Clásico de ciclismo infantil

A Classic that upholds El Mundo’s philosophy
Un Clásico que sostiene la filosofía de EL MUNDO
Autor: Merllyn Álvarez Hincapie
25 de Septiembre de 2016


Este medio se ha caracterizado por el trabajo informativo y educativo que realiza a través de sus contenidos, campañas y talleres de periodismo.


Foto: Archivo El Mundo 

La organización del evento espera que como cada año, los niños respondan con la alegría que los caracteriza.

El Clásico Nacional de Ciclismo Infantil es indudablemente uno de los eventos que ha marcado la historia del periódico EL MUNDO. Cada año, los lectores y fieles asistentes a esta cita esperan con ansias la fecha elegida para que los más pequeños disfruten de un día de fiesta ciclística y los más grandes para compartir en familia y tener un día diferente, fuera de lo normal.


Esta importancia la reconoce también la directiva del medio y la organización del evento de las bielas para niños más grande del país. La realización de este ha mantenido la filosofía que el medio tiene con los niños y jóvenes, y ha fortalecido mucho más los lazos y el interés de trabajar con y por estos.


Carlos Arturo Hoyos, gerente general del periódico y director del Clásico, resaltó que la importancia que ha tenido este evento para el periódico EL MUNDO ha sido mucha, pues “esta experiencia del Clásico Nacional de Ciclismo Infantil es lo que ha catapultado y ha sostenido la filosofía del periódico, ahora con su dueño FundaMundo, para que sensibilice todo el amor que el periódico siente por los niños y el apoyo que a ellos se les brinda, pues a ellos nos debemos. Somos un medio que siempre ha pensado en la niñez, en cómo ayudarlos, cómo ilustrarlos, en enseñarles y darles contenido, incluso editorial, con nuestras campañas educativas”.


Para esta nueva edición se tuvo un cambio destacado y es que los niños estrenarán escenario. “Durante muchos años estuvimos en los alrededores del Edificio Inteligente. Este año tuvimos que suspender el evento por los trabajos que iban a empezar en las redes eléctricas de esa zona, y como le darían inicio a la segunda parte de Parques del Río ya no cabíamos. Nos tocó buscar un nuevo escenario y lo encontramos en el Aeroparque Juan Pablo II, un espacio que tiene características fundamentales, más seguridad por ser un escenario cerrado, parqueaderos y zonas verdes. Todo se ha prestado para que tengamos un Clásico con muchos éxitos”, expresó el directivo.


Además, aseguró que el Aeroparque “es un escenario que permite doblar o triplicar la asistencia, lo que permitiría buscar un Guinnes Récord en algún momento. Este escenario se presta para que logremos ampliar la visión y en cada edición el evento sea mucho más grande. Las empresas patrocinadoras y que apoyan el evento están muy contentas con este espacio, con la respuesta de los participantes y nos van a acompañar”.


Carlos Hoyos resaltó que este certamen “se convirtió en un evento de ciudad. Este año se pensaba hacer como un preámbulo a la Feria de las Flores, pero de pronto el año entrante rescatamos esta idea y si se nos da la oportunidad volvería a realizarse el último domingo del mes de julio”.


De la cifra de 5.892 niños de diferentes partes del país que se reunirán hoy en el Aeroparque, opinó que “nos parece una cifra sumamente buena. No bajamos la asistencia, que pensábamos que iba a ser menos  por el cambio de escenario y de fecha, pero no fue así. Esperamos que el próximo año se pueda crecer el número de participantes. Estamos muy satisfechos, la gente nos ha respondido, la logística que tenemos es muy buena, estamos muy tranquilos y seguramente el evento será todo un éxito”.



Balance de las 26 versiones

Como balance de las 26 ediciones que se ha realizado del Clásico, se puede decir que más de 70.000 niños han sido sus protagonistas y ganadores, han aprendido de valores y de convivencia, de deporte sano, de juego limpio y de amor por Colombia. Y con ellos también sus familias y el cuerpo de logística, que este año tiene a más de 290 organizadores que trabajan porque el de hoy sea un día gratamente inolvidable para todos. 


Más de mil empresas han sido patrocinadoras y 30 instituciones sin ánimo de lucro han recibido, en pesos de hoy, un total aproximado de 800 millones de pesos para dedicarlos a la atención de la niñez en Colombia. 


El mayor logro, el que es imposible de medir, sigue siendo los miles de recuerdos felices que estamos seguros este día ha dejado en el corazón y la memoria de participantes, padres y organizadores.