La democracia y la vida cotidiana

Autor: Eufrasio Guzmán Mesa
14 junio de 2018 - 12:10 AM

La democracia como la convivencia y la familia requieren sus momentos de silencio y aceptación y entre nosotros la furia y el delirio mantienen ensilladas las bestias.

De la democracia se ha dicho mucho pero en rigor se ha avanzado poco en fortalecerla y consolidarla es trabajo de todos los días. De ella se dice que es inexacta, voluble, pueril, manipulable, injusta, por esencia pervertible, eso y mucho más podemos decir, no es sorprendente pues los mismos calificativos podemos decir sobre la condición humana. Esos calificativos por lo demás son frecuentes, abundantes y obscenos en las situaciones concretas de diferencia o distancia en asuntos humanos y eso no nos resuelve el problema. En particular en nuestra nación la deformación de la democracia pasa por el tamiz de los odios, la exageración en el insulto y la mentira a flor de boca. Y a ello se le agrega el fetichismo del acto de votar como si ir a las urnas fuera una panacea o el abrir una caja de Pandora. Este fetichismo prepara y alimenta falsas esperanzas y el acto de votar parece más un conjuro o una plegaria en un muro sordo.

Podríamos decir que el ejercicio democrático genuino, sano y sabio, debería ir acompañado de un talante espiritual análogo al que nos exige la vida cotidiana. Cuando la diferencia es mucha o insalvable, es mejor callar y esperar el oportuno ajuste necesario. Por ello es necesario recogimiento y silencio pues juegan un papel decisivo en convivencias duraderas. La democracia como la convivencia y la familia requieren sus momentos de silencio y aceptación y entre nosotros la furia y el delirio mantienen ensilladas las bestias.

Lea también: Aprendizajes colectivos

Lo primero es entonces recordar que solo votar no es la llave mágica y me atrevería a decir que mucho más importante es el acto previo de estudiar las propuestas y votar a conciencia y ello supone un conocimiento básico de la historia. Lo segundo y definitivo es que el acto de votar debe ir acompañado de permanente vigilancia sobre los actos del gobernante. Un tercer punto que vale la pena señalar en esta comparación que propongo es el de la cohesión social. No se logra la tan anhelada cohesión social desde los evangelios del odio y la contienda por la presidencia tiene en este caso una instigación virulenta que deforma profundamente la vida democrática y tiene su rostro lamentable en las adhesiones ciegas.

Lo que intentamos practicar en las familias vale para la nación ¿Quien escogió sus hermanos? ¿Estamos plenamente seguros de elegir y no ser el elegido en una relación de pareja? Las afinidades electivas y la forma como las emociones nos hacen postrar no permiten decir que en materia amorosa elijamos libre y desprevenidamente y eso nos lleva a aceptar como inexorables ciertas peculiaridades de parejas y parientes. En la vida social ocurre esto mismo pero a una escala mayor. Los observadores del proceso democrático desearíamos ahora, después de conocidos los resultados, la llegada del silencio o de una conciencia ciudadana de aceptación de las reglas del juego. Las reglas, vulneradas algo o mucho, son sin embargo las reglas. En nuestra condición histórica un signo demoledor de inmadurez e insensatez que riega de sangre nuestros campos y ciudades es ese arrojar la reglas al fuego, ese vociferar que no acepta derrotas ni cambios en la hoja de ruta y prefiere ignorar cualquier regla para sumirnos en un caos sin orilla.
 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
2
Columnistas /

Carta de un examor

Tu madre me escribió, pero no leí la carta, pues la primera frase me pareció muy rara diciendo que...
3
Columnistas /

Medellín: SOS por el aire

La Alcaldía de Medellín remitió a los ciudadanos un decálogo de lo que debemos hacer para aguantar la...
4
Política /

Valorización calienta la campaña en Rionegro

La altísima contribución que le están cobrando a los “ricos” de esta ciudad, ya está impactando...
5
Columnistas /

Régimen simple y el Contrato realidad en materia laboral

La simplificación se constituye como una medida dirigida a superar los bajos índices de recaudo bruto...
6
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...