Viraje esperado

Autor: Sergio de la Torre Gómez
23 febrero de 2020 - 12:07 AM

Todo indica, en mi opinión, que se está dando un vuelco en el gobierno chavista, forzado por las circunstancias adversas y por el repudio que él genera en el mundo

Medellín

Venezuela en las últimas semanas viene registrando un hecho, aparentemente inocuo pero trascendente y prometedor si se sostuviere. Por su naturaleza y proyección, a nadie que esté bien atento a lo que allí pasa se le oculta. En efecto, la prensa y algunos observadores, dados a identificar y valorar este tipo de fenómenos, dan cuenta de cierta “dolarización”, por así llamarla, que viene experimentando la economía venezolana de un tiempo para acá. Dolarización que, como es de suponer, tiende a propagarse. La moneda norteamericana de forma paulatina pero imparable, según parece, de hecho está suplantando al raquítico y moribundo bolívar tanto en las grandes transacciones como en las compras al menudeo de víveres en el mercado callejero.

Lea también: El infierno perpetuo

Se han incrementado las importaciones. Hay ahora más comida para adquirir a precios relativamente estables, gracias a que se tasan en moneda dura. El consumo, pues, paso a paso va en aumento, lo cual es perceptible. Y muy significativo además porque revela y genera cierto despegue o reanimación de una economía que hasta ayer venía estancada, como lo testimoniaban las estanterías de los supermercados, vacías en cuanto a productos de primera necesidad se refiere.

Sabemos que para medir el nivel de bienestar o malestar de una comunidad dada basta con asomarse a las tiendas de barrio donde, por el semblante de quienes allí mercan o merodean, puede deducirse la tranquilidad o el desasosiego que acompaña a los parroquianos.

Resultado, todavía parcial pero notorio de lo anterior, es el hecho de que en dicho país ya no solo comen los paniaguados del régimen que portan la libreta de racionamiento con que se paga su lealtad y servidumbre, sino que también empiezan a consumir gentes de toda condición social y ubicación política, según parece. Podría explicarse ello porque Venezuela acaso venga adoptando, hasta donde es factible, un modelo económico algo emparentado con el de China, donde hoy campea la libre empresa con todas sus ventajas y potencialidades al lado de una satrapía de corte marxista, omnipotente y cerrada. Ese viraje, fuerza es admitirlo, Venezuela puede permitírselo, en buena medida gracias a que tiene menos habitantes, o sea menos bocas para alimentar y menos enfermos que atender, debido al éxodo masivo de cinco millones de habitantes que el gobierno provocó, a ciencia y paciencia de lo que hacía, imitando a la Cuba de los años sesenta.

Le puede interesar: Sueño frustrado en Venezuela

El adoptar el dólar, la moneda emblemática del odiado imperialismo yanqui, al lado de un bolívar fantasmagórico que nadie toma en serio, supone un retroceso en la postura de un mandatario lleno de soberbia. Lo cual demuestra que en política no hay principios sino intereses. Todo indica, en mi opinión, que se está dando un vuelco en el gobierno chavista, forzado por las circunstancias adversas y por el repudio que él genera en el mundo. Ojalá que el viraje se cristalice, o mejor dicho que el que ya comenzó con un manejo más elástico de la economía se profundice y se extienda al plano político. Hay indicios que así lo sugieren, como, por ejemplo, la intempestiva propuesta de Maduro a Colombia de restablecer relaciones diplomáticas (empezando por las consulares) y de reactivar el comercio. O el interés que ahora muestra Estados Unidos en que se llegue a un acuerdo con Maduro con vistas a restablecer la concordia en lo básico a partir de unas elecciones libres. A lo que, según parece, se aviene la oposición. Amanecerá y veremos. Todo esto tiene facetas que interesan vitalmente a Colombia, como lo comentaremos en próxima ocasión.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2020-02-24 11:30:21
Será que sí, que el sátrapa de Maduro y sus áulicos están aceptando, aún a regañadientes, que hay soluciones para que los que sobreviven en Venezuela tengan un mejor futuro? Soñar no cuesta.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Cuadrillas de paz en Venezuela
Columnistas

Miedo y coerción, formula infalible

El chavismo venezolano es una variante más del modelo estalinista, caracterizado por su resistencia y cohesión en las primeras lentas décadas de su ejercicio

Lo más leído

1
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
4
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
5
Columnistas /

Tenemos que proteger los páramos

Defender los páramos es defender el agua y la misma vida, de ahí la necesidad de educarnos en la cultura...
6
Columnistas /

Empirismo vs. racionalismo

El problema radica, entonces, en separar la conciencia o los contenidos de la conciencia (la mente) del...