Mascotas y convivencia

Autor: Luis Felipe Dávila
15 abril de 2019 - 10:04 PM

En una sociedad que parece que cada vez tiene más mascotas y menos niños, he sentido que me hacen el feo por buscar un parque familiar libre de estiércol donde poder jugar a la pelota

Medellín

Luis Felipe Dávila Londoño

Los asuntos de convivencia nos siguen golpeado muy fuerte en la ciudad, un porcentaje muy importante de los homicidios están relacionados con ella, o con su ausencia. El alto volumen de los equipos de sonido, el manejo de las basuras, el cuidado de las mascotas y la adecuada disposición de sus heces son asuntos que tienen gran influencia en el aumento de los casos de conflictividades cotidianas. Muchas riñas en el país comienzan con una discusión por las basuras, los perros, o la música. El asunto de las mascotas creo que es fundamental, y hoy quiero concentrarme en sus implicaciones. En primer término, amo las mascotas, los perros y en especial los gatos, sin embargo, me preocupa la manera en la que mis vecinos se comportan con sus animales y el modelo de sociedad que se va configurando.

Lea también: Aumentan los homicidios en Medellín

Hace poco se hizo viral el video donde una chica bogotana se reúsa a recoger las heces de su perro, su grosería y su falta de cultura ciudadana generaron indignación y risas entre las diferentes audiencias, pero no es un caso aislado, cada vez encuentro en los parques más recuerdos abandonados por sus amos. No sé si se trata de una moda entre los dueños de mascotas, algunos incluso sacan las bolsas y hacen la parodia de recoger y botar, para distraer a los otros paseadores matutinos.

Sé, de buena fuente que en ciertos conjuntos residenciales en Bello utilizan las cámaras de seguridad para multar a los dueños de gatos que se escapan un segundo de los apartamentos. La administradora de la unidad allega fotografías y videos para multar los descuidos momentáneos de sus copropietarios, los porteros en vez de informar a los dueños o emprender cualquier tipo de solidaridad, prefieren tomar fotos para castigar, penalizar y multar. Es obvio que cualquier ser viviente requiere salir de su encierro, y eso debería ser parte de las condiciones normales de cualquier copropiedad. Sin embargo, ciertas administradoras prefieren caer en el abuso y en el sistema de panóptico y reclusión para las mascotas.

El caso de la comuna catorce (El poblado) es muy interesante. En ella veo cada vez más perros que niños, la rareza es encontrarse un columpio en los parques. De hecho, los diseños de los parques parecen pensados solo para paseadores de caninos, en ellos los niños no tiene lugar y los picnics que se realizaban allí parecen cosa del pasado. En cierto parque de la comuna catorce veo esas dinámicas de exclusión y urbanismo. Deberían ser más honestos y poner un letrero que diga: prohibidos niños, prohibido familias foráneas. Solo aptos para caninos de elite y sus acompañantes.

Lea también: Las empanadas y la policía

En una sociedad que parece que cada vez tiene más mascotas y menos niños, he sentido que me hacen el feo por buscar un parque familiar libre de estiércol donde poder jugar a la pelota. Veo que muchos transitan con sus perros de razas potencialmente peligrosas sin bozales y sin ningún cuidado. Para estos su perro es sinónimo de poder y virilidad. También he escuchado que los perros ladran todo el fin de semana en apartamentos diminutos donde son abandonados por sus amos. Así como otros que simplemente los abandonan en la calle como si fueran basura. La publicidad los nombra como “hijos no humanos” y como “miembros de las familias” para poder vendernos más productos. El Código Civil los nombra como cosas y la Corte como “seres sintientes”. La relación entre humanos y otros seres vivos no humanos es importante, por esta razón es clave no caer en los excesos de atención y de humanización de otras criaturas, ni tampoco en el descuido grosero y en el abandono.

Mascotas sí, pero no de cualquier manera.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-04-16 12:55:30
En el último párrafo está el meollo del asunto: Q"excesos de atención y de humanización de otras criaturas,.." No se puede dejar de mencionar que los perros y demás mascotas están siendo confinados en recintos cada vez más reducidos, cuando hace años eran los animales, entre otros, que tenían el agro, las fincas, como su lugar, donde vivían a sus anchas. Ahora, si alguien va a sentarse en un prado debe pensarlo dos veces, pues por allí recogieron las heces de un perro, casi con seguridad. Y menos dejar que los niños, que se llevan todo a la boca, jueguen en los prados.

Destacados

Casa patrimonial en Abejorral
Columnistas /

Las intervenciones Urbanas y el parque del pueblo.  

Visitante a museo
Columnistas /

El caudillismo hace daño a la democracia

Registro de cédulas
Columnistas /

Costos electorales y corrupción

Estación de ferrocarril
Columnistas /

La nueva historia económica de Colombia (3)

Andrés Felipe Arias
Columnistas /

Arias, el perseguido de una justicia podrida

Artículos relacionados

Concejo de Medellín 2012-2015
Columnistas

Remar para el mismo lado, no es lo mismo que remar bien

Es fundamental regresar a la idea de gobernanza de la seguridad, donde son múltiples los actores responsables del tema y, donde las actuaciones de las otras ramas del...

Lo más leído

1
Infraestructura /

Tres empresas frenan la integración metropolitana

El Área Metropolitana ya procedió por la vía judicial a tramitar la expropiación de las fajas de...
2
Columnistas /

Arias, el perseguido de una justicia podrida

A Arias le estarían faltando solamente unos dos años de cárcel, a menos que la Corte le niegue los...
3
Política /

La mano firme de Rodolfo Correa

Este candidato a la Gobernación de Antioquia radicó un programa de gobierno denominado “Antioquia...
4
Columnistas /

El caudillismo hace daño a la democracia

Caso concreto y reciente es el de nuestro hermano país Venezuela, pero también los ha habido en otras...
5
Columnistas /

Las intervenciones Urbanas y el parque del pueblo.  

“…Un alto contenido urbanístico, con líneas de diseño modernas y vanguardistas, pero alejadas por...
6
Columnistas /

La nueva historia económica de Colombia (3)

El gran impulso a la educación en el gobierno de Pedro Justo Berrio, una pujante clase empresarial con...