Los 4 acuerdos

Autor: Sergio I. Prada
3 mayo de 2018 - 12:06 AM

Usemos los 4 acuerdos para escoger el nuevo líder.

En la sabiduría tolteca, de acuerdo con el médico Miguel Ruiz, existen cuatro acuerdos que ayudan a las personas a eliminar todas aquellas creencias heredadas que nos limitan y que pueden ser sustituidas por otras que responden a nuestra realidad. Los cuatro acuerdos son, a mi modo de ver, aplicables no solo a personas sino a países. Por ejemplo, en época de elecciones nos podrían servir de criterio de escogencia de candidato.

El primer acuerdo es “se impecable con tus palabras”. Por impecable se entiende sin pecado. Y por pecado se entiende actuar en contra de uno mismo. Si llevamos este acuerdo a la discusión actual la pregunta es: ¿cuál de los candidatos cree usted que usa palabras impecables, que es honesto y consistente consigo mismo?.

El segundo acuerdo es “no te tomes nada personalmente”. Aquí el principio es entender que las opiniones son solo opiniones, dice Ruiz “lo que pienses de mi no es importante para mi”. Las opiniones de los otros, tanto las buenas como las malas, en realidad son opiniones de si mismos. Aquí vale entonces cuestionarse ¿cuáles son los candidatos que reacciona con mayor vehemencia en cuanto medio existe ante la mas mínima opinión a favor o en contra?.

Lea también: Mejor debatir evidencia que ideas 
El tercer acuerdo es “no hagas suposiciones”. Aquí la idea en la vida personal es muy sencilla, en lugar de asumir, se debe preguntar, y así asegurar que las cosas están claras. En la actual contienda los candidatos presentan miles de ideas y ninguna debe ser tomada suponiendo que son ciertas o peor aun que las promesas van a cumplirse. El termómetro que podemos usar es el de los “chequeos de verdad” como los de la silla vacía. ¿Cuál es el candidato que es mas exacto en lo que dice?

El cuarto acuerdo es “haz siempre lo máximo que puedas”. Este acuerdo busca que las acciones sean las que hablen y no solo las palabras. En este sentido el actuar debe ser genuino, por amor a lo que se hace y no por esperar una recompensa. Aquí las cosas son un poco más difíciles, pues es difícil saber que candidato es el mas genuino en su actuar, los políticos son por naturaleza actores. De todas maneras la historia de cada uno esta allí y puede ser analizada. ¿Cuál es el candidato que ha hecho mejor las cosas que ha hecho?

Colombia necesita romper sus viejos acuerdos, y construir unos nuevos. Las palabras de campaña son promesas vacías siempre, y son simples artefactos retóricos. Hay que ir mas allá para reconocer el talante del futuro líder del país. La sabiduría tolteca nos deja cuatro criterios para intentar leer las señales en medio de tanto ruido.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
2
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...
3
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Los investigadores Fanor Mondragón y Germán Poveda presentan seis consideraciones para la puesta en...
4
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall
5
Columnistas /

Una taza de educación

No hagamos que lo que la educación logró con tanto esfuerzo se extravíe porque no supimos comprender...
6
Palabra & Obra /

“El arte es una estrategia del conocimiento distinta a la ciencia…”

En honor al gran profesor e intelectual Jorge Alberto Naranjo Mesa, publicamos en forma póstuma esta...