Hidroituango: en río revuelto, ganancia de pescadores

Autor: José María Bravo Betancur
28 mayo de 2018 - 12:08 AM

El pasado nos interroga sobre la necesidad de que, en momentos como este, evitemos los comentarios sin fundamentos técnicos y profundos.

En el impase que se ha presentado en los últimos días, durante este largo, crudo y duro invierno de mayo del 2018, con relación a Hidroituango, importante proyecto en construcción en Antioquia, hemos visto el apoyo masivo por parte de instituciones y la comunidad en general, a quienes adelantan la ejecución de esta obra para el desarrollo eléctrico, que tanto beneficiará a Colombia, y muy directamente a las poblaciones vecinas, que en su mayoría han permanecido en un proceso lento de desarrollo.
Pero no pueden faltar quienes como dice el refrán: en río revuelto ganancia de pescadores; o sea, de quienes aprovechan una circunstancia, un espacio determinado, para desahogar sus represiones, o para manifestar poder, odios gratuitos la mayoría de los casos, contra instituciones, organizaciones, empresas, o personas, que han desempeñado papeles destacados dentro de la comunidad.

Lea también: Hidroeléctrica Pescadero Ituango José Tejada Sáenz

Es el caso del artículo aparecido en el periódico El Espectador (fundado en Medellín):
Opinión
Hidroituango: vergüenza de la pujanza empresarial antioqueña
Cultura 21 mayo 2008 12.41 P.M.
Pablo Montoya El Retiro
“Políticos y empresarios antioqueños hacen aguas por todas partes, lo que Hidroituango (EPM y los gobernantes asociados a este megaproyecto) lo gritan a grandes voces.
“Ya lo está gritando desde hace un tiempo con la deplorable situación ambiental de Medellín y su zona metropolitana. Lo está gritando con los vínculos manifiestos de honorables empresarios con el narco paramilitarismo. Lo está gritando … 
“Pero lo de ahora es, el desbordamiento completo de la irresponsabilidad, la improvisación y la arrogancia con que estas gentes siguen manejando el rumbo de nuestro desequilibrio social”.

Por fortuna la vida nos ha enseñado que: después de la tormenta viene la calma, o que: después de toda situación negativa siempre existe alguna oportunidad de provecho.
El pasado nos interroga sobre la necesidad de que, en momentos como este, evitemos los comentarios sin fundamentos técnicos y profundos.
¡Qué bien nos haría un silencio generalizado!

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Asamblea de Colanta 2019
Columnistas /

La quejadera

Educación sexual
Columnistas /

¿Qué es eso?

Captura de video de un atraco en Medellín
Columnistas /

Crónica de un atraco en Medellín

Ilustración sobre la corrupción
Columnistas /

Ser honestos para servirle a la gente

Foto del agujero negro
Columnistas /

El daguerrotipo de un agujero negro

Artículos relacionados

Trabajos en Hidroituango
Territorio

Continúan labores para cumplir todas las metas en Hidroituango

EPM recalcó que las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto se deben mantener informadas a través de las emisoras locales y los mensajes oficiales emitidos por...

Lo más leído

1
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
2
Columnistas /

Aplicación de sanción por cobro de intereses de usura en ejecutivos

Es forzoso articular lo dispuesto por el derecho sustancial, en los artículos 884 del Cco. y 72 de la Ley...
3
Cazamentiras /

No existe cartilla contra el maltrato animal para votar en elecciones

En los últimos días empezó a circular, de nuevo, a través de internet, un mensaje que se remonta al...
4
Especial De Urabá /

Manglares, entre la tradición y la preservación

Ante el riesgo que corren los manglares con el crecimiento que se proyecta en el Urabá antioqueño,...
5
Columnistas /

Crónica de un atraco en Medellín

Hoy a pesar de ser el "perdedor" siento paz de que por este hecho las estadísticas que se hayan engrosado...
6
Política /

Una campaña de encuestas y de alianzas

Las consultas partidistas fracasaron en Antioquia y Medellín, al tiempo que las aspiraciones de Santiago...