Hidroituango: EPM mirando el abismo

Autor: Guillermo Maya Muñoz
4 junio de 2018 - 12:06 AM

Cuando una unidad económica le toca salir a vender activos para pagar deudas, en un mercado que castiga al que necesita liquidez con bajos precios en su activos, es una salida desesperada.

La crisis en la construcción en la represa de Hidroituango, taponamientos por derrumbes internos, grietas, inundación y utilización del cuarto de máquinas como túnel auxiliar para evacuar agua y evitar desbordamientos, aumentos del caudal del rio por la liberación del agua, emergencia en la cuenca del rio y desplazamiento de la población, etc, desde hace un mes largo, no muestra signos de abatimiento.

En consecuencia, la comunidad directamente afectada (Los cañoneros del Cauca) y EPM están sumergidos en un mar de incertidumbre sobre lo qué pueda pasar con la represa. Los primeros temen por sus vidas y sus patrimonios; mientras, EPM hace cálculos de los efectos económicos, derivados del atraso en la construcción o de su abandono, sobre la estabilidad financiera de la empresa y del municipio de Medellín, y de paso la sostenibilidad de los programas sociales de la administración municipal que dependen de la solvencia de EPM.

La situación de crisis en la construcción de la represa no sólo se debe a la hidrología aumentada por la estación de lluvias, sino también a decisiones técnicas que todavía no se han dilucidado y hechas públicas (y no lo van a hacer), pero que trataron de acelerar la finalización de la construcción para empezar a generar energía y venderla en el mercado nacional.

El modelo “aristizábal” que está basado en hacer ahorros en costos en materiales y diseños constructivos como en Space y otros proyectos fracasados, o en tiempos como es el caso de esta represa, es fatal no solo en pérdidas económicas sino también en vidas humanas. Aunque esto último no se aplica para Hidroituango todavía, con fortuna.

EPM sostiene que la represa de Hidroituango es reparable, y muchos ingenieros comparten esta opinión. Todos esperamos que así sea y que no se pierdan los 3-4 mil millones de dólares invertidos en ella. Pero, también hay quienes sostienen, y gente muy importante de Medellín, que Hidroituango no tiene reparación y hay que “desangrarla” (colapsarla de manera controlada dice el profesor O. Ordoñez de la UN-Medellín) porque los daños que ha sufrido la represa pueden ser irreparables. El deslizamiento del Guásimo se va desplazando, reptando hacia el Cauca, con su mole de millones de toneladas, ayudado por la presión del agua represada, como un peligro latente sobre la represa. ¿Es controlable esta situación?

Por otro lado, en cuanto a las finanzas de la ciudad que recibe entre 1.0 y 1.2 billones de pesos anuales de transferencias de parte de EPM, a mediados de 2019 comenzarán a resentirse, en tanto EPM tendrá que hacer frente a las deudas contraídas y a los costos imprevistos de la represa que hay que financiarlos con los ingresos futuros disminuidos debido a las nuevas cargas no previstas.

EPM como unidad económica podría definirse hasta hace poco como de cobertura. Es decir, genera los ingresos que son necesarios para cumplir con los compromisos de pagos y de transferencias y aun así todavía le quedan excedentes que son reinvertidos en nuevos activos.

Sin embargo debido a la crisis en la construcción de la represa que posterga la la generación de energía por lo menos en uno o dos años, dependiendo de los daños, y dado que los compromisos de pagos de deuda, interés y capital, de corto plazo, hay que afrontarlos, la dirección de la empresa ha recibido permiso de la Junta Directiva para enajenar bienes o activos hasta por tres billones de pesos. Es decir, por mil millones de dólares (US$ 1.000.000.000). Mas o menos lo que pagaron por Aguas de Antofagasta. ¿Será que si le dan a EPM la mitad de lo que pagaron a los chilenos? En esta situación comenzará la subasta de quién da más, y los bancos de inversión a pedir comisiones altas, al igual que los lobistas de siempre que como buitres se posan sobre la empresas en crisis.

Lea también: EPM le apuesta al riesgo de Electricaribe

¿Por qué no contratan nueva deuda? Posiblemente porque el grado de calificación por las agencias calificadoras de riesgo a EPM para tomar deuda ha empeorado (efectivamente la agencia Fitch así lo ha hecho, según la Revista Dinero), debido a las contingencias de Hidroituango, y por la tanto le toca tomar deuda a tasa de interés mas elevadas que afectará el flujo de caja. Más riesgos, tasas de intereses más altas.

Precisamente, el Gerente de EPM, “Jorge Londoño De la Cuesta, manifestó que la idea es darle un margen a la administración de la empresa para liberar recursos en el momento en que los llegue a necesitar” (EPM abre la puerta a posibles ventas, elcolombiano.com, mayo29-2018).

Cuando una unidad económica le toca salir a vender activos para pagar deudas, en un mercado que castiga al que necesita liquidez con bajos precios en su activos, es una salida desesperada. Hyman Minsky -un famoso economista norteamericano que ha estructurado la hipótesis de la fragilidad financiera-, calificaría a este tipo de unidades como especulativas. Sus ingresos de efectivo son insuficientes para hacerle frente a su compromisos de pago y tienen que recurrir a la venta de activos.

Ahora, lo peor que pueda pasar es que la represa de Hidroituango se tenga que abandonar como proyecto viable y haya que colapsarla. Por eso, los columnistas que dicen que todos somos responsables y que hay que guarda silencio generalizado están cayendo en un sin sentido. La crítica, precisamente, sirve para reorientar el rumbo, advertir a los antioqueños y colombianos, pero no lo pueden hacer quienes nos han llevado a esta situación. Hay que cambiar de capitanes y ellos lo saben.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Julia Roberts en El Regreso de Ben
Palabra & Obra /

El regreso de Ben: la esperanza de una madre

Fernán Silva Valdés
Palabra & Obra /

Fernán Silva Valdés

Franz Kafka
Palabra & Obra /

La metamorfosis o el fracaso de vivir

Conéctate con la palabra
Palabra & Obra /

 La palabra, producto de nuestra riqueza interior  

Besatón en el Centro Comercial Andino
Columnistas /

Pedro José Costa

Artículos relacionados

EPM le apuesta al riesgo de Electricaribe (2)
Columnistas

EPM le apuesta al riesgo de Electricaribe (2)

En una economía capitalista dominada por la ganancia privada, los empresarios toman decisiones de inversión de largo plazo basados en sus expectativas, en un...

Lo más leído

1
Columnistas /

Roma locuta…

Nuestros gobernantes, cuya abyección no ha tenido matices desde la creación de la República, han tratado...
2
Cazamentiras /

No existe cartilla contra el maltrato animal para votar en elecciones

En los últimos días empezó a circular, de nuevo, a través de internet, un mensaje que se remonta al...
3
Política /

La concejala de los niños

La ingeniera Nataly Vélez hace una detallada radiografía de la situación de la niñez en Medellín y lo...
4
Columnistas /

¿Es posible una izquierda democrática?

En Colombia la herencia de una izquierda civilista en nombres decisivos como Gerardo Molina, Antonio...
5
Columnistas /

Del arte del paladar y el disfrute de la vida

Para los que nos gusta hablar de comida, la preparación de los alimentos y su buena disposición están...
6
Columnistas /

¿Quien redactó el tenebroso artículo 153 de la JEP?

¿Qué es lo que exige Iván Cepeda? ¿Una investigación? ¿O que no haya investigación?