Cultural

The Teatrino is still waiting for a definitive solution
El Teatrino sigue a la espera de una solución definitiva
Autor: Jaime Darío Zapata Villarreal
18 de Noviembre de 2016


Desde hace meses se había agudizado el problema de aguas empozadas y abandono del Teatrino de la Avenida La Playa, un espacio tradicional del Centro para diversas actividades culturales.


Foto: Cortesía 

El Teatrino al momento de ser intervenido por los funcionarios de EPM

Desde hace dos años aproximadamente las directivas del Teatro Pablo Tobón y los vecinos del sector han enviado cartas, peticiones y demás recursos solicitando que revisen la situación en la que se encuentra el Teatrino de la Avenida La Playa, y que se agudizó hace un mes, después del Foro Mundial de Ciudades Bajas en Carbono, al transformarse en una cañería (ante cada lluvia fuerte el agua se empozaba), en refugio de habitantes de la calle y letrina pública. 


El Teatro había convocado a una rueda  de prensa ayer en la tarde como medida desesperada para poner la atención sobre un problema que ya estaba inquietando el orden y la salud del sector, en particular por una sustancia -un insecticida- que la Secretaría de Salud había aplicado la semana pasada como medida preventiva ante las constantes quejas, pero que más que un remedio se había vuelto otro problema porque la apariencia de esta sustancia -blanca, como si fuera nieve- hacía  ver la superficie como algo sólido, lo que preocupaba a los padres por el paso de los niños por ese lugar. 


El Teatrino antes de ser intervenido.


Pero para sorpresa de las directivas del Teatro funcionarios de Empresas Públicas de Medellín y de la Secretaría de Medio Ambiente hicieron presencia ayer, desde las 10:00 a.m., con carros y mangueras, para extraer el agua empozada y limpiar el Teatrino del insecticida aplicado. Se extrajo el agua, se limpió, pero no se pudo establecer cuál era el daño concreto, aunque según funcionarios se pudo visibilizar que el problema sería  por un desperfecto mayor en las tuberías de todo el sector. 


“Lo curioso es que antes de que esto sucediera unos funcionarios de la Secretaría de Salud habían venido a reclamarnos el porqué habíamos descuidado este espacio, sin saber que nosotros no tenemos ninguna responsabilidad directa con su cuidado, ya que es la Alcaldía quien se encarga de su manejo y mantenimiento. Las actividades que hemos hecho en él y en los alrededores del Teatro Pablo Tobón han sido para mantener la convivencia y el ánimo de esta parte del Centro de la ciudad”, aseguró Sergio Restrepo, director del Teatro Pablo Tobón, al comentar la confusión que existe por parte de la Alcaldía sobre quién debe encargarse de esa situación, “me dijeron, cuando tuve oportunidad de hablar con ellos, que primero tenían que ver quién tenía la responsabilidad directa del Teatrino”.


Para Restrepo, gran parte de la culpa del deterioro está en el poco uso que se le está dando a este espacio, ya que no se han vuelto a realizar actividades periódicas, lo que ha contribuido a su abandono.  “Lo que me dijeron los funcionarios es que llevarán la inquietud ante la gerente del Centro, Pilar Velilla, para estudiar las acciones a realizar. Lo grave es que no se reparó nada. Ante cualquier próxima lluvia el Teatrino se volverá a empozar, y es como si no se hubiera hecho nada”, agregó el director.