Consideraciones sobre la ideología de género         

Autor: José Alvear Sanín
10 julio de 2019 - 12:00 AM

Esa ideología reposa en la negación, contra toda evidencia, de las bases biológicas de la diferenciación sexual, que pretenden convertir en un asunto cultural y, en consecuencia, modificable.

Medellín

Tiene razón el gran escritor español César Vidal cuando señala que no son exclusivas de la izquierda revolucionaria la promoción de la “ideología de género” y su implantación cuando alcanzan el poder, porque esa perversa cosmovisión, en realidad un nuevo catarismo, también ha contagiado a muchos gobiernos europeos que la han impuesto, tanto en la educación como en la legislación civil y matrimonial, para no hablar del partido demócrata en los Estados Unidos.

Entre nosotros, la izquierda revolucionaria la ha consagrado como uno de los principios rectores del “acuerdo final”, celebrado por ellos con sus compañeros de ruta. Así le han podido dar status supraconstitucional, contrariando, desde luego, la voluntad popular y los sentimientos morales y religiosos del país.

Lea también:Soros-santismo y castro-socialistas

Desde las Farc hasta el soros-santismo, otras fuerzas políticas tienen igual compromiso con esa ideología: liberales, verdes, Polo y la U.

Esa ideología reposa en la negación, contra toda evidencia, de las bases biológicas de la diferenciación sexual, que pretenden convertir en un asunto cultural y, en consecuencia, modificable. Por eso, el negociador del gobierno en La Habana llegó a decir: “No se nace hombre o mujer; uno se hace hombre o mujer”, afirmación contraevidente y estúpida, sobre la cual quieren modificar con sentencias, decretos, propaganda y represión, la naturaleza humana.

Esa monstruosa ideología, estrechamente emparentada con el movimiento del “Nuevo Orden Mundial”, implica que la escuela promueva desde el kínder la indiferenciación sexual, a través de falacias, travestismo y enseñanza sexista a los infantes e impúberes.

Así se van preparando las nuevas generaciones para un mundo sin tradición ni familia, gracias a una “educación” cuyo hilo conductor es la exacerbación de una libertad sexual sin cortapisas, que se inicia con la experimentación precoz e inducida de todas las curiosidades. Hacen parte de ella el matrimonio homosexual, la adopción por parejas del mismo sexo, el aborto promovido masivamente como control de la natalidad (incluyendo las late term abortion, autorizados hasta minutos antes del parto, en New York e Illinois especialmente); la eutanasia para ahorrar presupuestalmente; el mercado de órganos extraídos de fetos, la exaltación del odio entre sexos, la eliminación de la figura del padre,  la privación de la patria potestad y de la custodia a quienes rechacen la indoctrinación de sus hijos; la mutilación, por parte de las “autoridades” sanitarias, de los impúberes que soliciten “reasignación de sexo”, el suministro de maternidad subrogada para las parejas lesbianas; la eliminación de las palabras padre y madre, en los documentos, y un largo etcétera.

Además:Violencia y corrupción: gran tragedia nacional

Esa transformación de la sociedad, que jamás tendrá aceptación popular, exige la eliminación de los Estados nacionales, de la familia y del Cristianismo, como lo ha explicado César Vidal en varias conferencias admirables de insuperable calidad académica y didáctica, que recomiendo vivamente y que el lector puede encontrar en You Tube.

La mínima reacción frente a esa horrible amenaza contra lo más sagrado, obviamente obedece a la ignorancia que rodea esa planificación macabra y su paulatina implementación a través de la más solapada “ingeniería social”.

Los partidos democráticos están infiltrados por agentes bien entrenados y mejor remunerados por fundaciones como las de Soros, Bill Gates y Rockefeller (en la aparente derecha), y por la acción perseverante del progresismo social-marxista (en la izquierda).

Y lo que es peor: la institución histórica, doctrinal y moralmente más obligada a combatirla, la Iglesia Católica, está socavada por la interpretación “modernista”, infiltrada por la teología de la liberación, y debilitada, tanto por los abusos sexuales de parte del clero como por el deplorable pontificado Bergoglio, que apenas acaba, hace unos quince días, de pronunciarse tibiamente y con invitación al “diálogo”, para contrarrestar la ofensiva totalitaria que enfrenta.

Llamar a la Iglesia, a los partidos democráticos y al actual gobierno para que reaccionen contra la imposición de la ideología de género empezando por la educación, puede parecer un gesto inútil, pero estoy seguro de que a medida que el pueblo conozca lo que hay detrás de ella, se darán los líderes capaces de oponerse eficazmente a tantos desatinos atroces, cuanto antes mejor.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-08-01 21:04:17
Al respecto, el negociador del gobierno en La Habana, el doctor Humberto De La Calle, decía que "no se nace hombre ó mujer, ...". La pregunta que salta es: Humberto de La Calle ya se definió? Pregunto, no más.
carmen adriana
carmen adriana
2019-07-12 15:44:06
La perspectiva o enfoque de genero como enfoque de derechos humanos que es a la vez un metodo de estudio y de observacion a partir de la realidad de las sociedades que busca identificar y erradicar todas las formas de violencia que se suelen producir por razón de la identidad de genero y/o orientación sexual diversas, no son un capricho de legisladores o de unos pocos, obedecen a la realidad de millones de personas LGBTI en el mundo entero que tienen derecho a que se les respete la diversidad sexual que viven sin estigmas y sin exclusiones homo y transfobicas, a que se les mire y trate como iguales pues al derecho de los demas no le hacen ningun daño y solo desean vivir en armonia con el entorno q los violenta mas por ignorancia y fanatismos religiosos que por razones logicas o de derechos humanos
Edgar
Edgar
2019-07-10 18:51:29
Hay qué reaccionar, cuanto antes!

Destacados

Mercurio
Columnistas /

De minería y soledad

Pueblo kurdo
Columnistas /

El pueblo kurdo abandonado

Marchas estudiantiles en Bogotá
Columnistas /

Aprendamos de otra manera

Estatua de Juan del Corral en Santa Fe de Antioquia
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 19

José Ortega y Gasset
Columnistas /

Historia de las ideologías políticas

Lo más leído

1
Columnistas /

Aprendamos de otra manera

Nunca será lo mismo transmitir información a otorgarle a las personas herramientas para la vida. Esa es...
2
Columnistas /

Historia de las ideologías políticas

¿Qué sucede cuando este mesianismo termina por degradarse? Lo que estamos viendo ahora: la incapacidad de...
3
Columnistas /

El pueblo kurdo abandonado

No se debe instrumentalizar o manipular a un pueblo de más de 40 millones de personas para cubrir un...
4
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 19

Los antioqueños empezaron a temer la pronta reconquista española, porque el Estado carecía de tropa y ya...
5
Columnistas /

Insultan la inteligencia…

Existe una modalidad de insulto que es cobarde, sinuoso, porque el insultador no lo ejerce desde el coraje,...
6
Salud /

La legalidad facilita el consumo de popper

Si una persona inhala popper y la consume en su diario vivir, podría convertirse en una sustancia...