimizados por los grupos armados, pero se olvidan de los afectados por las Bandas criminales, cuando son más".