Era de esperarse

Autor: Tomás Castrillón Oberndorfer
21 julio de 2018 - 12:08 AM

El tramposo  “fast track” y la tal “Justicia Especial Pa´ los de la Farc”, JEP han traído y traerán  muchas desgracias  para el País.

Según el principio de la causalidad, los acontecimientos, en general, tienen  un origen o una causa que por lo menos,  los explican, aunque no siempre los justifican.
Es lo que viene ocurriendo con todo lo relacionado con  la “búsqueda de la anhelada Paz”, y como consecuencia de los acuerdos de La Habana.

Ante todo, es preciso tener en cuenta, siempre, la influencia del mamertismo, no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional, y la manera como se han infiltrado en todas las instituciones (vgr.: ONU, OEA, CIDH). Además, es preciso tener en cuenta como, en general, con el acceso al poder de dichos movimientos, tienden a perpetuarse violentamente en él (vgr.: Castro, Maduro, Ortega), y además siempre tienen a quien endilgarle las responsabilidades de sus fracasos. Los ejemplos abundan, pero, en general, la comunidad no escarmienta en cuerpo ajeno.

Lea también: Los muertos vivientes

Bastaría considerar algunos casos elementales como el tratamiento que se le da al profesor Mockus, destacado por sus excesos de exhibicionismo grotesco, que le hubieran traído la expulsión de una universidad seria. Debido a su elección como congresista, surgió la inquietud relacionada por sus presuntos (evidentes para muchos) impedimentos. Se armó el zafarrancho y “como era de esperarse”, dada su orientación mamerta, se resuelve que no hay ningún impedimento. Este caso es mucho más preocupante, si se considera que el profesor Mockus ha sido muy influyente en los cambios que se han presentado en la educación superior, y cabe preguntar ¿Será que tiene que ver  con que esté tan cuestionada dicha educación superior?

Algo similar ocurre con el narcotraficante Santrich: “Como era de esperarse”, se recurre por parte del “mamertismo”, a toda clase de artimañas e indefiniciones para evitar su extradición a los Estados Unidos, y para que, léase bien, pueda posesionarse como congresista. En estos dos casos la pregunta obvia es ¿Y si fueran “uribistas”, cual habría sido el trato?

Es evidente que, “como era de esperarse”, las consecuencias nefastas del malhadado Acuerdo de la Habana y del incumplimiento del gobierno de Santos, de la voluntad popular, manifestada en el plebiscito, que trajeron el tramposo  “fast track” y la tal “Justicia Especial Pa´ los de la Farc”, JEP han traído y traerán  muchas desgracias  para el País. En primer término está la desinstitucionalización del estamento  del Estado, la proliferación del narcotráfico, la impunidad para los peores asesinos y violadores. Además, la justicia que  se había transformado en un estamento especializado en perseguir a los “uribistas”, pero como no era suficiente, se estableció la JEP para no solo seguir en tal persecución, sino para liberar a los bandidos de la FARC. Sin olvidar aquello de que “Hecha la Ley hecha la trampa”, aparentemente en forma apresurada, “ya fue sancionada  por el presidente de la República la ley mediante la cual se busca facilitar la entrega colectiva de miembros de bandas criminales”, y el inefable Ministro de justicia afirma: “Esta Ley de sujeción a la justicia no da gabelas ni genera impunidad”, reconociendo implícitamente, que la JEP, “como era de esperarse” es lo que precisamente genera: “gabelas e impunidad” para la FARC.

Además: No hay primera sin segunda

Últimamente se denunció “el resurgir” de las FARC que trataron de disimular estableciendo que se trataba únicamente de  “disidencias• o “residuales” de tal organización. Y el general Mejía dice: “No hay un plan para refundar la FARC. Hay un plan para potenciar el narcotráfico, para articularse con el crimen organizado internacional y tratar de articular el mando y control de un solo cartel”. Excelente definición de lo que es la FARC, y entonces ciertamente no hay necesidad de que se refunde: “Ahí están, esos son”.
Como era de esperarse también, el “tal” buscador de la verdad, el padre (¿?) de Roux, resolvió solicitar la entrega de todas las informaciones clasificadas de la inteligencia militar, y, al respecto preguntaría Marañas: ¿Quién sabe con qué maligna intención? Es que son manifiestas las intenciones de este siniestro personaje, descrito, con la más clara intención  de desorientar a la opinión, por una periodista de la más reconocida cadena mamerta radial, como: “Buen hombre, bien intencionado, quizás un tanto desorientado”. “¡Ya voy Toño!”.
Paradójicamente, a pesar de que, como consecuencias de la “tal” Paz,  dicen que “hay menos muertos”, se anuncia, “como era de esperarse”,  un gran incremento en la muerte de los llamados líderes sociales. Toda muerte, especialmente en circunstancias violentas, es lamentable, pero lo primero que habría que definir con claridad es: ¿Qué es un líder social? Esto es de una crucial importancia, porque si no se hace tal definición, se llegará a que hay Líderes sociales buenos y líderes sociales malos. Los del Secretariado de esa sociedad para el mal, llamada FARC, que lideró tal organización ¿Qué clase de líderes son?
Finalmente, “como era de esperarse” en los estertores del gobierno de Santos, aumentó desmesuradamente la propaganda de autobombo con el lema de “Cumplimos”, y el señor presidente incrementó, “como nunca antes”, sus  discursos. Al decir de las matronas antioqueñas: ¡Que se vaya pronto, aunque le vaya bien!

Compartir Imprimir

Comentarios:

Francisco De la Cruz
Francisco De la Cruz
2018-07-21 09:09:38
siguen pregonando; que Santos es y sera el mejor presidente que hemos.sera para los de la farc. pero como no pertenezco a la guerrilla, puedo decir: que fue el mas corrupto y malo que hemos tenido

Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Lo más leído

1
Política /

Valorización calienta la campaña en Rionegro

La altísima contribución que le están cobrando a los “ricos” de esta ciudad, ya está impactando...
2
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
3
Columnistas /

Carta de un examor

Tu madre me escribió, pero no leí la carta, pues la primera frase me pareció muy rara diciendo que...
4
Columnistas /

Medellín: SOS por el aire

La Alcaldía de Medellín remitió a los ciudadanos un decálogo de lo que debemos hacer para aguantar la...
5
Columnistas /

Régimen simple y el Contrato realidad en materia laboral

La simplificación se constituye como una medida dirigida a superar los bajos índices de recaudo bruto...
6
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...