La minería necesita apertura y gobernanza

Autor: Redacción
25 agosto de 2019 - 10:29 PM

El interés de inversionistas internacionales por participar en proyectos de infraestructura, minería y energía se topa con límites regulatorios y sociales.

Medellín

Con sus recursos minerales metálicos, la necesidad de conectar por vía terrestre y aérea a los centros de producción con los de exportación y la creciente demanda de energía eléctrica confiable, Colombia puede impulsar su desarrollo sostenible trabajando con inversionistas que esperan aportar al desarrollo regional y generar transformaciones territoriales, en un marco de sostenibilidad para las regiones, los habitantes y las instituciones.

Haciendo pedagogía de la idea de que es posible el desarrollo de megaproyectos sin dañar el entorno, Remi Piet ha recorrido setenta países del mundo como pasante del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, mientras estudiaba su doctorado, y como miembro de la Universidad de Miami en Estudios internacionales. En esa misma dimensión, publicó en 2017 el libro Seguridad energética y sostenibilidad en Occidente y avanza en investigaciones acerca de la sostenibilidad en el desarrollo de proyectos de minería e infraestructura.

Con su experiencia, reconoce que la sostenibilidad de cualquier proyecto se fundamenta en “la capacidad de crear valor sobre cuatro dimensiones: social, económica, cultural y ambiental”.

Lea también: Minería e instituciones sólidas

El experto da especial valor a las dimensiones cultural y social, que considera se realiza cuando se consigue “que en los territorios se generen conocimiento, capacidades, gobernanzas, para que las personas puedan quedarse en su región, adquirir conocimiento, adquirir capacidad gerencial”.

¿En qué consiste esta dimensión social y cultural que destaca por encima, incluso, de la capacidad de generar regalías que tienen los proyectos? Para él, en que la capacidad de generar valor la minería se irradia en la creación de oportunidades e infraestructuras sociales por los proyectos en ejecución, pero también en su posibilidad de generar conocimiento y crear oportunidades para atraer la permanencia en su territorio de habitantes entre los 20 y 30 años, quienes, de otra manera, migrarían.

Inversores miran a Colombia, pero persisten dudas

Como gestor de inversiones en Americas Market Intelligence, el profesor Piet ha identificado el interés de inversionistas internacionales por trabajar en Colombia, en Antioquia, en proyectos de infraestructura, generación eléctrica y minería.

El país les atrae, señala porque “tiene retrasos en infraestructura; capacidades en minería de cobre y oro, que hoy son necesarias en el mundo, y potencialidad en energía”. Agrega que “el capital humano de Colombia es alto, pues el nivel de educación en el país es alto, sobre todo frente a otros países de la región”.

El país, sin embargo, no logra cumplir otras expectativas de los inversionistas internacionales, como las de contar con “seguridad de que las regulaciones no van a cambiar cada mes o cada semana, no hay presión de intereses privados”.

Juegan también en contra del interés inversionista “la inseguridad y la debilidad institucional”, que se demuestran en que a diferencia de otros países donde “la minería es regulada”, aquí florece “la minería ilegal, criminal”, que ha florecido al amparo de los mitos de que la minería genera peligro.

Minería ilegal en Nechí Antioquia

Los daños de la extracción ilícita de minerales asustan a los antioqueños, dice Remi Piet

Además de las condiciones nacionales, en Antioquia juega en contra una actitud cerrada, poco dispuesta a “abrirse al mundo” y a trabajar con empresas internacionales en la creación de valor.

Minería sí, concertada y sostenible

Este experto internacional aboga por la moderación de las discusiones sobre los proyectos de infraestructura, generación de hidroelectricidad y minería, pues en cada sector se responde a necesidades de las sociedades contemporáneas.

¿Cómo avanzar si no se logran conexiones viales?, ¿cómo atender la demanda de energía si no hay generación, en especial la hidroeléctrica, que es limpia y confiable?, ¿cómo promover desarrollo si no se impulsa la minería sostenible?

Avanzar en estas direcciones es la tarea que han de enfrentar los gestores de los proyectos, así como las sociedades con las que deben dialogar, siempre reconociendo que van a encontrar oposiciones. Por ello reclama “la socialización de los proyectos desde su inicio”, proceso que consigue “generar soporte local con creación de valor” si se logra explicar a las comunidades las ventajas reales del futuro sostenible y desvirtuar “la idea de que la minería trae peligro”, pues cuando es bien hecha, la minería es segura.

Atribuye este temor, en Antioquia, a que la idea que en esta región tenemos de la minería es la que se ha construido desde la experiencia de la extracción ilícita de minerales, asociada a la criminalidad, a los daños ambientales y al deterioro de las comunidades. Este, indica, no debería ocurrir si la minería se hace con regulación y tras la negociación en los territorios, donde las comunidades interpelan a la minería para generar desarrollo en las dimensiones de la sostenibilidad: social, económico, territorial y cultural.

Le puede interesar: La regulación, la inacabable preocupación del sector minero

Entre el Dow Jones y los ODS

Las empresas de los sectores minero, de infraestructura y energía que hoy realizan inversiones internacionales son sometidas a observación y evaluación de su cumplimiento de objetivos de sostenibilidad, a través del Índice Dow Jones de Sostenibilidad, reporte anual preparado por la firma Robecosam, y de la importante red Sustainable Development Solutions Network, que lidera el nobel Jeffrey Sachs.

En sus análisis al desempeño de las empresas, estas organizaciones observan cómo actúan en su gestión ambiental, la gestión social, su relacionamiento con las instituciones y cuáles son los códigos con que se gobiernan y buscan generar valor.

Esta supervigilancia se convierte en garantía a los territorios de la responsabilidad con que deben actuar las compañías que en ellos buscan desarrollar actividades económicas.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Manuel Ancizar
Columnistas /

Manuel Ancízar, el educador y su legado

Glifosato
Columnistas /

¿Castigar el consumo o el comportamiento?

Bolsonaro
Columnistas /

Mentir, esa arma de destrucción masiva

Mapa Colombia
Columnistas /

Ofensiva sin contraataque

Venezolanos
Columnistas /

Arrogancia oficial, polarización y discursos incendiarios 

Artículos relacionados

Minería integral sustentable
Columnistas

Minería integral sustentable

Construir Minería Integral Sustentable (MIS), es un verdadero desafío comunitario

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

Algunas novedades en la campaña electoral a 41 días de las elecciones territoriales en Colombia.
2
Columnistas /

Manuel Ancízar, el educador y su legado

Son dos los principales legados de Manuel Ancízar: El espíritu civilista que caracteriza el liberalismo...
3
Columnistas /

¡Ojo con la Alcaldía de Medellín!

Una victoria de Quintero sería nefasta para Medellín porque pone en riesgo la autonomía de las EPM y la...
4
Columnistas /

Arrogancia oficial, polarización y discursos incendiarios 

Hay que decirlo con todo respeto, pero de manera categórica porque es la verdad, la posición de nuestro...
5
Política /

El nuevo estilo de Corantioquia

La ingeniera forestal y ambientalista Ana Ligia Mora Martínez llegó a la dirección de esta corporación...
6
Columnistas /

Mentir, esa arma de destrucción masiva

La información nunca había estado tan manipulada como hoy, casi reducida a un arma política.