Cultural

Funeral music will revive at the Metropolitan Theater
Música fúnebre revivirá en el Teatro Metropolitano
Autor: Felipe Sánchez Hincapié
12 de Abril de 2015


El violinista español Roberto González-Monjas no sólo ha sido reconocido por su carrera musical sino también por su labor como profesor en la Orquesta del Festival de Verbier y Festicámara 2015.


Foto: Cortesía 

González-Monjas interpretó tres obras de Mozart el pasado jueves en el Metropolitano. Hoy debutará como director. 

El maestro Roberto González-Monjas dirigirá hoy, a las 11.00 a.m. en el Teatro Metropolitano de Medellín, el cuarto concierto de Festicámara 2015. Aunque sus ensayos con los estudiantes de la Academia Filarmónica de Medellín han sido extensos, él ha disfrutado su estadía en la ciudad. 


“Hace cinco años vine por primera vez a Medellín y cada vez que vuelvo me parece una experiencia extraordinaria, porque hay una recepción más abierta y vibrante de mis ideas, y los colombianos, además de amables, son muy curiosos”, dice González-Monjas, quien a sus 27 años es violinista concertino de la Orquesta de la Academia Nazionale di Santa Cecilia en Roma y director artístico asociado de la Academia Filarmónica de Medellín. 


De ahí que resalte la calidad de sus estudiantes e insista en compartirles varias ideas que cambien “musicalmente” su vida: “desde cómo tocar un instrumento y pensar en la música, hasta ser mejores músicos y personas”. El maestro también pronostica que el concierto será “especial”, ya que las obras “están ligadas temática y musicalmente”. 


“Interpretaremos obras de Henry Purcell, Robert Schumann y Johannes Brahms. Aunque tienen una música funeral y solemne, exploran el lado positivo de la muerte, ya que con ella nos liberamos y recordamos a nuestros seres queridos después de que se han ido. Además, demuestran que la belleza no muere, sino que se queda entre nosotros”, asegura y también agrega que los estudiantes no sólo las han ensayado sino que también las debaten. 


Así lo confirma Alejandra Marín, flautista de la academia, quien hace parte de un foro creado en las redes sociales por sus compañeros de orquesta. 


“En el foro hablamos sobre cómo podemos relacionar el texto con la música, ya que dos de las obras tienen coros y el repertorio que vamos a interpretar es difícil y diferente. Eso condiciona a los instrumentos, porque, por ejemplo, la flauta la utilizo para tocar obras más festivas. Pero debemos cambiar el chip porque no haremos sonidos alegres, sino fúnebres”. 


Este concierto representa un reto para Alejandra y sus compañeros, pero ella se siente a gusto de participar en él. También considera que debe haber un equilibrio entre “la disciplina y la tranquilidad”, y que a la hora de hacer su interpretación “todo estará muy claro”. 


“Nuestro trabajo ha sido muy bonito. La orquesta se convertirá en un coro y transmitirá otros colores”, concluye.



El repertorio

El maestro Roberto González-Monjas asegura que las obras que conforman el repertorio del concierto de hoy son ambiguas porque “fueron compuestas con una tonalidad mayor que tiene un carácter feliz”, y a pesar de ello generan “una reflexión en torno a la muerte y la vida, la esperanza y el dolor”.  Este es el repertorio, que también será dirigido por los maestros Cecilia Espinoza y Joaquín Zapata: 


Música para el funeral de la reina María- Henry Purcell (1659-1695). 


Nänie Op 82. Canción fúnebre para coro mixto y orquesta- Johannes Brahms (1833-1897).


Sinfonía N° 3 en Mi bemol mayor, Renana, Op 97. Robert Schumann, (1810-1856).