Puerto de Tribugá: sembrar concreto en medio de la selva

Autor: Adrian Marcelo Buitrago Gallego
18 julio de 2019 - 09:53 AM

La construcción de un puerto en el Golfo de Tribugá ha suscitado opiniones contrarias sobre la conveniencia de la obra. EL MUNDO se dio a la tarea de investigar qué implicaciones ambientales tendría la construcción de esta megaobra sobre los ecosistemas circundantes.

Medellín, Antioquia

En el golfo de Tribugá existen tres infinitos: el cielo, el mar y la selva. Es un lienzo pintado de azul y verde, un dibujo exótico en el que todo se mueve. La vida palpita en la selva nuquiseña: en el canto complejo de la ballena, en los graznidos de la gaviota y en el chirrido de la cigarra.

Ese palpitar está en riesgo por la construcción de un puerto de aguas profundas en la ensenada de Tribugá, que tendría muelles de hasta 3.600 metros de longitud, profundidad entre 15 y 20 metros y capacidad para recibir barcos de 200.000 toneladas.

Lea: Tres empresas frenan la integración metropolitana

El golfo de Tribugá, donde está ubicado Nuquí, hace parte de un extenso territorio conocido como Chocó Biogeográfico, que ocupa poco menos del 3% de la superficie terrestre y contiene más del 10% de su biodiversidad. Esta región va desde el Darién al sureste de Panamá, a lo largo de la costa Pacífica de Colombia y Ecuador, hasta el costado noroccidental de Perú. Alberga más de 9.000 especies de plantas vasculares, 200 mamíferos, 600 aves, 100 reptiles y 120 anfibios. Una cuarta parte son endémicas.

En la zona de los bosques del golfo de Tribugá hay altos índices de diversidad. Esta área está cubierta en su mayor parte de bosque poco disturbado y corresponde a la clasificación de muy húmedo tropical y pluvial tropical. Allí se encuentran ubicados ecosistemas frágiles y de suma importancia para conservar la biodiversidad.

Tribuga web

Vista aérea ensenada de Tribugá.

Un área que necesita ser protegida

En el golfo existen ciertas medidas de protección como las Unidades Ambientales Costeras del Pacífico Norte y Baudó-San Juan, la Zona Exclusiva de Pesca Artesanal, el Parque Nacional Natural (PNN) Utría y el Distrito Regional de Manejo Integrado (Drmi) Tribugá-Cabo Corrientes, un área custodiada por Codechocó y el Consejo Comunitario General Los Riscales.

Dentro del Drmi hay 2.408 hectáreas de manglar, de las cuales 916,94 podrían desaparecer por la obra. El manglar, según explicó Juan Felipe Blanco, biólogo y profesor de la Universidad de Antioquia, ofrece diversos servicios ecosistémicos, entre los que se destacan ser barrera protectora para las poblaciones costeras frente a cambios climatológicos.

Cerca de los ríos y los esteros, entre agua dulce y salada, está el manglar. Los árboles leñosos de gato, blanco, piñuelo y nato son los más comunes de las siete especies de mangle que hay en la selva nuquiseña. En sus raíces desovan gran cantidad de peces y otros animales marinos, sobre sus ramas habitan decenas de aves y al interior de sus troncos insectos. Los helechos posan sobre sus brazos junto a las orquídeas, de las que abejorros y colibríes absorben el polen.

Blanco señala que los manglares y las playas son los ecosistemas que más peligro correrían con la construcción del puerto. Apunta que hay riesgos tanto en la fase de construcción como en la operación. Durante la primera se afectarían especies vegetales y animales, teniendo en cuenta que parte del puerto se edificará en un espacio donde actualmente hay manglar. Pero el mayor peligro es durante la fase de operación debido al riesgo de derrame de hidrocarburos, algo que ha sucedido en numerosas ocasiones en todo el planeta y sería catastrófico para el equilibrio ecológico de toda la costa chocoana.

Otro riesgo es la afectación del corredor migratorio de la ballena jorobada. Se estima que cerca de 3.000 ballenas jorobadas pasan por el golfo de Tribugá anualmente para dar a luz a sus crías, hacen un viaje de unos 8.000 kilómetros para llegar a la ensenada de Utría, en el golfo de Tribugá. Tras el parto regresan a la Antártida.

No sólo los ciclos de migración de las ballenas podría verse afectada: en los primeros meses del año, las playas y cerros costeros son cubiertos por aves que vuelan en grandes bandadas desde Canadá y Estados Unidos debido al enfriamiento del hemisferio boreal. Revolotean por encima de las aguas y en gavilla se arrojan sobre los cardúmenes de peces. Los morros cubiertos de árboles y las rocas rodeadas por el mar se visten de blanco y gris de gaviotines y gaviotas. En julio llegan las yubartas y las tortugas a desovar. Durante todo el año hay migración de peces y de insectos como mariposas y libélulas.

 

Conceptos del puerto

El Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) calificó el proyecto como inviable, ya que “alteraría el equilibrio ecológico existente y causaría un impacto irreversible, con consecuencias catastróficas para los ecosistemas del golfo y áreas adyacentes”.

Brigitte Baptiste, directora del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, explica que no puede dar concepto del proyecto porque eventualmente el Instituto es una parte que entra a dirimir el concepto del licenciamiento ambiental, “sin embargo sí puedo expresar la preocupación que implica una obra de tal magnitud en una región tan sensible y las salvaguardas que se requerirían no solamente para ponerlo en operación y construirlo, sino realmente para garantizar que la biodiversidad no va a resultar perjudicada”.

Agrega que es necesario comparar el proyecto con puertos como Buenaventura que, además, “necesitan inversiones sustanciales para seguir funcionando”, para decidir si realmente es necesario. Expertos e instituciones como Invemar han sugerido que en lugar de construir una nueva obra que pone en riesgo a la diversidad y a las comunidades que dependen de los servicios ecosistémicos, se amplíe y mejore el puerto de Buenaventura.

 

La postura de la comunidad

Precisamente la situación de Buenaventura ha hecho que los habitantes del territorio y los Riscales se opongan al proyecto argumentando que Nuquí va en camino de convertirse en un nuevo Buenaventura. Las cifras del Dane muestran que la mayoría de bonaverenses no tienen satisfechas sus necesidades básicas, el 71% de la población no tiene agua a diario, el 40% de los ciudadanos no tiene servicio de alcantarillado, el desempleo supera el 65%, y el 41% de las personas viven en la miseria.

Henry González, biólogo nuquiseño, señala que “el Chocó es una zona que siempre estuvo marginada, y Nuquí es un municipio que ha elaborado su propia forma de subsistencia, procesos como el Drmi, el trabajo de los Riscales y muchos otros procesos dan fe que la comunidad tiene presentes otras formas de desarrollo, muy diferentes a la noción de desarrollo occidental, visto sólo como crecimiento económico”, y agrega que el tema ambiental no se debe desligar del social.

En el artículo Un segundo puerto en el Pacífico colombiano, una estrategia para el desarrollo de pocos y la condena de muchos, González especifica que una construcción de las magnitudes del golfo de Tribugá puede generar “desplazamiento forzado de territorios ancestrales por medio de procesos de reubicación y expropiación, afectación de prácticas tradicionales de sobrevivencia, extinción de las cadenas económicas de las comunidades negras e indígenas, extinción de expensas agrícolas, creación de botaderos para el manejo de residuos y su consecuente descomposición, posible afectación de organizaciones y comunidades que dependen del ejercicio de la pesca artesanal en los municipios de Nuquí y Bahía Solano”.

Las preocupaciones ambientales y sociales son numerosas y correlacionadas. Expertos e instituciones han expresado la importancia de conservar estos ecosistemas de importancia vital para la conservación de la biodiversidad y el equilibrio ecológico, principalmente en un contexto de cambio climático antropogénico y pérdida acelerada de biodiversidad en que se encuentra el planeta. Vale la pena preguntarse entonces si es tan importante un nuevo puerto en el Pacífico como para tomar un riesgo tan grande, si conviene sembrar concreto entre la selva y el mar.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Arturo
Arturo
2019-07-22 16:11:02
Están tratando de imponer los intereses personales o de unos pocos, a los de la mayoría... del planeta! La sociedad que está impulsando el puerto en Tribugá, está conformada por Entes Territoriales en su mayoría, y sus líderes o impulsores, no son versados en temas portuarios. Están más interesados en los réditos que puede dejarles una obra de estas magnitudes, que en el desarrollo del país. Ya sabemos que donde haya contratos y puestos, llegarán los políticos para impulsar y acaparar, porque es su forma de sobrevivir, sin importar si nace otro elefante blanco. Hasta son capaces de sacrificar la biodiversidad del planeta. Horror!

Destacados

Daniel Restrepo García
Más Deporte /

Con el deporte, Daniel le dio un salto a su vida

Colombiamoda
Moda Y Textiles /

Vestuario al sol

casas sin revocar
Palabra & Obra /

Casa de paredes sin revocar

Religión
Mundo Transformador /

La paz no supone la conversión

concejo de Medellín
Columnistas /

¿Postmoderno o posmoderno?

Artículos relacionados

Gilberto Quintero
Infraestructura

La Troncal del Café estaría cerrada el resto del año

El Secretario de Infraestructura de Antioquia, Gilberto Quintero Zapata, habla de lo bueno, lo malo y lo feo de la red vial de esta región, tanto la que está a cargo...
nacho Ayura
Infraestructura

Las paradojas viales de Antioquia

El inicio de obra del intercambio vial del Ayurá y el anuncio de nuevos proyectos viales contrasta con los graves problemas que registran tres troncales nacionales...
Pacífico I
Infraestructura

La Troncal del Café, a debate en la Asamblea

Los diputados antioqueños quieren saber el por qué de los permanentes problemas de esta vía y si los trabajos de convertirla en una 4G están atrasados y en peligro...

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

La campaña electoral está en todo su furor y presentamos un resumen de algunas de las últimas novedades...
2
Columnistas /

Era, o no, lo que se esperaba

No se esperaba también que se armara el zafarrancho entre Gobernación y Alcaldía, cuando “lo que se...
3
Mundo Estudiantil /

Es un error exponer a su hijo a las pantallas a temprana edad

Conozca herramientas para orientar a padres, madres y cuidadores en la protección de sus hijos en la era...
4
Columnistas /

El hombre de la sonrisa plena

Domingo 18 de agosto de 2019, año 30 de su asesinato. Y cuando me despierte, Galán todavía estará...
5
Estilos De Vida /

Tulio Zuluaga: Rebelde pero de buen corazón

No es fácil y nunca será fácil llegar y arrancar a preguntar de lo humano y divino a un personaje...
6
Urbanismo /

El narcotráfico no es el mismo de hace 30 años

Han pasado 30 años desde el asesinato de Luis Carlos Galán por enfrentarse al narcotráfico. Pese a que...