En defensa de la transparencia 

Autor: Dirección
5 octubre de 2019 - 06:30 PM

Porque la intervención de funcionarios públicos y contratistas es una abierta e indeseable violación a la ley, que genera desequilibro e inequidades en los procesos electorales, nos declaramos expectantes por las actuaciones de las autoridades

Medellín

Si alguien dudara de los alcances y la gravedad de la corrupción política, la escandalosa fuga esta semana de la exsenadora Aída Merlano, condenada por compra de votos, debería invitarlo a reaccionar, no sólo a posteriori para indignarse con un delito tan grave sino para identificar, rechazar y denunciar a priori actuaciones que abusan o violan las leyes electorales, mucho más cuando ellas empiezan a sucederse a la vista de todos, en el marco de las inminentes elecciones del 27 de octubre. Los temores por ilegalidades e inmoralidades se vienen haciendo realidad según lo muestra el alarmante, y sin duda incompleto, mapa de riesgos de fraude elaborado por la Misión de Observación Electoral.

Lea también: El agite electoral de concejales y diputados

Uno caso inquietante, y más por el silencio que lo circunda, viene ocurriendo en Medellín, dada la participación del exsecretario de Gobierno, coordinador del gabinete municipal y autoproclamado mejor amigo del alcalde, en la campaña por la Alcaldía de la ciudad. La coincidencia es tan fuerte que el candidato Santiago Gómez no sólo ha fundamentado su campaña en la continuidad del gobierno actual, lo que consideramos válido, sino que ha construido su imagen de campaña tomando elementos gráficos de la abundante publicidad del actual gobierno, adjunta su publicidad a la que ahora emite profusamente la actual Alcaldía en diferentes formatos y se ufana de repetir sin pena el slogan #EldeFico. Todas esas manifestaciones y coincidencias se suceden desde el inicio de la campaña de recolección de firmas sin que el alcalde Federico Gutiérrez haya intentado desestimarlas, silencio que ha excusado en que cualquier rechazo al uso de su imagen “sería participación en política”.

Además: El de Fico

Pero las coincidencias propagandísticas del gobierno en ejercicio y su exfuncionario no sólo ocurren en pasacalles, que tienen inundada la ciudad, y vallas, tantas como permite la ley, ni en el resto de publicidad radial, digital y en T.V. ya aludida. La llave se extiende además, al hecho de que la agencia de publicidad contratada durante el cuatrienio que ya ve su fin, es la misma que tiene el candidato Gómez “ad honorem”. Como si fuera poco, viene creciendo el movimiento de la puerta giratoria que comunica al gobierno y la campaña. Hoy, los cuadros directivos del candidato Gómez están constituidos por cinco exsecretarios de despacho, más el propio Gómez; dos subsecretarios y no pocos funcionarios de menor rango. Aunque la actual administración tiene pendientes importantes obras y procesos, en ninguno de los cargos han sido nombrados secretarios o subsecretarios en propiedad. ¿Será que piensan retomar sus puestos el 28 de octubre? Ello además de que, en algunos despachos, hoy acéfalos, como las secretarías de Infraestructura y Desarrollo Económico, recientemente se hicieron grandes contrataciones de obras públicas o de personal, en calidad de contratistas.

Lo invitamos a leer: Ruptura institucional

Capítulo aparte merece la situación de los contratistas por prestación de servicios, nómina paralela que este gobierno aumentó luego de que se hubieran hecho esfuerzos reconocidos por el Ministerio de Trabajo por limitarla. Las denuncias, con pruebas, de algunos contratistas por haber sido obligados a participar en la campaña de Santiago Gómez sacudieron a la Procuraduría General de la Nación, que al promediar la semana que hoy termina anunció la apertura de investigación al alcalde y otros miembros de su gobierno, por participar en política. Aunque es una decisión menos drástica que la suspensión por tres meses al exalcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, al menos es un paso que rompe el tolerante ¿o cómplice? silencio que el Consejo Nacional Electoral y la en otros casos severa Misión de Observación Electoral, han expresado frente a una cascada de irregularidades de esa campaña, que empezaron con su inmenso despliegue de vallas y pasacalles en la etapa de recolección de firmas, período en el que la ley tiene prohibida la realización de publicidad pública.

Le puede interesar: Romper un tabú

En la actual campaña electoral, el alcalde Gutiérrez y su sucesor quebraron la tradición de honesto respeto de los gobiernos municipales por la transparencia del proceso electoral y la voluntad de los ciudadanos, que había caracterizado a la ciudad y que en elecciones anteriores fue tan celosamente vigilada frente a conductas inocuas si se recuerda el infame proceso abierto por el Procurador Ordoñez contra el exalcalde Alonso Salazar, quien finalmente pudo comprobar su transparente actuar en la campaña a sucederlo en la Administración. Porque la intervención de funcionarios públicos y contratistas es una abierta e indeseable violación a la ley, que genera desequilibro e inequidades en los procesos electorales, nos declaramos expectantes por las actuaciones de las autoridades responsables de vigilar las elecciones, a fin de que ellas actúen con celeridad y contundencia y así garanticen la tranquilidad y la limpieza de las elecciones en Medellín. No esperamos explicaciones del Sr. Alcalde, pues a pesar de declarar su tranquilidad ante las investigaciones abiertas (¿Así de seguro está de la lentitud de nuestra Justicia?), despachó las preguntas de los medios de comunicación con una fugaz y mal llamada “rueda de prensa” en la que con una frase se limitó a negar su participación en política y no admitió preguntas.

También: Justicia para Alonso Salazar

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-10-06 16:26:30
Desde el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo.
Edgar
Edgar
2019-10-06 16:25:37
Es una lástima que un señor como Santiago Gómez, quien parece conocer bastante sobre una ciudad cosmopolita como lo es Medellín, se dejó asesorar (manipular?) por alguien con intereses retorcidos. Si Santiago Gómez logra ganar, es una posibilidad, ya verán cómo tuerce la ley para hacer de las suyas, desde el desayuna se sabe cómo va a ser el almuerzo, decían los abuelos. Y Federico, si es tan honesto, debería tomar distancia, y hace rato debió desautorizar la propaganda del candidato de marras, si fuera recto y honesto. Pero nó!

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Balance de gobiernos
Editorial

Balance de gobiernos

El déficit de Medellín en defensa de la vida y los derechos nos exige seguir prestando atención a este campo, lo mismo que a los gastos en comunicaciones,...
El desacato como estrategia de campaña
Editorial

El desacato como estrategia de campaña

Aplaudimos la actitud del mandatario municipal pues su deber es, precisamente, hacer cumplir las normas, y rechazamos las insinuaciones hechas por los seguidores del...
La estrategia de quebrar la regla democrática
Editorial

La estrategia de quebrar la regla democrática

En remate de esta ruptura con la sólida tradición de respeto a la democracia, el Gobierno ha dispuesto su maquinaria propagandística como preámbulo a su...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Qué pasa con la salud en Colombia?

La salud de los colombianos se encuentra en estado grave, incluso en no pocos casos, requiriendo atención...
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
5
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
6
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo