Pandemia y deshumanización

Autor: Iván de J. Guzmán López
30 mayo de 2020 - 12:01 AM

Parece que algunas instituciones de orden público y privado, se han convertido en calles del oeste, pues todos los días recibe uno noticias de despidos, sin duda un golpe vulgar, torvo y canalla en plena pandemia, no obstante que el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera Báez, pontifica a diario que no se pueden despedir trabajadores en esta situación de covid-19.

 

Medellín

Uno pensaría que este titular no debería usarse en esta época. Que no es coherente. Un oxímoron. Lo cierto es que esta situación de pandemia no nos está humanizando, como aseguraban algunos pensadores en el mundo. Al contrario; parece que nos está deshumanizando a situaciones extremas e intolerables: estamos aún en la etapa de confinamiento obligado, y sin embargo, día a día, vemos el doloroso clamor de algunos colegas, denunciando feminicidios, desapariciones y asesinatos en Medellín, sin que autoridad alguna se sienta aludida, no obstante que en trapos rojos, aparece enarbolada la “defensa de la vida”, como programa de gobierno.

Lea también: Queja de pena y amor por nuestra alma máter

Parece que algunas instituciones de orden público y privado, se han convertido en calles del oeste, pues todos los días recibe uno noticias de despidos, sin duda un golpe vulgar, torvo y canalla en plena pandemia, no obstante que el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera Báez, pontifica a diario que no se pueden despedir trabajadores en esta situación de covid-19.

¿Y qué decir de aquellos que, aprovechando las millones de personas en situación de miseria y las atribuciones del momento, fingiendo actitudes de misericordia, recurren a la sobrefacturación de una libra de lentejas, para enriquecer los bolsillos del traje de marca que recubre su pobre humanidad? En este tren encontramos, de manera profusa, sin guardar dos metros de distancia, a los variopintos gobernantes de terrible catadura moral, seguidos con mansedumbre extrema por decenas de incondicionales a la servidumbre y al delito. Como escribe mi admirado escritor Moisés Naím, en una de sus columnas, refiriéndose a las fake news, a la corrupción y a los tiranos: el problema no es que abunden los “charlatanes de feria”; el problema es que hay muchos que les creen.

Adicional, algo aberrante, algo absurdo, abyecto, la suprema vergüenza de un país, es la noticia diaria: médicos, enfermeras, personal de salud, golpeados en las calles, excluidos de medios de transporte, irrespetados por individuos sin Dios ni ley, que dicen “evitar el contagio”. Duele volver a señalar los abusos, las condiciones laborales degradantes a que es sometido el personal de la salud (denunciado por este columnista de tiempo atrás), y la permisividad (tan evidente en algunas ocasiones, a tal punto que raya con la complicidad) de autoridades y de jueces en miles de casos donde la única posibilidad del ciudadano es la tutela. Como escribe mi amigo columnista y abogado José León Jaramillo, hijo de nuestro insigne don Agustín Jaramillo Londoño, refiriéndose a una ministrica: “La ministra parece aún no entender el viejo aforismo con el cual fueron formados muchos abogados, según el cual, la ley no tiene corazón y el magistrado que le presta el suyo, prevarica”.

Otro elemento, lamentable para un Estado de Derecho, es la situación de amedrentamiento al ciudadano (más común de lo que se cree), por parte de diversas autoridades, al extremo de llevarlo a la aceptación del soborno, como es el caso que describe el querido columnista Eufrasio Guzmán Mesa, intitulado: Pecar por la paga o pagar por pecar (El Mundo, 28 de mayo de 2020). Para finalizar, se observa una peligrosa burla de los artículos y decretos de gobernadores y alcaldes, al ver calles, semáforos, avenidas y barrios, atestados de gente sin ningún elemento de protección, y nulo respeto por el pico y cédula, propiciando así la propagación de la pandemia.

Por supuesto, como decía Vargas Llosa en una de sus conferencias (hablando de  algunos gobernantes baldados por la corrupción y la ineptitud), no se puede caer en el nihilismo y la parálisis. No podemos quedarnos callados; tenemos que emprender acciones que desenmascaren individuos dañinos a la sociedad; individuos que vienen medrando en alcaldías y gobernaciones y se dan el lujo de repetir, a expensas de un pueblo ignaro y empobrecido, que sucumbe a cantos de sirena e inversiones multimillonarias de recursos públicos, que pregonan la defensa de la vida y el buen gobierno. “Denunciar: este debería ser el papel del periodismo y de los intelectuales de un país”, advertía Mario Vargas Llosa.

Le puede interesar: Gobierno para la paz, la vida y la prosperidad

Como sugiere el escritor peruano, invito a los intelectuales, periodistas y escritores, a denunciar con rigor y oportunidad, para que en verdad seamos defensores y constructores de la democracia que soñamos.

Puntada final: a todos aquellos que me ofrecieron su voz de aliento con motivo del fallecimiento de mi madre, el pasado 13 de mayo, un abrazo y Dios les pague.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Jairo Alberto
Jairo Alberto
2020-05-31 16:14:13
En las cirscunstancias actuales ,economicas ,sociales ,culturales se esta observando la grandeza y mediocridad de los dirigentes del sector privado y publico La falta de respeto hacia los empleados de alto y bajo rango desde profesionales hasta operadores de todo tipo de oficios Frente alas normas y decretos del gobierno hacen caso omiso los banqueros ,empresarios de alto ,medio y bajo rango. Una demanda laboral cuanto tiempo tarda en hacerse efectiva bien si es ganada o perdida La falta de etica en todas las actividades de la vida nacional en el sector publico y privado da para un festin de riqueza mal habida, cuantas personas en poco tiempo son poseedores de buenos bienes y propiedades , que honestamente se conseguiran con un buen marimonio?o obteniendo el premio de un baloto o loteria ,donde la probabilidad es minima En el periodismo Ivan que eres un abanderado de la etica y la informacion veraz y no sesgada ,escuchamos y leemos periodismo farandula, coronel investigando a Uribe 45 años despues de ser director de aerocivil , con programas de muy bajo nivel cultural , tienen mejor programacion las emisoras y canales regionales , que tal la red el capo y otras telenovelas ,todavia emiten el chavo Son la repeticion de lo que leemos o escuchamos temprano sin investigacion veraz, carentes de etica para emitir informacion sin confrontacion o investigacion , todos y todas las presentadoras de los canales de tv y periodistas de la radio ya maneja con una agilidad pasmosa la estadistica la medicina y demas Decia Estanislao zuleta se educa a la gente para el trabajo no para saber leer y pensar , tu amigo Memo Angel ha dicho se especializan en ciertas profesiones en algo que no tien sentido en el pais simplemente al titulo ph o doctorado se le agregan MAS $ MAS $ si encuentran un empleo que no este sobre valorado

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Medico
Columnistas

¿A quién aplaude el pueblo colombiano?

Cuando esta pandemia pase, sólo espero que Colombia, tras una economía baldada y cientos de comportamientos políticos, sociales, culturales, educativos y...

Lo más leído

1
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
2
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
3
Columnistas /

América antes de Cristóbal Colón

El centro del mundo es cualquier sitio del planeta, donde los seres humanos hayan empezado a reorganizar...
4
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
5
Asia /

Las dos Coreas se preparan para una histórica cumbre

En la zona limítrofe entre ambas naciones, se vivirá el encuentro presidencial, marcado por el arribo...
6
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...