Los justos en el conflicto armado colombiano

Autor: Darío Valencia Restrepo
9 enero de 2017 - 12:00 AM

“Cuando Europa cayó bajo el yugo nazi-fascista, hubo personas que corrieron riesgos y pagaron altos precios para proteger a judíos, 

“Cuando Europa cayó bajo el yugo nazi-fascista, hubo personas que corrieron riesgos y pagaron altos precios para proteger a judíos, salvándolos así de los campos de concentración. Sin esperar recompensa alguna y sin estar obligadas a eso, se apartaron de una indiferencia cómplice y siguieron el impulso de hacer simplemente lo correcto. A esas personas el Estado de Israel se ha referido como ‘los justos entre las naciones’”.

Son las palabras introductorias del profesor Carlo Tognato, artífice y actual director del Centro Nicanor Restrepo Santamaría para la Reconstrucción Civil, escritas en un artículo suyo que relata luego lo ocurrido en un reciente foro que en Bogotá inauguró las actividades de dicho Centro (http://tinyurl.com/TognatoJustos). Considerando como referencia el ejemplo de Israel y con la participación de miembros de la academia, el empresariado, el Gobierno, los medios y la cultura, así como de integrantes de las Fuerzas Armadas, tanto activos como retirados, se quiso reflexionar en el foro sobre la existencia de justos en el conflicto colombiano.

El objeto del foro era encontrar historias que pusieran de presente la existencia de los justos colombianos en el conflicto, de modo que su valeroso ejemplo de ciudadanía sirviera para vencer la indiferencia entre los colombianos; reestablecer lazos de empatía y solidaridad mutua entre ellos; sanar las profundas divisiones dejadas por el conflicto armado, y dotar la ciudadanía con capacidades adecuadas para lograr la no repetición de un pasado de horror.

Se sabe que existieron entidades y personas que en forma activa se opusieron a los crímenes, abusos e injusticias tan comunes en una lucha larga y sangrienta como la colombiana. Exponiendo aquellas su propia seguridad, pudieron salvar inocentes y al denunciar u oponerse a la violencia como arma política fueron un ejemplo de civismo en medio de la barbarie.

Hubo empresas que se expusieron a retaliaciones al rechazar las extorsiones de la guerrilla o de los paramilitares. Bien se recuerda así mismo cómo en abril de 2003 el alcalde Segundo Tombé del municipio de Silvia, departamento de Cauca, fue secuestrado por las Farc junto con su esposa y sus hijos cuando regresaba de un consejo comunal dirigido por el presidente Álvaro Uribe; y cómo una movilización de indígenas logró la liberación de los secuestrados.

Desde el Ministerio de Defensa se sugirió en el foro que son justos en el conflicto armado colombiano todos los miembros de la Fuerza Pública que no incurrieron en crímenes de lesa humanidad y que no colaboraron con los paramilitares. Por supuesto que debe alabarse a quienes así procedieron, pero el concepto de justo va más allá. Por ejemplo, son justos aquellos miembros de las Fuerzas Armadas que se opusieron o denunciaron esa monstruosidad conocida con la expresión “falsos positivos”.

***

Una vergüenza. Algunos personajes de izquierda han celebrado la elección de Donald Trump porque dizque va a enfrentarse a la globalización y mejorar la situación de la clase media trabajadora. Parecen olvidar que se trata de un señor que considera el cambio climático como una farsa, que deben incrementarse las tristemente célebres torturas de la prisión de Abu Ghraib, que a las mujeres que abortan hay que castigarlas y

que pone en peligro la supervivencia humana con el rearme nuclear y la cancelación del acuerdo nuclear con Irán.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
4
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
5
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
6
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate