Disolución de la sociedad por vencimiento del término

Autor: Ignacio Sanín Bernal Abogados y contadores asociados
17 mayo de 2019 - 09:02 PM

Es posible que la Asamblea de Accionistas o Junta de Socios acoja las previsiones establecidas en el artículo 29 de la Ley 1429 de 2010, relativa a la reactivación de las sociedades en liquidación.

Medellín

Por ÁNGELA HOYOS ESPINOSA

 

A diferencia de las Sociedades por Acciones Simplificadas –SAS- que permiten pactar en el documento de constitución o en cualquiera de sus reformas una duración indeterminada de la compañía, los tipos societarios regulados en el Código de Comercio – C. Co.- exigen se establezca un término de vigencia social determinado.

Lea también: Industria y comercio en consultoría ¿Error o impuesto a sociedades?

El vencimiento de dicho término constituye una causal de disolución de la sociedad, en virtud de la cual, queda disuelta de pleno derecho y, por tanto, en estado de liquidación. En consecuencia, le son aplicables los efectos consagrados en el artículo 222 del C. Co.: “no podrá iniciar nuevas operaciones en desarrollo de su objeto y conservará su capacidad jurídica únicamente para los actos necesarios a la inmediata liquidación”.

En ese sentido, se encuentra en la actualidad que muchas compañías son registradas de oficio por las cámaras de comercio como sociedades en liquidación, por haberse vencido el término de vigencia para el cual estimaron su vida jurídica.

Desde el punto de vista legal, las causales de disolución pueden ser enervadas por el máximo órgano social, en un término de dieciocho (18) meses contados desde su ocurrencia, no obstante, la causal de liquidación por vencimiento del término no corre con la misma suerte, pues, es lógico que, vencida su duración, el efecto que le siga sea su liquidación, para ello, en el contrato social, se estimó dicha situación.

Según las voces de los artículos 218 y 219 del C. Co., la única forma de extender el término de vigencia de la sociedad es adoptar la decisión de prorrogarlo y realizar el registro mercantil, antes de que se cumpla la fecha de vencimiento.

Sin embargo, analizada la normatividad vigente a la fecha y la doctrina de la Superintendencia de Sociedades(1), encontramos que en el evento en el cual, la sociedad se encuentre en la causal de disolución mencionada, es posible que la Asamblea de Accionistas o Junta de Socios acoja las previsiones establecidas en el artículo 29 de la Ley 1429 de 2010, relativa a la reactivación de las sociedades en liquidación.

Es importante tener en cuenta que para la procedencia de dicha figura, el liquidador deberá presentar al máximo órgano social un proyecto en el que se expongan las razones que motivan la reactivación y se certifique que no se ha iniciado la distribución de los remanentes a los asociados; que el pasivo externo no supera el setenta por ciento (70%) de los activos sociales; y, deberán prepararse y presentarse los estados financieros extraordinarios, cuya fecha de corte no podrá ser mayor a 30 días anteriores a la fecha de la convocatoria de la reunión.

La decisión de reactivación deberá adoptarse por la mayoría prevista en la ley o en los estatutos para la transformación de sociedades y, una vez adoptada, el liquidador, deberá dentro de los 15 días siguientes, comunicar esa situación a los acreedores, para que ejerzan los derechos consagrados en el artículo 175 del C. Co.

En el mismo acto de reactivación, el máximo órgano social puede decidir sobre la transformación de la sociedad a otro tipo societario, siendo necesario para ello, cumplir con las mayorías previstas en los estatutos y en la Ley. En caso de que la transformación sea a SAS, se requerirá el voto unánime de la totalidad de los accionistas.

Lo invitamos a leer: Fusiones y escisiones: Novedad en enajenación de acciones

En virtud de lo expuesto, es importante para los empresarios saber que la liquidación de la sociedad por vencimiento del término de vigencia no significa la extinción inmediata de la persona jurídica, sino que, existe una alternativa para darle continuidad a la sociedad y al desarrollo de su objeto. Decisión esta que, además, puede ser adoptada en cualquier momento por el máximo órgano social, bajo las previsiones relacionadas en este escrito.

 

*Directora del área comercial de Ignacio Sanín Bernal, abogados y contadores.

 

 

(1) Oficio No. 220-125243 del 15 de septiembre de 2015

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Protección al consumidor
Columnistas

Sanción en procesos del consumo: ¿inconstitucional o incorrecta?

La interpretación y su ejecución resultan problemáticas desde el punto de vista del derecho a la defensa y al debido proceso de los potenciales sancionados.

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Mundo Estudiantil /

Personas de Medellín en extraedad se quedan sin educación en 2020-2

Con el argumento de no haber recibido los recursos del Gobierno Nacional para el pago a los maestros de las...
3
Religión /

Una propuesta en pandemia y después

Algunos biblistas consideran que la explicación del Reino de los cielos como una mujer que mezcló la...
4
Latinoamérica /

Supuesto atentado contra Maduro se habría realizado con drones

El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, afirmó que el supuesto atentado dejó siete...
5
Urbanismo /

El Metro refuerza protocolos de limpieza

La desinfección por nebulización refuerza los estrictos protocolos de limpieza que a diario adelanta la...
6
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.