La ciudad es nuestra

Autor: Sergio Roldán Gutiérrez
6 noviembre de 2018 - 09:03 PM

Es un honor para nosotros poder apoyar esta iniciativa, que bastante falta le hace a todos nuestros territorios en América Latina, pues usualmente nuestros gobiernos tienen una incapacidad de hacer enorme, que cada vez hace que estas ciudades llenas de necesidades básicas, sean dirigidas de acuerdo con el embeleco de los que llegan al poder, o peor, de acuerdo con sus intereses.

La capital del estado de Michoacán en el centro occidente de la República mexicana, además de ser de las primeras declaratorias de patrimonio cultural y arquitectónico de la humanidad por la Unesco en ese país, es un escenario perfecto para recrear la conspiración que dio lugar a la independencia. Morelia, nombrada así en honor a José María Morelos y Pavón, prócer de la Independencia, se ha caracterizado por los movimientos ciudadanos que permanentemente están vigilando el desarrollo de cada uno de los gobiernos y sus ejecutorias. Es un viaje a las construcciones coloniales del siglo XVII, muy bien conservado y con grandes atrios que nos sumergen en el barroco más purista de todo el continente. En ese marco, se desarrollará el encuentro cultural para el rescate del espacio público. Un proyecto de una ONG llamada Contenedor de Arte y que gracias a su valor cívico y cultural, fue impulsado por el Fonca – Fondo Nacional para la Cultura y las Artes a través del programa “co-invenciones para la cultura”. Este proceso fue llamado Arte para todos, la ciudad es nuestra y su mayor fortaleza es la toma del espacio público para generar conciencia en toda la ciudadanía y sobre todo a los gobernantes de estos grandes escenarios, patrimonio, privilegiados en espacio para el encuentro y las conversaciones, pero por temas de seguridad y mantenimiento, muchas veces, olvidados. La arquitecta Verónica Loaiza Servín, una estudiosa de las ciudades y presidente es esta ONG, agrupó en un ejercicio de concurrencia y gobernanza absoluto a las secretarías de Movilidad, Espacio Público y Cultura del Honorable Ayuntamiento de Morelia, como co-inversionistas, al Instituto Municipal de Planeación – Implan, a la facultad de arquitectura de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y al colectivo Bicivilízate Michoacán que le imprimen el respaldo académico y técnico.

Vea también: Durango te quiero feliz

Es un honor para nosotros poder apoyar esta iniciativa, que bastante falta le hace a todos nuestros territorios en América l.atina, pues usualmente nuestros gobiernos tienen una incapacidad de hacer enorme, que cada vez hace que estas ciudades llenas de necesidades básicas sean dirigidas de acuerdo con el embeleco de los que llegan al poder, o peor, de acuerdo con sus intereses. El desconocimiento de la población, que es uno de los mayores reproches, y la generación de políticas públicas desde los escritorios de sus oficinas climatizadas hace que continuamente seamos victimas todos de los que dirigen y que a cada nuevo periodo seamos re-victimizados. Construir #CiudadaníaAntesQueCiudad es justamente convocar a todos a participar del proyecto de ciudad que queremos pues finalmente, como dice la arquitecta Loaiza, La Ciudad Es Nuestra y tenemos que hacernos cargo de ella. Es muy común para nosotros en nuestra Medellín del alma, ser discriminados porque no hacemos parte del gobierno, porque no hicimos parte de otros gobiernos, porque no estamos de acuerdo con todo, en fin, y eso que somos la punta de lanza en buenas prácticas para el mundo, sin embargo, este año particularmente, desde el Foro Mundial Urbano en Kuala Lumpur, pasando por el encuentro mundial de ciudades intermedias en Marruecos, hasta eventos de colectivos activistas de toda América Latina, nos han invitado a participar de este proceso arduo y complejo como lo es el de la formación ciudadana. Claramente apoyamos a Contenedor de Arte y a todas las manifestaciones que hagan del encuentro y las conversaciones metodología para construir, independientemente que estemos o no de acuerdo, que nos guste o no el otro. Las ciudades se construyen desde la puesta en común de las diferencias, no desde la marginación de los que no están de acuerdo, de los que no adulan, de los que piden explicaciones. En hora buena La Ciudad Es Nuestra.

Lo invitamos a leer: Montería, la ciudad modelo de Colombia

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Ciudades conscientes
Columnistas

Ciudades conscientes

No había cintas que cortar, gran parte del recurso de usaba en operaciones militares y en asistencia a las comunidades afectadas por las bombas o los conflictos...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Palabra & Obra /

Rosario de la Peña, la musa mexicana de los poetas románticos

Rosario aprisionó sus afectos en una muralla de piedra; tal vez por convencimiento o por disposición...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...