Maestros a la U

Autor: Carlos Arturo Soto Lombana
16 mayo de 2017 - 12:10 AM

El mejor homenaje que la Universidad de Antioquia a los maestros es crear las condiciones para que se profesionalicen

El 15 de mayo de 1950, el Papa Pio XII proclamó a San Juan Bautista de la Salle como patrono especial de todos los educadores de la infancia y de la juventud y patrono especial de todos los educadores; en nuestro país se adoptó la fecha del 15 de mayo, de todos los años, para rendir un homenaje a todos a los maestros y profesores de Colombia.

Es común que se utilice las denominaciones de maestros y profesores como sinónimos para referirnos a quien ejerce la docencia en cualquier nivel educativo (preescolar, primaria, secundaria y universidad). Sin embargo, el sistema educativo colombiano discrimina social y económicamente a quienes trabajan en la educación inicial, básica y media de quienes lo hacen en la educación superior. No es gratuito que muchos docentes que se desempeñan en escuelas y colegios (hoy aglutinados en Instituciones Educativas) una vez obtienen su formación en programas de posgrado (maestrías y doctorado) aspiren a ocupar un plaza en la educación superior.

En mi paso por la decanatura de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia, me sorprendió encontrar que un alto número de los egresados de esta dependencia se desempeñaba en la educación superior; sorprende este hallazgo si se toma en cuenta que dentro de los objetivos planteados para la creación de las facultades de educación en Colombia estaba el de la formación de los profesores para el magisterio de la educación básica y media e incluso los directivos docentes de estas instituciones. Nunca fue un propósito de las facultades de educación formar a los profesores de las universidades.

Con el tiempo fue ganando estatus la denominación de profesor para denotar al que se preparó en la universidad y que adquirió el estatus de profesional de la educación. Mientras la denominación de maestro se fue relegando al docente que sin ser profesional ejerce el magisterio, principalmente en el preescolar y la educación básica primaria; bajo esta denominación caen todos los docentes que tienen título de bachiller, normalista, normalista superior, que en Colombia representan cerca del 15 por ciento de la nómina oficial (la nómina oficial está cercana a los 340.000 docentes).

En esta semana cuando recordamos a los maestros y profesores de Colombia, resulta apropiado recordar el compromiso que tiene el Gobierno Nacional con la profesión docente y de manera especial con el sector de los educadores que no tienen un título universitario. Estos maestros son los que están trabajando en las zonas más apartadas de la geografía, en condiciones adversas, sin apoyo institucional y en medio del conflicto armado.

En Antioquia los docentes que caen bajo esta denominación son cerca de 3.500, que se encuentran “estancados” sin poder mejorar sus condiciones profesionales, laborales y de calidad de vida. El estatuto de profesionalización docente (decreto 1278 de 2002) condiciona el ascenso en el escalafón y la remuneración a los estudios de posgrado; es claro que los docentes que no tienen un título universitario se encuentran en el nivel más bajo de la jerarquía docente y por supuesto sus salarios escasamente superan el salario mínimo.

Atendiendo a la oportunidad de tener esta columna de opinión me dirijo al Rector de la Universidad de Antioquia y a la decana de la Facultad de Educación para que reactiven la iniciativa del programa Maestros a la U y ofrezcan el programa de Licenciatura en Educación Básica Primaria, recientemente creado, en el contexto regional de Antioquia. El mejor homenaje que la Universidad de Antioquia les puede hacer a los maestros de Antioquia es crear las condiciones para que se profesionalicen y puedan acceder a las oportunidades de una mejor preparación posgraduada, lo que repercute de manera importante en la calidad de la educación de los niños que tienen a cargo y, de forma paralela, permite mejorar las condiciones de vida de estos docentes al acceder a una mejor remuneración y posición en el escalafón.

Nota: en los siguientes link se encuentra la explicación del programa Maestros a la U (https://www.youtube.com/watch?v=5-4vJj5r-SI) y una nota de una de las maestras antioqueñas posible beneficiaría del programa (https://www.youtube.com/watch?v=dBxdoW05pCU )

(*) Profesor Universidad de Antioquia

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Muerte de Julián Andrés Urrego
Columnistas /

La tragedia de la calle Barranquilla

Coomeva
Columnistas /

Salud... ¡salud!

Mina didáctica de Amagá
Columnistas /

Minería 2019

Federico Gutiérrez
Columnistas /

¿¿Qué nos deja señor alcalde??

Paro en Medellín
Columnistas /

Fijar objetivos

Lo más leído

1
Columnistas /

Salud... ¡salud!

Cabe preguntar cómo es posible que una EPS como Coomeva, abocada a una crisis financiera que la tiene casi...
2
Columnistas /

La tragedia de la calle Barranquilla

¿Quién es responsable de esa tragedia? La víctima es, en parte, culpable de lo ocurrido. Los otros...
3
Columnistas /

¿¿Qué nos deja señor alcalde??

Nos llena de nostalgia el recuerdo de alcaldes con visión y formación de estadistas como Jorge Valencia...
4
Columnistas /

Minería 2019

Sería muy importante realizar una evaluación integral del ejercicio de prospectiva realizado por la UPME...
5
Columnistas /

Fijar objetivos

Habría que preguntarle a los organizadores y promotores del paro nacional si sí han logrado lo que...
6
Artes Plásticas /

El grabado antioqueño se exhibe en Washington 

Una selección de los artistas participantes en el Encuentro de grabadores 2018 realizado en Medellín...