Pájaros de verano: una cinta de convicciones y realidades

Autor: Jorge Hernán Echeverri
12 agosto de 2018 - 02:00 PM

Una vez más la pareja conformada por Cristina Gallego y Ciro Guerra conmociona el mundo de la cinematografía. Este análisis explica por qué. 

Medellín

La productora Cristina Gallego se pone por primera vez detrás de cámaras en compañía de un experimentado director como Ciro Guerra, y nos traen una estupenda película que le ha dado la vuelta al mundo, con excelentes comentarios de la crítica internacional y de quienes la hemos podido ver en las salas de cine. 
Seguramente para muchos será otro filme de drogas, como parte de esa marca que tiene hoy el cine colombiano, pero para otros, Pájaros de verano es una obra sorprendente y atípica, llena de fuertes contrastes, con personajes ricos en sus matices, que con su actuación y un estupendo libreto reflejan parte de esa historia que nos cicatriza.

Vea también: Película Pájaros de verano abrirá la quincena de realizadores en Cannes
La “Bonanza Marimbera”, el lucrativo negocio de la venta de marihuana a Estados Unidos fue un presagio de lo que marcaría a un país por décadas.  En la Guajira, una familia Wayuu vivirá en carne propia las consecuencias del choque entre la ambición y el honor. Su cultura, sus tradiciones y sus vidas serán amenazadas por una guerra entre hermanos cuyas consecuencias las sentirá el mundo entero. 
Esta es la sinopsis de la última película colombiana que está llena de elogios internacionales, cuya directora describe de la siguiente manera: “Es una película que suena a gánsteres, a tragedia griega, a western y a cuento de García Márquez”, enmarcada en un contexto colombiano rico de historia, hablada en el idioma Wayuu, que a través de sus tradiciones nos van relatando de manera simple la destrucción de una familia.
De todos los personajes, Úrsula (Carmiña Martínez), es la de mayor carisma en la película. Su personalidad fuerte es el eje fundamental de la misma. Aspecto que resalto, porque desde la visión de la directora, era contar el relato a través de las mujeres y su influencia en las decisiones que se desarrollaban a lo largo de la historia.
Su guion es sencillo y cautivador, porque desde el inicio el espectador se va adentrando en los terrenos de las costumbres de la familia Wayuu, sus rasgos, que se complementan con la historia de una población que sucumbe ante la marihuana, como factor externo a sus tradiciones, que poco a poco va destruyendo las raíces de su legado. Y eso, nos permite entender parte de la historia que hemos vivido por más de 30 años en Colombia, como ha sido el dolor de la traición, la codicia y la ambición.

Vea también: Harold Trompetero su búsqueda constante de reinvención
Gracias a su narrativa, Ciro Durán y Cristina Gallego han construido una cinta gloriosa, llena de convicciones y realidades que no podemos ocultar. Una película valiosa y sincera que nos muestra desde su óptica el ingreso de nuestro país al negocio de la droga y como las familias rompen sus círculos por la ambición y el poder.


FICHA TÉCNICA
Dirección: 
Ciro Guerra y Cristina Gallego Guion: María Camila Arias y Jacques Toulemonde Vidal Reparto: Carmiña Martínez, Natalia Reyes, José Acosta, Jhon Narváez, José Vicente Cote Fotografía: David Gallego

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Educación inicial
Columnistas /

Problemas de una educación politizada

Familia cafetera
Columnistas /

El salario mínimo, la familia y las necesidades básicas en Colombia

Joseph Stiglitz
Columnistas /

La crisis del neoliberalismo

Estatua de la Libertad
Columnistas /

En alta mar, de Ramón Alberto Mejía

Trabajador EPM
Columnistas /

Cinco consejos no pedidos al alcalde Quintero

Artículos relacionados

Y en un cerro, Lita adquiere una comprensión que cambia sus decisiones.
Palabra & Obra

Matar a Jesús entre el odio y el perdón

Mirada con admiración al trabajo de su directora, a la película Matar a Jesús, de Laura Mora. La obra está en cartelera.

Lo más leído

1
Política /

“Envigado es más que un proceso penal”

Para el próximo alcalde de esta ciudad, Braulio Espinosa, Envigado es una muestra palpable, real e...
2
Columnistas /

La crisis del neoliberalismo

La crisis del neoliberalismo que se precipitó a partir del 2008 puede significar la ruina de la...
3
Columnistas /

Cinco consejos no pedidos al alcalde Quintero

EPM no es ganado de carne sino vaca de leche y para que la siga dando en abundancia hay que respetar su...
4
Columnistas /

Minería 2019

Sería muy importante realizar una evaluación integral del ejercicio de prospectiva realizado por la UPME...
5
Columnistas /

El salario mínimo, la familia y las necesidades básicas en Colombia

La recepción del salario mínimo al trabajador le genera la corresponsabilidad de aportarse a sí mismo y...
6
Columnistas /

Problemas de una educación politizada

No conozco un solo profesor universitario que no se queje del bajísimo nivel intelectual de sus...