Cultural

Music in the vocation of the poet
La música en la vocación del poeta
Autor: Jaime Darío Zapata Villarreal
30 de Junio de 2016


La poesía de Ashur Etwebi describe esa confluencia de temas y preocupaciones que lo definen: la infancia como territorio, la música como origen de su escritura y el exilio como refugio de su autonomía.


Foto: Hernán Vanegas 

Ashur Etwebi

Un niño de 11 años lee una versión sin censura y callejera de Las mil y una noches: una versión explícita y con alto contenido erótico. Después de este primer descubrimiento, lee también con avidez Kitab Al-Aghani (el libro de las canciones), un libro extenso, de 25 volúmenes y más de 6.000 páginas. Esto ocurrió en Libia, en los años 60, y este niño después creció y fue conocido como Ashur Etwebi (1952), poeta, pintor, músico, traductor y uno de los mejores escritores de su país, exiliado en Noruega desde hace años por cuestiones políticas. 


Esas lecturas iniciáticas, según Etwebi, abrieron una puerta que le permitió darse cuenta, después de muchos años y tras atravesar muchos altibajos literarios, “que hay una fuerte conexión entre literatura y música, alma humana y música”, y que esta relación se puede extender aún más a la poesía, al enfocar su mirada en cómo esas experiencias vitales y humanísticas confluyen en su obra. 


“Mi poesía es difícil de clasificar. Tal vez ese sea su principal atractivo. He venido escribiendo poesía desde que tenía 10 años y ahora tengo 64. Claro, uno atraviesa diferentes etapas a través de la vida y se van acumulando experiencias y afinando sensibilidades, hasta llegar a la madurez, y eso se refleja en lo que haces y escribes”, aseguró el poeta libio, quien estuvo en Medellín en el Festival Internacional de Poesía y quedó prendado de la ciudad, del “espíritu poético que emana de cada rincón”. 


No le gusta hablar mucho de su exilio porque cree que tiene derecho a resguardar “esa intimidad que es sólo suya” y que tal vez sea lo único que le queda. De lo que sí habla, y lo hace cambiar de postura y gesto, es de una de sus grandes pasiones: la música. 


“Mi poesía está muy influenciada por la música. Muchos de mis poemas están escritos bajo su influencia. El jazz, por ejemplo, ha sido muy importante: Charlie Parker y Nina Simone; también Beethoven, Mozart y Awad Toukhi son algunos de los nombres fundamentales para mí y mi poesía”, explicó Etwebi, quien cree que la música en el poema está en la metáfora, y no en el poema en sí. 


En los últimos años Etwebi se convirtió en un gran lector de poetas latinoamericanos y españoles. Desde Octavio Paz, pasando por Federico García Lorca y su favorito, el poeta chileno Vicente Huidobro (de quien ha traducido varios poemas al árabe),  Etwebi quiere seguir explorando esta poesía y abrir campo a los poetas colombianos en esta lengua: “Aprovecharé el Festival de Poesía para escuchar y leer, me dejaré llevar por la música de los poetas colombianos. He escuchado cosas que me han gustado mucho. Espero traducir algunos en el futuro”.



Biografía corta

Ashur Etwebi nació en Trípoli, Libia, en 1952. Es poeta, traductor, narrador y médico. Ha publicado nueve libros de poesía, siete libros de traducción y una novela. Una selección de su obra fue traducida por Brenda Hillman y Dialla Haidar y publicada en Estados Unidos en 2011. Ha organizado dos festivales internacionales de poesía en Libia: El Primer Festival Internacional de Trípoli, en 2012, y el Festival de Poesía Poemas y Ciudades, que recorrió el Gran Sahara y las montañas Nafusa, en 2014. Fundó la editorial Sociedad Arknu para la Literatura y las Artes. Organizó igualmente tres festivales internacionales de música en Trípoli. Después de que milicias islamistas quemaran su casa, adquirió refugio en Noruega.