Nubes. Imaginación. Confinamiento

Autor: Saúl Álvarez Lara
22 abril de 2020 - 05:32 PM

Presentación de la Revista Fición

Medellín

Las nubes no se detienen, se manifiestan en múltiples formas y exhiben en todo momento la posibilidad de transformación. Según el viento pasan de cúmulos a cirrus o asumen formas alargadas como trazos blancos sobre el cielo azul. Pero no siempre los trazos son inmaculados y luminosos, las formas apelotonadas se esfuman y se amplían, ascienden ligeras o permanecen bajas en tonos densos, insondables, que van y vienen sin parar. En este número especial de Ficción la Revista propiciamos el cruce entre la versatilidad de las nubes, quizá lo más visible en estos días; el empuje de la imaginación que tampoco se detiene, se inquieta, vuela, y según el torbellino interior se manifiesta; y el contexto único del día: el confinamiento obligado. Nubes, imaginación y confinamiento son los ingredientes que dieron cuerpo a estas páginas.

Lea la revista aquí: Ficción

Fragmentos del diario de Paloma Pérez Sastre para iniciar, narran el devenir en confinamiento de su entorno y su imaginario. Rodeado de libros y lecturas, Memo Anjel saborea platos inigualables y recuerda a Gregorio Samsa mientras ve pasar los días confinado en el balcón. Desde una habitación con ventana que nunca abrieron William Rouge narra los recorridos de un imaginario familiar. Reinaldo Spitaletta y el tío Benjamín comparten un viaje astral, encuentros y desdoblamientos por la ciudad pandémica. Verónica Villa Agudelo narra cómo Trini, ama de llaves del padre Ángel, se enfrentó con habitantes no deseados en la casa cural. El personaje de Emilio Alberto Restrepo pisó una caca de perro, como sucede con frecuencia, en la unidad cerrada donde vive y esta contingencia le permitió conocer de cerca algunos de sus vecinos. Los días en tiempo normal traen situaciones distintas, programadas o no; en el momento actual los lunes y los viernes y los domingos son iguales pero distintos, es lo que narra Saúl Álvarez Lara en el texto de cierre. El confinamiento obligado limita los movimientos a pocos metros cuadrados, sin embargo, lo único que no podemos limitar y menos aun confinar es la imaginación. Fue lo que nos propusimos en este número de Ficción La Revista.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
3
Columnistas /

“Rio” no se tilda y “meó” sí

Cuando se encuentren una i o una u con acento al lado de cualquiera de las otras tres vocales, tilden sin...
4
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
5
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
6
Columnistas /

¿Saben qué es USD y cómo se usa bien?

Cada moneda tiene su código de tres letras ISO, mientras que el $ sirve para varias monedas.