Refundar el país

Autor: Pedro Juan González Carvajal
29 agosto de 2017 - 12:07 AM

Acciones a emprender buscando siempre la sostenibilidad del proyecto sociopolítico, la viabilidad económica y la sustentabilidad ambiental

 

 

Aun cuando sugestivo, el título de la presente columna ofrece más expectativas y deseos que posibilidades reales de acción. Cuando uno funda algo y es afortunado y diligente, la cosa desde el principio ha de funcionar. De ahí el dicho popular que sentencia que “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”. En términos de gerencia pública o privada, cualquier ajuste estructural de cualquier organización debe hacerse sobre la marcha, ya que es imposible, parar el día a día para poder organizar, y ahí sí, proceder a implementar lo que haya menester.

Las dos estrategias gerenciales tradicionales giran alrededor de las acciones de refuerzo ó a las acciones de redespliegue. En las de refuerzo, se emplean más recursos para seguir haciendo lo mismo, de igual manera, mientras que en las acciones de redespliegue, se hace un detente para cambiar de rumbo. El cese de hostilidades con las Farc y el abrumador respaldo internacional a este proceso, ofrecen una posibilidad única de hacer los ajustes que el país requiere para salir de este torbellino que no nos permite salir del pantanero en el cual estamos atrancados y atascados desde hace decenios en términos de iniquidad, pobreza y falta de justicia social.

Vea también: Sociedades enfermas

Algunas de las acciones por emprender a corto, mediano y largo plazo, serían, entre muchas otras las siguientes, buscando siempre la sostenibilidad del proyecto sociopolítico, la viabilidad económica y la sustentabilidad ambiental del país:

Reivindicar el papel de los maestros, los jueces, los policías y soldados y los funcionarios públicos. Trabajar por la cultura de la legalidad y de la institucionalidad. Temas como la paz, la justicia, la libertad, entre otros, no deben ser tratados como temas de campaña, sino como derechos fundamentales. Temas   como las relaciones internacionales, la Defensa Nacional, las fronteras y los mares, entre otros, deben ser tratados como asuntos de Estado y no como temas de Gobierno. Desmontar todas las exenciones y los tratamientos especiales de todo tipo. Desarrollar un programa de sustitución completa de subsidios por oportunidades reales. Ante la carencia de un Plan de Desarrollo Económico respaldado en un modelo adecuado, darle continuidad a estas cuatro estrategias: Soberanía alimentaria, Soberanía energética, Preservación del recurso hídrico y Explotación sostenible de los recursos de la minería y de la biodiversidad. Hacer cumplir la Constitución tanto en lo concerniente a los aspectos de participación y descentralización, como en la independencia plena de los tres poderes públicos. Pena de muerte para erradicar la corrupción. Una sola y completa reforma tributaria orientada a la universalización del pago de impuestos alrededor del Impuesto al Valor Agregado diferencial, el castigo a la propiedad improductiva o el fomento para volver productivas las propiedades y la penalización de la evasión de impuestos. Cambiar el esquema educativo por un sistema educativo, pues el garabato actual no funciona. Cambiar el modelo de administración de justicia, pues el actual es inoperante. Cambiar el modelo de salud, pues el actual no responde a las necesidades. Cambiar el sistema pensional pues el actual no sirve.

Buscando la inserción en el mundo global, algunas acciones que no dan espera, son: Eliminación de leyes innecesarias. Supresión de trámites que no aporten valor. Muerte política a quienes defrauden las arcas del Estado o no sepan defender los altos intereses de la nación. Reestructurar la División Político Administrativa del país.  Estandarización, alrededor de los mandatos de la Ocde, de la ejecución y la medición de las líneas de desarrollo. Establecer política demográfica. Establecer Planes de Desarrollo a 50 años. Reducir el tamaño del Congreso Nacional. Propender por la consolidación de una República Unitaria con Organización Federal.

Solo un gran compromiso ciudadano que impulse una verdadera la voluntad política, permitirá que cerremos los ciclos aberrantes del pasado y podamos comenzar a construir un camino nuevo. Una invitación a los viejos para que no estorbemos y dejemos que los jóvenes se apersonen y se empoderen de sacar a delante aquellas decisiones que afectarán su futuro inmediato.

Además: Desde las graderías

Sigamos insistiendo en la necesidad de dotar a Medellín de un adecuado Centro de Espectáculos.                 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Artículos relacionados

Pensemos distinto
Columnistas

Pensemos distinto

Ahora que el fuerte invierno ha generado colapsos frecuentes en el transporte aéreo, es hora de repensar y replantear el alcance de las obligaciones de los operadores...

Lo más leído

1
Política /

Valorización calienta la campaña en Rionegro

La altísima contribución que le están cobrando a los “ricos” de esta ciudad, ya está impactando...
2
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
3
Columnistas /

Carta de un examor

Tu madre me escribió, pero no leí la carta, pues la primera frase me pareció muy rara diciendo que...
4
Columnistas /

Medellín: SOS por el aire

La Alcaldía de Medellín remitió a los ciudadanos un decálogo de lo que debemos hacer para aguantar la...
5
Columnistas /

Régimen simple y el Contrato realidad en materia laboral

La simplificación se constituye como una medida dirigida a superar los bajos índices de recaudo bruto...
6
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...