The Dirt, el regreso al revoltoso pasado de Motley Crue

Autor: Carlos Mario Agudelo
2 abril de 2019 - 10:36 AM

El género glam metal desarrolló en los ochentas un sonido hard rock con elementos de punk y pop en un ambiente de diversión frenética, con un look de melenas, maquillaje y vestimenta colorida. La película The Dirt nos recrea lo vivido con Motley Crue.

Medellín

The Dirt se estrenó el pasado 22 de Marzo por Netflix, bajo la dirección de Jeff Tremaine, aquel que en las series Jackass muestra las más estúpidas actividades peligrosas para fastidiar la audiencia. La película es una adaptación del libro de su biopic llamado The Dirt - Confessions Of The World's Most Notorious Rock Band que se publicó en el 2001 y que la banda autorizó mostrar sin censuras las anécdotas descritas en él.

Cuenta la historia de cada integrante, lo diferentes que eran cada uno en sus gustos musicales, las dificultades de surgir como banda bizarra y la llegada del éxito que trajo consigo drogas, alcohol, mujeres y excesos desmedidos. Se muestran todas las malas conductas, como Tommy Lee golpeando a su novia, Nikki Sixx en su adicción desenfrenada a la heroína, Vince Neil provocando un accidente que produjo la muerte de su amigo Razzle y Mick Mars, el más cuerdo y veterano de la banda, luchaba con una enfermedad de años que comprometía su movilidad.

Lea también: Venom Inc, la progenie del black metal en Medellín

Los actores que interpretaron a los músicos en la película fueron Colson Baker (conocido como el rapero Machine Gun Kelly) quien interpreta al baterista Tommy Lee, Daniel Webber (The Punisher) como el vocalista Vince Neil, Iwan Rheon (de Game Of Thrones) como el guitarrista Mick Mars y Douglas Booth como el bajista Nikki Sixx.

Con una duración de 1 h 48 min, The Dirt cuenta sin censura, el inicio de Motley Crue.

Pasó un tiempo seleccionando actores y acordando cual productora de cine haría la película. En un principio contó con Paramount, luego con Focus Features, y cuando se creía que el proyecto no iba, Netflix decide acogerlo. Se replicaron las vestimentas, carros, teléfonos, calles y escenarios, claves para recrear la época de los ochenta. Irónicamente, la película va mostrando el surgimiento artístico de la banda, pero a la vez sus actos antisociales que no pretenden alardear, sino desnudar su conducta. Desde su pelea con el público en su primer concierto, pasando por los desmanes y orgías en hoteles e incluyendo sus encuentros deplorables con Ozzy Osbourne, la película nos va transportando por el ímpetu de la banda de triunfar, ser diferentes y sobre todo, impactar la escena.

Se resaltan otros aspectos bien logrados, como el hecho que no hay momentos monótonos, al contrario, hay humor por momentos en la película, como también algunos monólogos de los actores dirigidos al público y diálogos de Nikki Sixx en segundo plano. Sorprendente los temas en vivo, desde las composiciones crudas con Live Wire y Take me to the Top, hasta su presentación de Shout at the Devil justo cuando habían firmado con Elektra Records (que emula el US Festival que los lanzó a la fama). Impacta la recreación del video Looks That Kill, su escenario, maquillajes, movimientos y coreografía encajan como una restauración de su clip original, siendo éste un momento sublime y nostálgico en la película, que remata cuando varias veces se escucha su más emblemática canción Home Sweet Home.

En The End, se observa el emotivo concierto de despedida de Motley Crue.

La gira de despedida de Motley Crue terminó en diciembre del 2015 en la ciudad que los vió nacer, los Angeles, luego de realizar 164 shows en casi 2 años. Sus seguidores pudieron ver plasmado este final con el concierto oficial llamado The End, que se lanzó en el 2016. Sus integrantes firmaron una cláusula donde ningún miembro de la banda podría utilizar el nombre del grupo o tocar juntos, sin embargo, para la película, la banda grabó 4 nuevas canciones.

Lo invitamos a leer: Una mirada al rock de los setentas: Ted Nugent

Habrá comentarios de todo tipo, pero lo cierto es que la película no tiene ese toque Hollywood que adapte o modifique la realidad de los comienzos de Motley Crue. Los actores adaptan muy bien su rol, la línea del tiempo es bien lograda, es entretenida y alimenta el mercado de las historias de las grandes bandas del rock, con sus aciertos y sus deslices.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Disturbios en Chile
Columnistas /

Frenar desde ya a los vándalos y a quienes los dirigen

Crisantemos de exportación
Columnistas /

Manual de internacionalización para los gobernantes, en 700 palabras

Evo Morales
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Diosa Ratio
Columnistas /

No solo es teología

Números
Columnistas /

Cómo solucionar algunas dudas escriturales

Artículos relacionados

Banda Whiplash
Palabra & Obra

Whiplash y la vieja escuela del thrash metal

Eran los ochentas y en nuestro medio se pudieron conocer los trabajos nuevos de las diversas vertientes del metal, por amigos, almacenes especializados o por la...

Lo más leído

1
Columnistas /

Roy Barreras cruzó la línea roja

Ese político transformó deliberadamente una matanza de niños propiciada por las Farc en una carnicería...
2
Política /

Así ganó Aníbal Gaviria

El gobernador electo ganó en las nueve subregiones, en 96 municipios y empató en uno.
3
Política /

Así ganó Daniel Quintero

Los estratos 1, 2 y 3 se conectaron con el alcalde electo y le dieron la victoria como alcalde de Medellín...
4
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Al lector solo le digo que no coma más cuento, y le sugiero que haga un saludable ayuno de insultos para...
5
Artes Plásticas /

La peregrinación de la bestia y por qué no fue un ritual satánico

La acción performática La peregrinación de la bestia fue mal entendida por algunos ciudadanos de...
6
Columnistas /

Un escándalo para neutralizar la superioridad aérea

La muerte de cualquier menor en un bombardeo es deplorable, pero no es culpa del Estado sino de quien lo...