Hambre de poder (The founder)

Autor: Jorge Hernán Echeverri
11 junio de 2017 - 06:00 PM

El cinéfilo Jorge Hernán Echeverri comparte con nuestros lectores sus comentarios sobre la película Hambre de poder (The founder) del director John Lee Hancock.

Medellín

Con diez meses de retraso con respecto a su estreno en los EE.UU (5 de agosto de 2016), llega a las salas de cine de la ciudad Hambre de poder, cuyo título orginal es The founder, una cinta dirigida por el tejano de 61 años John Lee Hancock, quien ha logrado estar en el banquillo de la dirección por octava vez. De él hay gratos recuerdos para nuestros lectores, como Saving Mr. Banks (2013) y The blind side (2009) con Sandra Bullock.


Esta vez, Hancock recoge parte de la vida del vendedor Ray Kroc, famoso por impulsar la empresa McDonald’s, después adquirirla a los hermanos Richard y Maurice McDonald en 1955, 15 años después de su fundación. El filme cuenta todo esto, al igual que la labor que tuvo en ser el responsable de la internacionalización y expansión de la multinacional.
Para dar vida al personaje, el director optó por el rejuvenecido Michael Keaton, quien hace un papel soberbio interpretando a este comerciante, quien a lo largo de todo el filme, les muestra a los hermanos MacDonalds las fórmulas para tener una de las mejores franquicias de comidas rápidas de los últimos tiempos.


A medida que transcurre la cinta, Keaton va absorbiendo cada vez más su papel de empresario, frío y calculador, ante las deudas que lo estresan y con un hogar a punto de colapsar, ya que su esposa Ethel Fleming (Laura Dern) no tiene el carácter de empujarlo en su decisión de conseguir el sueño que quiere su esposo.


El filme es agradable estéticamente, con escenografías bien manejadas que nos relatan esa historia de la década de los 50, al igual que una estupenda banda sonora compuesta por Carter Burwell, que llevan el peso de la producción, eso sí, acompañada de unos magníficos diálogos creados por Robert D. Siegel que ilustran el realismo de esa magnífica historia, que pocas o muchas personas conocían.


De Siegel (The Wrestler 2008) destacamos además, el acertado acercamiento a la realidad de los acontecimientos que ocurrieron con la compra de los derechos de la franquicia de la multinacional, de los acercamientos de Kroc por tener el sueño de ser un hombre influyente en la economía norteamericana y por las tensiones que existieron en el filme a lo largo de la vida de este comerciante.

 

LEA también: Cuerpos de lo oscuro


Una cinta para ver, que le ayudará a cientos de personas emprendedoras a mirar cómo se manejan las empresas, qué se necesita para proyectarlas, pero también, es la oportunidad para ver la madurez de su director a la hora de dirigir proyectos como estos que valen la pena, en una época donde predomina el cine comercial y con poca imaginación.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
2
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

“Godos” y liberales

Nuestros partidos políticos se alejan de ideologías extranjeras al mismo tiempo que se dedican a ensalzar...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Religión /

Dos caminos alternativos simbolizados en la sal y la luz 

Hoy Jesús, en el evangelio de Mateo, nos presenta dos caminos alternativos simbolizados en la sal y la luz.