Silencio, reflexión, ¿transformaciones?

Autor: Dirección
6 abril de 2020 - 12:07 AM

Dar sentido a la enfermedad, a las decisiones sobre ella y a la propia vida, es posible por el silencio, por la separación física, una oportunidad que parece molestar a algunos.

Medellín

Bien se ha dicho que vivimos tiempos insólitos e inéditos. La pandemia por covid-19 nos ha impuesto el aislamiento obligatorio entre comunidades y países. Para los creyentes, las personas con visión trascendente y los humanistas, este confinamiento invita a reflexionar sobre sí mismos y nuestra sociedad. Para los católicos, como han señalado nuestros prelados, la coincidencia de esta cuarentena con la Cuaresma y la Semana Santa, invita al encuentro más intenso con Dios.

Lea también: Iglesia Católica llama a la reflexión y a una vida de servicio

Con buen tino, las autoridades de la mayor parte de países afectados han dictado medidas de aislamiento social obligatorio, dirigidas a aplanar la curva de contagio, cuidar las vidas vulnerables, preparar los sistemas de salud para que realicen tantas pruebas como puedan, aunque son insuficientes por la presión sobre los insumos -tema al que nos vamos a referir próximamente-, así como alistar los hospitales para atender a los pacientes que los necesiten. Contrario a lo que temen algunas voces del sector económico, las medidas de contención, aunque extremadamente costosas en términos de pérdida de empresas y empleos, terminan ocasionando un menor decrecimiento económico que si no se hubiesen tomado.

Además: Ciudadanía a prueba

Cumplir a cabalidad con el confinamiento es una opción responsable, para evitar el contagio; solidaria, para no contagiar a otros, y ciudadana, para que el mundo pueda superar la crisis. Son estos los valores que está defendiendo la Iglesia Católica al educar a los fieles en el sentido de que no estar físicamente juntos durante las celebraciones de Semana Santa no es igual a estar solos, porque, como señaló el arzobispo de Medellín, los templos aunque vacíos, están llenos del espíritu y las oraciones de sus feligreses. Consecuentes con su visión, al iniciar la Semana Santa 2020, las autoridades católicas han entregado al mundo mensajes que nacen en el humanismo, el sentido espiritual de la vida, que convocan también a los no creyentes y que se realizan plenamente en la ofrenda amorosa de Jesús.

Le puede interesar: Semana Santa en familia

En su homilía, el arzobispo de Medellín, monseñor Ricardo Tobón Restrepo, explicó la trascendencia del confinamiento al invitar a pensar que “el Señor nos tiene concentrados en nuestras casas no solamente para liberarnos de una epidemia; para controlar un virus. Nos tiene, como en un retiro espiritual, para enseñarnos a vivir...para descubrir quiénes somos, por qué estamos en este mundo, cómo se asume la vida, hacia dónde caminamos...para que nos encontremos con lo fundamental de nuestra vida, para que nos encontremos con él que es el modelo de una existencia humana, para que le abramos el corazón a él que nos trae la verdad y la vida”. Y en esa apertura del corazón humano a Dios, se encuentra con el llamado del Papa Francisco al examen interior, siendo “sinceros con nosotros mismos”, para reconocer nuestras debilidades humanas, y encontrar el camino a Dios, a través del cual “podemos no traicionar aquello para lo que hemos sido creados, no abandonar lo que de verdad importa”. Y esa verdad del ser humano, en que coinciden las autoridades eclesiásticas, es la del amor y la del servicio, que son gracias de Dios desde las cuales es posible que “contactemos al que sufre, al que está solo y necesitado”. Dar sentido a la enfermedad, a las decisiones sobre ella y a la propia vida, es posible por el silencio y por la separación física, una oportunidad que aún en cuarentena, muchos no han sabido reconocer ni respetar.

Lo invitamos a leer: Urbi et Orbi, el clamor del Papa por los desesperados

El silencio que sería el gran regalo de esta cuarentena ha encontrado fuertes enemigos desde muchos flancos desde donde se invita a nuevos consumismos, asociados muchos de ellos al desarrollo tecnológico que facilita la producción, divulgación y acceso a contenidos que van de los educativos-culturales hasta los falsos mensajes, pasando por los contenidos de vacío entretenimiento que están copando el tiempo que debiera ser de reflexión. También se ve afectado ese silencio por el egoísmo y la soberbia de quienes se sienten inmunes y entonces rompen innecesariamente la cuarentena, saliendo de sus casas o hasta viajando "de vacaciones" a zonas rurales, donde no ha llegado el contagio y la capacidad de reacción del sistema de salud es mucho más limitado. El egoísmo en estos casos va de indolente a criminal.

Le puede interesar: Infodemia y el valor de la verdad

Durante esta semana de silencio y recogimiento los creyentes tendremos la oportunidad de profundizar en los misterios de la vida y el amor. Las autoridades, por su parte, deberán tomar nuevas decisiones sobre el aislamiento social obligatorio, las tomas de muestras y, como ya se hizo, el uso del tapabocas. Tenemos confianza en que, como lo han hecho hasta ahora, el presidente Duque, los gobernadores y los alcaldes, decidirán lo que conviene a la vida, la salud y el bienestar de todos.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2020-04-06 08:27:32
Realmente estamos, como decía un monje benedictino, en un "monacato universal", para que o aprovechemos y, quizás, salgamos mejores personas de ésta. Y tenemos qué seguir irrestrictamente las instrucciones del señor Presidente, no es el momento de populismos, llevando voces contrarias con críticas negativas al confinamiento obligatorio.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Limpiador de vidrios en Avenida Oriental
Editorial

Solidaridad por la vida

El anhelo de proteger vidas, que confiamos en que es común, nos invita a asumir nuevas responsabilidades con el control de la epidemia, a ser solidarios con quienes...
Catedral Metropolitana
Religión

Eucaristías y Semana Santa, a puerta cerrada

La Arquidiócesis de Medellín anunció medidas de prevención y cuidado frente a la amenaza que significa la pandemia del coronavirus.
Francisco muestra cómo transitar el camino del perdón
Editorial

Francisco muestra cómo transitar el camino del perdón

El Gobierno, y tras él las demás ramas del poder público, se ha encargado de confundir a la sociedad sobre las responsabilidades de victimarios y víctimas en el...

Lo más leído

1
Mundo Fantástico /

Daniela Abad Lombana entre lo íntimo y lo secreto

Daniela Abad Lombana, quien nació en Turín, Italia, en 1986, ha contado parte de la historia reciente de...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
4
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
5
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
6
Columnistas /

Los Entornos personales de aprendizaje

En los paradigmas de la educación del siglo XXI es necesario evolucionar de la didáctica conductista...