Cultural

The river seen from photography
El río visto desde la fotografía
Autor: Daniel Grajales
15 de Octubre de 2015


Hasta el 6 de noviembre, la Universidad Pontificia Bolivariana UPB tendrá abierta al público la versión 41 de su Salón de Arte Fotográfico.


Foto: EL MUNDO 

Atrato, fotografía ganadora del Salón, ya que el jurado consideró que “logra condensar en una sola imagen los postulados del concurso”.  

El río, su simbología, los distintos tonos que tienen sus aguas, su relación con la vida de los ciudadanos que viven cerca a él y la vegetación que crece en sus alrededores, son algunas de las reflexiones que presentan los 17 fotógrafos participantes en el Salón de Arte Fotográfico UPB, que tiene como temática central “Ojo al río”, y exhibe en la Biblioteca Central del campus un total de 55 fotografías, entre series y creaciones individuales. 


Ana Cristina Aristizábal Uribe, directora del Sistema de Bibliotecas de la Universidad, asegura que la elección de esta temática tiene que ver con que “los conglomerados humanos se instalan y fundan sus ciudades alrededor del agua para vivir como sociedad, siempre toman el agua como un referente para vivir alrededor de ella, ni Medellín ni las ciudades del mundo son la excepción a ello. Al lado del río se ha estructurado la vida y queremos conocer las personas cómo están leyendo su río en Medellín, otras ciudades de Colombia y otros países. En nuestra ciudad tenemos unas miradas particulares de nuestro río y lo mismo sucede en otras ciudades, latitudes y culturas”.


Entre las obras que participan en este Salón, un jurado conformado por Gabriel Mario Vélez, Alejandro Arango Escobar y Diego González eligió como obra ganadora la fotografía Atrato, de Andrés Montoya Arango, de 32 años, quien es abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana y especialista en Derecho Comercial, fotógrafo y escritor; destacando su capacidad de reunir los ideales de esta competencia. 


“No quería evidenciar una problemática sino para resaltar que, a pesar de las adversidades, las personas de Chocó viven con alegría las Fiestas de San Pacho. En la imagen se alcanza a ver que el Atrato es un río sucio, pero ellos hacen caso omiso de eso durante las fiestas, y allí realizan muchas de sus actividades”, concluye Arango Escobar sobre su obra.