EPM y las tendencias en energía

Autor: Luis Fernando Múnera López
10 julio de 2017 - 12:08 AM

Preocupa que EPM sea lenta en responder al mercado y pueda sufrir consecuencias graves en sus negocios de distribución y comercialización de electricidad

En el artículo anterior analizamos las tendencias de las fuentes alternativas de electricidad y los riesgos que implican para EPM. Recibí dos comunicaciones sobre este asunto.

Vea sobre energía y tendencias

El ingeniero César Alberto Tobón, exdirector de Control Interno de EPM y del Cidet y ex gerente de Eade y de Electrocosta expresa las preocupaciones siguientes:

“Las redes inteligentes y la generación distribuida son una realidad en el mundo, y nuestro país avanza aceleradamente en estos campos. En la reciente Exposolar de Medellín muchas empresas ofrecían al por mayor y al menudeo la instalación de paneles solares para cualquier consumidor de energía. Hoy la ciudad y el país tienen un sinnúmero de tales instalaciones funcionando. La mayoría seguramente aprovecharon las reducciones de costos de los equipos disponibles y los beneficios otorgados por la Ley 1715 de 2015 y sus regulaciones complementarias”.

Le preocupa que EPM sea lenta en responder al mercado y pueda sufrir consecuencias graves en sus negocios de distribución y comercialización de electricidad. Por el contrario, si fuese capaz de reaccionar a tiempo, podría convertir en oportunidad lo que se ve como amenaza.

“El mercado seguramente responderá con su lógica irrebatible, permitiendo que las energías alternativas, especialmente la solar, incursionen rápidamente. Pareciera muy preocupante la velocidad de respuesta que pudiera tener EPM frente a otros actores que ya se mueven con bastante agilidad. La instalación de paneles solares por parte de EPM podría permitir que la disminución de ingresos por ventas de electricidad se compense parcialmente, mientras la regulación define algo al respecto. Una de las principales fortalezas de EPM ha sido la identidad de sus clientes con la entidad y con sus productos. Si EPM les ofrece a sus clientes instalar los paneles solares que otros les están ofreciendo, muy probablemente la preferirán; pero si no lo hace, otros los instalarán”.

Finaliza comparando el riesgo que corren los negocios de distribución y comercialización de energía de EPM con la desafortunada experiencia de la empresa UNE EPM Telecomunicaciones.

“Muchos ex funcionarios de EPM lamentamos lo sucedido con nuestra entonces promisoria UNE, que por no haber respondido oportunamente a señales de entrada de competidores de toda índole en sus mercados, hoy nos vemos resignamos a una deteriorada participación y sin control de EPM en una empresa que ha desmejorado sus niveles de servicio y, sobretodo, sus antiguos compromisos de desarrollo y responsabilidad social empresarial con la región y con el país. Ahora, parecen encenderse alarmas similares con algunas de las actividades de los negocios de energía de la entidad; pues al igual que en el caso anterior, las nuevas tecnologías y la voraz competencia por un uso eficiente de los recursos permitieron el ingreso desaforado de muchos nuevos actores”.

El ingeniero Sergio Adolfo Montoya, exgerente de Innovación y Desarrollo de EPM, complementa el análisis así:

El incremento de las tarifas de distribución de electricidad de EPM llevará a la ‘espiral de la muerte’. Si el consumidor puede conseguir electricidad más barata, disminuirá el consumo de la energía que le llega por la red. Esto obligará al distribuidor a subir tarifas porque deberá repartir los costos de sus activos fijos en menos kilovatios-hora vendidos. A renglón seguido, este incremento en el valor a pagar obligará al consumidor a procurar mayor eficiencia y menor consumo. Este proceso se convierte en un ciclo acentuado de menores consumos y mayores tarifas, hasta que el sistema no tenga retorno, a menos que se definan otras formas de remunerar una red de distribución sobredimensionada para unas demandas cada vez menores”.

Sobre la energía eléctrica, lea también

El ingeniero Montoya identifica una oportunidad para EPM en este escenario:

Los trenes, buses y autos eléctricos representan una oportunidad para el futuro, que debe ser impulsada comercialmente por EPM. Inducirán nuevos consumos de magnitud importante, porque los usuarios no podrán abastecerse mediante fuentes propias y requerirán de la red de distribución de la empresa”.

La respuesta a estas inquietudes sólo la puede dar EPM… ¡Con hechos!

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Ciencia /

10 fenómenos físicos que las teorías clásicas no supieron explicar

Este 14 de marzo se cumplen 139 años del nacimiento de Albert Einstein, en Ulm (Alemania), en 1879, uno de...
2
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...