Panorama político

Autor: Nacho
5 julio de 2018 - 03:30 PM

El presidente electo Iván Duque ya no sale de Antioquia, región que le dio el triunfo y a donde regresa este martes para ser condecorado.

Medellín

Iván Duque 

Antioquia y Medellín fueron claves, fundamentales y decisivas en el triunfo electoral de Iván Duque Márquez como presidente de Colombia. Será que está tan agradecido que es por eso que está viniendo tanto por estas tierras oriundas de su padre y su familia. Además que con tanta viajadera por dentro y por fuera de Colombia parece como si ya estuviera mandando o gobernando. Hace poco estuvo recordando a su padre y a los amigos de él en Gómez Plata, además de enterarse en vivo y en directo de la evolución de la situación que se registra en Hidroituango. Pues el próximo mandatario nacional regresa a Medellín este martes 10 de julio para ser condecorado por el gobernador Luis Pérez, quien hoy está más duquista que uribista. Al muy sorprendente presidente electo le será impuesto el Escudo de Antioquia, categoría oro, en una ceremonia en la cual también se llevará a cabo el lanzamiento del libro “Arqueología de mi padre”, publicado por el Instituto de Cultura y escrito por el mismísimo Iván Duque M. con dotes de escritor. Este homenaje se realizará en el Gran Salón de Plaza Mayor, a las 11:00 a.m. y bajo estrictas y aburridoras medidas de seguridad. Qué pereza.

 

El caso Mockus 

Las afugias jurídicas de la curul del senador electo y profesor Antanas Mockus apenas comienzan y no terminaron con la decisión seis a dos de la plenaria del CNE que derrotó la ponencia de uno de sus magistrados que planteaba su inhabilidad para ser elegido en esa corporación. Mejor dicho, en todo lo que resta de este año tendrá que defenderse pues su caso aún no termina. Después de la determinación de esta semana del CNE, este organismo debe elaborar una nueva ponencia que justifique o argumente, ahora si jurídicamente, por qué consideran esos seis magistrados que Mockus no estaba inhabilitad por supuestamente gestionar o no contratos con el Estado durante su candidatura por el Partido Verde al Senado. Una vez aprueben esa ponencia es que seguramente sus contradictores jurídicos o a lo mejor políticos demandarán esa decisión administrativa del CNE por la vía judicial ante el Concejo de Estado, en su Sesión Quinta Electoral, que según las cuentas que se hacen podría resolverse antes de la vacancia judicial de diciembre de este 2018. Y vaticinan que la curul de Mockus por el Consejo de Estado corre muchos riesgos, toda vez que el fallo del CNE de esta semana, critican y advierten muchos pero muchos entendidos, tiene visos o vicios políticos por la misma composición y origen partidista de los nueve magistrados electorales, por lo cual se insiste en que el actual CNE debe desaparecer y ser reemplazado por una Corte Electoral con funciones jurisdiccionales o judiciales. Y muy peregrino el argumento que judicialmente no se debe tumbar la curul de una persona que sacó 500.000 mil votos, pero sí la de uno que obtuvo 30.000 sufragios. Los izquierdosos y los alternativos-independientes ven persecuciones políticas hasta debajo de sus camas. Se creen intocables y ahora más con esos ocho millones de votos de Petro.

 

Como que no 

Una fuente de información muy adentro del Centro Democrático, CD, asegura que el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez “no quiere ser presidente del Senado” en la legislatura que empieza este 20 de julio. Entonces será que por Antioquia la senadora reelecta Paola Holguín, segunda en votación tras Uribe, dará la pelea interna en el CD por esa dignidad. En ese partido como en todos los demás esos