El yugo clientelista que somete a Colombia

Autor: Juan Manuel Galán
4 agosto de 2019 - 10:01 PM

El principal veedor de las elecciones es el ciudadano que tiene la oportunidad no solo de votar, sino de denunciar las irregularidades que encuentre

Medellín

Juan Manuel Galán

El pasado 27 de julio se cerraron las inscripciones de candidatos para las elecciones locales de octubre. En total, se inscribieron 121.194 candidatos: 179 para gobernaciones, 5.270 para alcaldías, 334 listas con 3.702 candidatos a asambleas, 9.650 listas con 97.844 candidatos a concejos y 14.199 para juntas administradoras locales.

Lea también: El liberalismo se fue del partido

Los colombianos tenemos la responsabilidad de elegir a los gobernantes regionales y locales del próximo cuatrienio. La tarea no es fácil y el reto es grande. Debemos informarnos sobre el perfil, trayectoria pública y privada de los aspirantes, para concluir si son idóneos. Además, deben cumplir con los estándares morales y éticos que acaben con la cultura del “todo vale” y "el fin justifica los medios".

El principal veedor de las elecciones es el ciudadano que tiene la oportunidad no solo de votar, sino de denunciar las irregularidades que encuentre. Desafortunadamente los partidos políticos hace rato dejaron de tener conciencia al momento de dar avales y continúan irresponsablemente ungiendo a los mismos caciques y gamonales, al que más votos clientelistas represente sin importar su trayectoria o ideología. Los partidos avalan personas cuestionadas y condenadas por delitos como parapolítica, narcotráfico y fraude electoral. Los implicados no tienen pudor ni vergüenza, asaltan y engañan a las personas en su buena fe.

Estamos cansados de la politiquería, las prácticas clientelistas y corruptas, el caudillismo y la maquinaria. Todas estas maniobras de la clase política para perpetuarse en el poder deterioran las instituciones democráticas y nos condenan al subdesarrollo, que hoy nos ubica como uno de los países más inequitativos y desiguales del mundo.

Le puede interesar: Bogotá para la gente

No podemos permitir que criminales continúen apoderándose de la política y cooptando el poder. Traicionan la voluntad popular, se roban los recursos públicos y se burlan de la confianza que la gente esperanzada pone en ellos. Tenemos la obligación ciudadana de informarnos y votar a conciencia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Universidad de Antioquia
Columnistas /

La UniverCiudad

Conferencia de Yalta
Columnistas /

De los pactos y las alianzas

Servicios públicos
Columnistas /

La gestión de las entidades prestadoras de servicios públicos

EPM edificio
Columnistas /

Del origen y el gasto de los recursos públicos

Oficina
Columnistas /

Más teletrabajo, menos congestiones

Artículos relacionados

Afiches Luis Carlos Galán
Columnistas

¡Ni un paso atrás!

El Consejo de Estado desconoció no solo el exterminio, sino el contexto histórico en el que Galán canceló la personería jurídica del NL, efectivamente engañado...

Lo más leído

1
Política /

Hay que volver a barajar

Si un congresista, diputado o concejal renuncia tras ejercer esas curules por la Ley de Oposición al...
2
Columnistas /

Más teletrabajo, menos congestiones

Antes, las personas llegaban a la oficina y se encontraban con una tarjeta en la puerta y una máquina de...
3
Columnistas /

La UniverCiudad

El propósito de todas estas iniciativas es el mismo que el concepto que ha promovido el arquitecto Luis...
4
Columnistas /

Del origen y el gasto de los recursos públicos

La inflación de los derechos está dando para mucho, pero no hay almuerzo gratis. Mal futuro el de un...
5
Columnistas /

De los pactos y las alianzas

Con frecuencia los resultados de las ALIANZAS acomodaticias y postizas son, a la larga, nefastos.
6
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall