Venezuela y Colombia: en busca de Miranda

Autor: La Urna Abierta
22 marzo de 2019 - 09:02 PM

De lo que casi ningún colombiano parece aún enterarse, que hay una guerra en curso contra Venezuela, es ya evidente para sus habitantes

Daniel Yepez Grisales*

En los últimos meses se ha vivido algo pintoresco y dramático en las ciudades colombianas: la venta informal -cual si se tratara de peculiares souvenirs- de billetes venezolanos en los buses. Cualquier denominación en bolívares (Bs) por un módico precio de una moneda colombiana. Aprovechando la ocasión, salí en busca de mi billete de Francisco de Miranda, antiguo objeto de deseo que antes era el de 2 Bs, luego fue el de 5.000 Bs, más tarde el de 500 Bs y ahora es el de 200 Bs. Curiosamente, no lo encontré.

Lea también: Otra manera de destruir la educación independiente

Apurados, divertidos, al final indignados, aquellos venezolanos me ofrecían una gran variedad de billetes, haciendo sonar sus devaluados fajos. Fue inútil: yo quiero es a Miranda, el prócer venezolano de la Independencia, que acuñó la palabra Colombia para referirse al proyecto de país de la unidad latinoamericana, el cual, en sus mejores momentos bajo el mando de Bolívar, comprendió lo que hoy conocemos como “Gran Colombia”: Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador. Salí, pues, en busca de un símbolo de unidad, palabra hoy tan olvidada en estos dos hermanos países. Y no lo encontré.

La situación de Venezuela es grave y no se presta para juegos. De lo que casi ningún colombiano parece aún enterarse, que hay una guerra en curso contra Venezuela, es ya evidente para sus habitantes, que acaban de pasar por un sabotaje eléctrico de grandes proporciones que los dejó a oscuras durante cinco días; además de ver cómo se incendiaban tres gigantescos tanques en un campo de la empresa de Petróleos de Venezuela PDVSA ubicado en la faja del Orinoco, la mayor reserva de petróleo del mundo, codiciada por Estados Unidos (que por mucho menos invadió Irak en 2003).

¡Madurista!, me tilda ya más de un lector colombiano, que no admite otra verdad que la de los medios masivos de comunicación colombianos y las redes sociales. No. Afortunadamente la política venezolana no es -todavía- blanco o negro. Se puede admitir que Maduro es un fiasco, un burócrata, un traidor del proyecto bolivariano de Chávez, y a la vez admitir que hay guerra, y que la guerra es contra ese proyecto más que contra el gobierno Maduro-Cabello.

El pueblo venezolano está cansado, la izquierda misma está cansada de ese gobierno, de esa camarilla burócrata, corrupta y hasta mafiosa. Quieren un cambio. Pero no el cambio que hoy se ventila, no un cambio dictado por Donald Trump y sus aliados -que quieren imponerlo por la fuerza mediante la guerra civil y militar-no un cambio para retroceder al régimen oligárquico de Punto Fijo (versión venezolana del Frente Nacional). Un cambio para avanzar. Cambio que sólo se conseguirá mediante elecciones libres, limpias y legales, vigiladas por la Unión Europea y avaladas por el presidente electo, quien ha afirmado estar dispuesto a negociar e incluso a medirse en elecciones con el recién aparecido líder opositor.

Vea además: La formación Política una necesidad insatisfecha

Ojalá no haya una escalada militar del conflicto, que dejaría cientos de miles de latinoamericanos muertos y un resultado incierto. Ojalá haya elecciones pacíficamente convocadas. Ojalá pueda presentarse un candidato que no sea ni madurista ni oligarca, que pueda rescatar el proyecto bolivariano. Ojalá tanto venezolanos como colombianos comprendamos que los problemas de Venezuela los deben resolver los venezolanos, no los estadounidenses con sus sanciones, amenazas y acciones de guerra. Ojalá recordemos esa verdad, que nos la enseñaron nuestros próceres de la Independencia, verdad que hemos olvidado, dejándonos llevar por los prejuicios y las mezquinas pasiones que nos dividen en vez de unirnos. Ojalá que los colombianos logremos encontrar el billete de Miranda.

* Estudiante, Maestría en Ciencia Política, UdeA

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-03-26 18:18:05
"..elecciones....avaladas por el presidente electo..." . No puedo creer que tamaña mentira se la haya tragado enterita el autor de semejante bodrio,de que Maduro es presidente electo, como si hubiera sido limpio el fraude.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

La espiga en el ojo propio
Columnistas

La espiga en el ojo propio

La macro corrupción más bien es producto de una sociedad que ha hecho de la “viveza” una regla del juego.

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
3
Ciencia /

Los polos magnéticos no permanecen quietos

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo y la ciencia aún no puede explicar este fenómeno en...
4
Urbanismo /

Nunca más niños y niñas en la guerra

La Comisión de la Verdad realizó encuentro para el reconocimiento de los impactos del conflicto armado...
5
Aburrá Norte /

IDEA ha desembolsado más de un billón de pesos para Valle de Aburrá

En el período comprendido entre 2016 y 2019 el Instituto para el Desarrollo de Antioquia -IDEA- ha...
6
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...