No es fácil el manejo de los vocablos

Autor: Lucila González de Chaves
12 abril de 2018 - 12:07 AM

La locución latina per se, que significa ‘por sí’ o ‘por sí mismo’, se escribe en dos palabras, en cursiva y sin acento.

1. Son sinónimos

Desde hace aproximadamente un siglo, el término facción se ha usado con un matiz que incluía la rebelión o la violencia;  figuraba en el Diccionario académico como: “parcialidad de gente amotinada o rebelada”; “bando, pandilla, parcialidad o partido violentos o desaforados en sus procederes o sus designios”.

La  23.ª edición de esa obra (año 2014)  añadió un significado más neutro de facción: ”grupo de personas unidas por ideas o intereses comunes dentro de una agrupación o colectividad”, muy próximo al de términos como: grupo o sector, de los cuales –según la nueva acepción- se convierte en sinónimo.

Así, facción puede considerarse, ahora, como término válido en frases como: “La facción minoritaria del partido afirma que su proyecto no será respaldado por los demás grupos”. “En julio de 2016 algunas facciones del Ejército turco emprendieron un intento armado de derrocar al presidente”, no importa que en cada una de ellas, facción tenga significados distintos.

Cuando no se quiera expresar rebelión o violencia, pueden evitarse ambigüedades recurriendo a otras palabras como grupo, sector, ala…: “El sector minoritario del partido afirma que su proyecto no será respaldado por los demás grupos”.

Lea también: Noticas ortográficas

2. Per se

La locución latina per se, que significa ‘por sí’ o ‘por sí mismo’, se escribe en dos palabras, en cursiva y sin acento.

A menudo se pueden encontrar en diferentes medios de comunicación frases como: “Es improbable que la serie sea tan costosa como para dejarla per sé”. “No creí que fuera necesaria persé”. “Es la recreación de todas aquellas cosas que perse hacíamos en el mundo analógico”.

Según indica la Ortografía de la lengua española las locuciones latinas se consideran extranjerismos y, por tanto, se escriben en cursiva y sin tilde.

Además, en español, existen otras expresiones como: por sí, de por sí, en sí mismo, por su naturaleza…, que pueden funcionar como alternativas válidas para evitar el abuso de la forma latina per se.

Los ejemplos anteriores debieron escribirse así: “Es improbable que la serie sea tan costosa como para dejarla per se”. “No creí que fuera necesaria en sí misma”.  “Es la recreación de todas aquellas cosas que por su naturaleza hacíamos en el mundo analógico”.

Además: Claves de redacción recomendadas por la RAE

3. Polizonte

El término polizonte alude de modo peyorativo a un agente de policía, por lo que es impropio su empleo para un polizón, que es quien viaja de modo clandestino.

Oímos decir: “Descubren el cadáver de un polizonte en un avión procedente de África”. “Los polizontes se escondían en la bodega del buque”. “Viajan la mayoría de las veces como polizontes en lo alto de…” 

Según el Diccionario académico, polizonte significa ‘agente de policía’ y se le entiende como un despectivo; mientras que polizón o polizona, según el sexo, es principalmente la ‘persona que se embarca clandestinamente’, definición relacionada con la navegación, pero que puede extenderse a otros medios de transporte como el de carretera o Los ejemplos citados debieron escribirse de manera diferente “Descubren el cadáver de un polizón en un avión procedente de África”, “Los polizones se escondían en la bodega del buque” , “Viajan la mayoría de las veces como polizones en lo alto de un tren”.

4. ¿Son comprensibles  estas expresiones?

-Para poder bajar me asgo de ti.

-Te ases de tu hermano por tus impedimentos físicos.

-Nos asimos fuertemente del brazo.

(“Asir: Tomar o coger con la mano, y, en general, tomar, coger, prender […]. Agarrarse de algo. […]. Diccionario de la Real Academia Española  - DRAE -23ª edición).

Las frases citadas, están tomadas de un cuento y son formas del verbo asir.

4. El idioma debe ser preciso, conciso, claro y natural

para que cumpla con su función  esencial de la comunicación, la que es una necesidad  del corazón y del cerebro para  acompañarnos de quienes nos rodean, no para que se alejen  a causa de un lenguaje petulante.

No es aceptable estar utilizando vocablos –que aunque aceptados por la Real Academia – impidan la rápida comprensión de las ideas. Si se nos pregunta: ¿qué dijo?   Es porque no fuimos claros ni precisos ni naturales en nuestra expresión.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
3
Columnistas /

Carta para ti, querido estudiante

La universidad es una de las más grandes creaciones de la civilización occidental: es la empresa de...
4
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
5
Ciencia /

10 fenómenos físicos que las teorías clásicas no supieron explicar

Este 14 de marzo se cumplen 139 años del nacimiento de Albert Einstein, en Ulm (Alemania), en 1879, uno de...
6
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...