Lecciones del cenáculo

Autor: Álvaro López Rojas
14 abril de 2020 - 12:05 AM

Hay lecciones para los hombres, sean cristianos o no, sean creyentes o ateos, sean pobres o ricos, sean sabios o ignorantes.

Medellín

La humanidad ha vivido a lo largo de su historia catástrofes inimaginables de ser soportadas. Sería suficiente una sola para que el hombre cambiara sus prioridades vitales, sus comportamientos con los demás y la adopción de una vida sana y saludable. El mundo no solo ha pasado por terribles pestes, sino que ha padecido de guerras y masacres, terremotos devastadores y hambrunas. Y lo más grave, acciones de los hombres que luchan por el poder y en su nombre se libran batallas fratricidas que nunca van en pos de la felicidad generalizada, sino de la entronización de tendencias y seudo filosofías.

Lea también: Reflexiones en la Semana Mayor

Pasada la Semana Santa, analizando lo que realmente sucedió en la última cena de N.S. Jesucristo con sus proto apóstoles, hay que pensar en el propósito de esta especie de despedida con moraleja. Hay lecciones para los hombres, sean cristianos o no, sean creyentes o ateos, sean pobres o ricos, sean sabios o ignorantes. El mismo acto de la cena, nos manda el mensaje de la unidad que puede resumirse en el original principio liberal de la fraternidad. Nos lleva idealmente al atributo que debe transversalizar todo plan y todo acto de gobierno, que es la equidad según la cual todos merecemos vivir dignamente.

La otra gran lección es la del amor. Los hombres, y con esto hay que comprender el género humano, no sabemos amar: como amigos no podemos ser leales, como padres no sabemos proteger ni dar ejemplo, como guías carecemos de la humildad para aprender del guiado, como pareja desconocemos el enorme valor del otro, como pastores hacemos daño a la grey, como gobernantes desconocemos las necesidades del pueblo al que nos debemos, como seres privilegiados despreciamos a los más necesitados. La falta de amor campea en todos los aspectos de la vida familiar, profesional o ciudadana.

Pareciera que el amor no está en el ADN de la humanidad. Tal vez por eso no podemos entender que la última y gran lección de la cena con el Cristo, no es la eucaristía como rito de recibir la transustanciación de su cuerpo y su sangre, sino de la eucaristía como compromiso de servir a los demás, de ejercer la compasión por los demás como norma de vida. Y esto significa perdonar para que seamos perdonados; tolerar el color, el idioma, la raza y las creencias de los otros; respetar los derechos ajenos; socorrer a los necesitados en la medida de nuestras posibilidades; aceptar la voluntad de las mayorías.

Le puede interesar: Para alcanzar el perdón

Muchos piensan que al salir de la terrible peste que amenaza con la muerte de gran parte de la humanidad, vamos a ser mejores. La historia no da muchas esperanzas, pues en circunstancias semejantes el supérstite se siente privilegiado y sigue su vida y el guerrero vencedor somete y humilla al vencido. Será bueno cambiar para bien, que el bello por su belleza no humille a los poco agraciados, que el rico encuentre ocasión de compartir, que seamos capaces de dar el buen ejemplo que la humanidad requiere, que los gobernantes solo actúen en pos de la felicidad del pueblo y el pueblo tenga pan en la mesa y cobija en la cama.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Bertha Lucía
Bertha Lucía
2020-04-14 08:19:59
En efecto no tenemos ni idea de lo que el Amor significa y bien parece que no nos interesa tampoco. Si no lo recibimos de fuera es obvio que no lo tenemos dentro, sino que lo confundimos con las satisfacciones del ego. El Amor debemos pedirlo diseñen oración para comenzar a experimentarlo.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Soledad Metro
Columnistas

Que la crisis nos devuelva el amor

Pero cuando la soledad se da por temor a la muerte el alma da un vuelco hacia la necesidad de respetar a los demás, de amar al prójimo.

Lo más leído

1
Mundo Fantástico /

Daniela Abad Lombana entre lo íntimo y lo secreto

Daniela Abad Lombana, quien nació en Turín, Italia, en 1986, ha contado parte de la historia reciente de...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
4
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
5
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...