Cultural

Discord over “Salas Concertadas”
Discordia por Salas Concertadas
Autor: Daniel Grajales
12 de Marzo de 2016


Las diferencias del sector de las artes escénicas, por la convocatoria que tiene abierta el programa Salas Concertadas del Ministerio de Cultura, MinCultura, fueron expuestas a representantes de la entidad. Los $2.600 millones siguen disponibles.

1

Foto: Giuseppe Restrepo 

Pinocho fue el personaje que representó las inconformidades del sector teatral de Medellín. 

Pinocho salió ayer delante del telón, apareció de repente en el escenario del Pequeño Teatro, cuando el debate entre representantes del Ministerio de Cultura y de las entidades de artes escénicas de la ciudad iba a comenzar. 


Moviendo sus brazos de madera, el muñeco (personificado por un actor) tomó el micrófono y se dirigió a la audiencia: “Los invito a que hagamos un paro nacional de la cultura”, ante lo que el público aplaudió. Así inició una jornada en la que la lucha, a través de la palabra, tenía como fin solucionar las diferencias entre las dos partes, debido a los cambios que la entidad nacional realizó a la convocatoria de Salas Concertadas.


Resulta que, hace una semana, las salas de Medellín, sumándose a lo hecho por agremiaciones de Cali y Bogotá, enviaron una comunicación al Ministerio solicitando cambiar los lineamientos de esta convocatoria pública. Entre los siete puntos en desacuerdo, los dramaturgos mencionaban en el documento: “Que las medidas normativas planteadas para la entrega del informe final dejaron fuera del concurso (para el 2016) un número significativo de salas participantes del programa”, “que las salas mencionadas no estamos de acuerdo con la calificación de los proyectos de salas concertadas a través de la media aritmética propuesta” ya que “excluiría una gran cantidad de salas del programa” y “que se hace imperativo que el Ministerio incremente los aportes a las salas concertadas”. 


Trece serían las salas del país que no podrían participar según los lineamientos que generan su inconformidad, entre ellas tres de Medellín: Teatriados, Elemental Teatro y Al Improvisto; y Corporación Artística Tecoc (Bello), las cuatro por no entregar en las fechas los informes que solicita la convocatoria al terminar el proyecto.


Una instalación de protesta, con los muñecos de las diferentes salas de artes escénicas de Medellín, decoró ayer los espacios del Pequeño Teatro.


Luego de que esa comunicación fue enviada al Ministerio, dos representantes de Medellín, Jaiver Jurado, director de la Asociación Medellín En Escena, y Jacqueline Salazar Herrera, directora de la Corporación Ateneo, estuvieron en Bogotá conversando con representantes de la entidad. 


“Estuvimos en Bogotá, en el Ministerio de Cultura, conversando como representantes de las salas de Medellín sobre la petición escrita que le enviamos a la ministra Mariana Garcés. Logramos básicamente dos cosas: que se extendiera el plazo para presentarse a la convocatoria que era el 9 de marzo, y que se vuelva a crear la Mesa Nacional de Dramaturgia para que, como sector, busquemos soluciones para el sector”, relató Salazar Herrera. 


Linna Duque, coordinadora del Área de Teatro y Circo de la Dirección de Artes del Ministerio, viajó ayer a Medellín para socializar la respuesta que la entidad dio a lo solicitado, además de explicar por qué esos cambios en la convocatoria. 


“No vamos a modificar las condiciones de la convocatoria, porque, hasta ahora, hemos recibido sesenta proyectos de todo el país. Además, desde el grupo jurídico del Ministerio nos dejaron claro que no podemos cambiar los lineamientos porque, cuando se hace una convocatoria pública, hay unos días para que sean expuestas las inconformidades, pero después no puede cancelarse o cambiarse, y las cartas las recibimos unos días antes de la fecha de cierre (9 de marzo)”, precisó Duque, quien explicó además que “las salas de Medellín y de todo el país que fueron excluidas de participar por no entregar los informes finales de los proyectos con los que ganaron la pasada versión a tiempo, por lo que en 2015 tuvimos una sanción de $600.000.000, porque los recursos estatales tienen unas normas de manejo que debemos cumplir”. 


Otro de los puntos polémicos en la mañana de ayer fue que “tan sólo $100.000.000 fue el aumento del Ministerio para esta convocatoria, que no son suficientes para el crecimiento del sector, lo cual hace que cada vez tengamos menos posibilidades y, así, cada año vayan saliendo más salas hasta que, al 2022 queden muy pocas. Ese aumento, si le aplicamos la inflación, no es aumento”, afirmó Iván Zapata, director del Teatro Popular de Medellín.


“Este es un año de crisis nacional, todos los días el Ministro de Hacienda sale a decir que tenemos dificultades económicas. Sí, en el Ministerio de Cultura tuvimos una baja de recursos, pero aún así no le bajamos la bolsa de dinero a esta convocatoria, pasó de $2.500 millones a $2.600, pero no se recortó este presupuesto. Nadie está ‘desconcertado’, nadie ha perdido ni ganado, porque no ha sido evaluada la convocatoria, los jurados no han dado puntajes”, enfatizó Duque, quien recalcó a los asistentes que “la convocatoria estará abierta hasta el 28 de marzo para quienes quieran participar, voy a estar por todo el país socializando el tema”.


Hildebrando Flores, de la Corporación Artística Tecoc (Bello), entidad que quedará fuera de la convocatoria por no entregar a tiempo los informes en 2015, calificó como “injusta la medida”, ya que “a cualquiera se le puede presentar una dificultad”  e invitó a la entidad a que reflexionara sobre su decisión. 


Dentro de una semana, durante la Semana Santa, los representantes de Medellín se reunirán de nuevo en Bogotá con funcionarios del Ministerio para la creación de la Mesa Nacional y propiciar más diálogos. 


Jacqueline Salazar Herrera, del Ateneo, concluyó que “es muy importante que con esto nos unamos como sector para buscar que el Gobierno Nacional entienda que el sector cultural necesita más recursos, porque el movimiento teatral está creciendo”. 




Sobre la convocatoria

El Programa Nacional de Salas Concertadas abrió en febrero su convocatoria, con una inversión de $2.600 millones, en la cual podrán participar “personas jurídicas sin ánimo de lucro del sector privado, cabildos, resguardos y asociaciones indígenas, consejos comunitarios de comunidades negras, afrocolombianas, palenqueras, raizales y pueblos Rom, que tengan un equipamiento cultural dedicado permanentemente a la circulación de las artes escénicas y cuenten con una infraestructura en buenas condiciones que garanticen la comodidad de los espectadores y artistas. También podrán participar personas jurídicas del sector público como alcaldías y entidades públicas de carácter cultural de distritos o municipios clasificados en la cuarta, quinta y sexta categoría de acuerdo con la Ley 617 de 2000, que tengan a su cargo salas para las artes escénicas de máximo setecientas (700) butacas”, explica el Ministerio de Cultura.


Las modalidades en las cuales podrán participar las salas o espacios interesados, son: “históricas, medianas, pequeñas y espacios no convencionales, cada sala deberá escoger una modalidad de acuerdo con la clasificación que corresponda”.


Por las diferencias que ha tenido con el sector, el Ministerio amplió el plazo hasta el 28 de marzo.





Comentarios
1
judith
2016/03/19 12:01:20 am
El problema de los tiempos con los informes es que solo favorece a la entidad que evalua. Por eso, es casos como los de concertación es más importante el beneficio de las entidades que evaluan que el proceso desarrollado por la entidad artística y debería siempre ser al contrario