De Madame Ivonne a Margo

Autor: Laura Cecilia Bedoya Ángel
24 diciembre de 2017 - 02:00 PM

Ellas se asemejan en la tristeza y en el engaño y también en la desilusión.

Medellín

Bandoneón, hoy con pena de nieve me voy a referir a dos mujeres que son protagonistas de sendos tangos, porque hay historias que se cruzan en el hilo del tiempo y en las creaciones literarias.

Me refiero a ese proyecto de hacerse la América que tenían los europeos en el sur del continente americano, para habitar una tierra promisoria de bienes materiales y buen status social, pero de igual manera, aquellos que vivían en América, miraban a París como esa ciudad imaginaria, hecha de poesía y a la vez como un escalón para alcanzar el éxito.

Me encuentro entonces en un viaje desde París hasta la Argentina con Mademoiselle Ivonne, “la papusa del barrio latino”, quien arribó a este desconocido horizonte y vio lo estéril que eran sus ilusiones y como suele ser común en estas historias, las protagonistas pierden hasta aquello que las crea con el verbo, que no es otra cosa que su nombre. Esto lo dice claramente la canción “Han pasao diez años que zarpó de Francia /Mamuasel Ivonne hoy sólo es Madam…”

Y la letra sigue contando que “…ya no es la mistonga florcita de lis”. Vemos aquí el estilo de Cadícamo haciendo un retrato de la desgracia, llamando a lo perdido, lo distante; ni siquiera permaneció para el recuerdo de la francesita, el adjetivo de flor de lis. Flor que simbolizó la realeza francesa y que no es otra cosa que un lirio, asociado en la antigua Grecia a las diosas más bellas, y en cambio el poeta le presta otra comparación: alondra gris .

Ya una vez lo oímos cantar, el tango Madame Ivonne, con la música que le puso Eduardo Pereyra:

MamuaselIvonne era una pebeta

que en el barrio Posta del viejo Montmartre,

con su pinta brava de alegre Griseta

animó las fiestas de Les QuatreArts.(…)

 

MadameIvonne,

La Cruz del Sur fue como el sino,

Madame Ivonne,

fue como el sino de tu suerte…

Alondra gris,

tu dolor me conmueve,

tu pena es de nieve…

Madame Ivonne.(…)

Ahora pienso en Margo, quien recorrió las mismas millas, pero al contrario, de América fue hacia Europa, y entonces “París era oscura…” y “sin saber, pobrecita/ que el viejo París/ se alimenta con el breve/ fin brutal de la magnolia/ entre la nieve…”

Llegué en este recorrido hasta la inspiración de Homero Expósito, que en unas líneas nos contó el largo desvelo de Margo, y el poeta, pese a las muchas metáforas existentes sobre estas mujeres, se aplicó a la tarea de repensar la idea de lo malogradas que se vuelven las ilusiones y la hondura que pueden tener cuando en ellas está el amor, y después, en un amargo recorrido- como lo dice el tango- viajar hasta pisar el umbral del dolor y del olvido.

Lea también: Marco y su caja de quejas

Y en esa gran tristeza de Margo en la que ni el llanto la pudo acompañar, recuerdo el último verso de un soneto de Petrarca: “No es muy grande el amor que puede expresarse”.

Quiero recrear algunos versos del tango Margo:

Ella tuvo que llorar

sin un llanto lo que llora,

pero nunca como ahora

sin un llanto hasta sangrar.

Los amigos que no están

son el son del tango amargo…(…)

Encuentro alguna simetría en la historia de estas dos mujeres, la experiencia de arriesgar la partida a lugares extraños, la apuesta al amor y la mirada de víctimas que les dan ambos poetas. Ellas se asemejan en la tristeza y en el engaño y también en la desilusión.

También puedo pensar que este recurso narrativo de tomar la travesía a otros países para contar de una manera desgarrada la desventura, sobre todo la que cargan las mujeres, también obedece a la situación migratoria de la época que le dio el tono a estas dos narraciones, y que con la aflicción que las acompaña, ambas composiciones, están bañadas de dolor y de belleza.

Será justo, traer la biografía de los autores de estos tangos: Empiezo por Enrique Cadícamo, recordado por ser uno de los poetas más sobresalientes, no sólo por su fecundidad, sino por la calidad de su poesía. Nació despuntando el siglo XX y murió en 1999. Recorrió su vida a la par del siglo.

Puede interesarle: Tango severo y triste

Creo que fue el único compositor al que Gardel le grabó 23 canciones y que sumó alrededor de toda su vida 1.300 composiciones. Se cultivó con las lecturas de Baudelaire, Santa Teresa, Carriego, Víctor Hugo y demás.

Homero Expósito, nació en Campana , provincia de Buenos Aires (Argentina), estudió en la Facultad de Filosofía y Letras, hablaba cuatro idiomas y se reconoció como un fervoroso lector de teatro . La formación universitaria y su manera inspirada de hacer versos le han dado el título del Gran poeta del tango. En muchas de sus piezas aparece la influencia de la poesía de los simbolistas.

Para cerrar esta columna piensoque en el recorrido por la vida, no sólo se consumen los años y las horas, sino que el mismo tiempo pasa llevándose la juventud. A ellas, las despido con los versos del poeta italiano Giacomo Leopardi.(1)

”…Más la vida mortal, cuando se extingue

la hermosa juventud, no se ilumina

jamás con otras luces ni otra aurora.

Viuda será hasta el fin; oscura noche

que a las otras edades

marcan los dioses como sepultura.”

  1. El ocaso de la luna.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

New York Times
Columnistas /

Presidente Duque: ¡Ahora o nunca!

El Pensador
Columnistas /

Aprovechemos nuestra racionalidad

Papa Francisco en Colombia
Columnistas /

¿Misericordia con Santrich?

Equidad
Columnistas /

Historia de Colombia a cuentagotas 37

Carlos Slim
Columnistas /

Las fábricas de mentiras

Lo más leído

1
Columnistas /

Manguala de futbolistas

Es necesario que las directivas tomen los correctivos del caso y que los futbolistas adquieran conciencia...
2
Columnistas /

Sirirí

Nada le gusta al NYT de lo que hace nuestro presidente, pero, sobre todo, desconoce sus esfuerzos por...
3
Columnistas /

¿Misericordia con Santrich?

¿Se puede tener misericordia con quien no tiene arrepentimiento? ¿ha formulado una sola declaración que...
4
Columnistas /

Presidente Duque: ¡Ahora o nunca!

Los colombianos no queremos más conflictos, ya estamos cansados de la guerra y hartos de que los...
5
Política /

Panorama político

La última semana de mayo será la escogida para el nuevo destape electoral de Aníbal Gaviria.
6
Columnistas /

Las fábricas de mentiras

El NYT abandonó su antigua vocación de defensor del derecho de la sociedad a tener una información veraz...