Comenzó el circo 2018-2022

Autor: Lázaro Tobón Vallejo
26 julio de 2018 - 12:08 AM

Los legisladores se encuentran con una nueva figura con garantías y es el estreno del estatuto de la oposición, herramienta, avalada por muchos sectores del país,

El pasado 20 de julio se instaló el nuevo Congreso, con un reto importante el de buscar la consolidación de los acuerdos de paz firmados en la Habana, obviamente, con los ajustes debidos que va a proponer el nuevo gobierno a partir del 7 de agosto o los que por iniciativa propia salgan de la misma bancada oficialista.

Aparte del tema del acuerdo de la Habana, los legisladores se encuentran con una nueva figura con garantías y es el estreno del estatuto de la oposición, herramienta, avalada por muchos sectores del país, en la medida que permite fortalecer el ejercicio democrático, máxime que en los últimos 32 años, cuando el partido Conservador abiertamente instauró el modelo en Colombia con la famosa oposición reflexiva al gobierno de Virgilio Barco Vargas (1986-1990), constituyendo un gabinete a la sombra, se ha venido ejerciendo en cada uno de los gobiernos de turno, algunas veces reflexiva y otras temeraria.

A su vez, el Congreso y el nuevo Gobierno deberán restaurar la confianza de la ciudadanía en la institucionalidad del país, y en sí misma como ciudadanos, buscando esa unidad que tanto han demandado desde el gobierno saliente como el propósito de Iván Duque, para sacar adelante el país.

Lea también: ¿Oposición reflexiva o temeraria?

Duque no la tiene fácil, porque se va a encontrar en el Congreso una bancada aliada interesante, mientras que la izquierda ya ha expresado la voluntad de declarase en oposición, con dos alas una reflexiva, la del Polo, liderada por el congresista Jorge Enrique Robledo, quién en sus períodos en el legislativo ha realizado debates interesantes, estudiados y documentados en el marco del respeto y la reflexión. Y en la otra punta de la oposición está la de Gustavo Petro, quién ya empezó agitar el populismo contradictor al nuevo gobierno invitando a una marcha el 7 de agosto. Cómo dice el refranero popular: “desde el desayuno se sabe como será el almuerzo”, y entre las dos alas de la izquierda no se avizora una unión opositora, por lo tanto, por ahora se tienen dos grupos de oposición.

Falta la posición que vaya a tomar el grupo “mockusiano” (Alianza Verde), dado que este grupo liderado por Antanas Mockus, hasta el momento no ha dado señas para dónde coger, si para la oposición o para el gobierno, la tendencia es que no tome posición frente a esta opción, sino que se mantenga en línea de centro, con una aditivo interesante que puede ser la puesta en escena de una estrategia de construcción de cultura ciudadana, basada en la experiencia del profesor Antanas en su paso por la Alcaldía Mayor de Bogotá, pero, que se desentonó en el acto inaugural del circo con la mostrada de nalgas en la sesión plenaria. Quién esto escribe está en contra del acto simbólico del profesor Mockus, no es la forma didáctica de construir cultura ciudadana y lo considero un irrespeto para el país y la institucionalidad.

Pero, cómo bien conoce la opinión pública el Congreso de la República hace muchos años dejó de ser el “sacro imperio” de la democracia, allí ocurren gran cantidad de actos que van en contravía de la moral y las buenas costumbres que muchas veces traspasan hacia el escenario del derecho penal, y en ese estercolero de la indecencia de varios congresistas, qué más da unas nalgas al aire. Hay cosas más graves que se deben investigar y sancionar.

Además: Gaviria Trujillo, el sepulturero

Por otro lado, el gobierno de Iván Duque cree que tiene una gobernabilidad amplia y suficiente con base en los votos obtenidos en la segunda vuelta, muchos de ellos fueron en contra de Petro, pero que no son simpatizantes de Uribe, y pasa la contrario, con la Colombia Humana, ese caudal electoral tampoco es propio, porque muchos de esos voticos se fueron para allá en contra de Uribe, sin que les guste Petro, así que no hagan las cuentas de la lechera con esos votos para la gobernabilidad del país y la oposición irreflexiva, populista y electorera conque Petro va a ejercer el control político, poco se le verá a él proponiendo leyes, será un obstáculo para las iniciativas oficialistas, contrario a Robledo, que apoyará las que su bancada considere importante sacar adelante.

Y al inicio de todo nuevo gobierno sacamos del cajón la frase: “sí le va bien al gobierno, nos va bien a todos” y eso esperamos que el legislativo esté a la altura de las circunstancias y no sea un circo de tercera categoría como lo ha venido haciendo en las últimas legislaturas.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Tumba de la resurrección
Columnistas /

La Pascua y el misterio de la Resurrección

Imagen del trailer de Tijuana
Columnistas /

Tijuana: el elogio del periodismo latinoamericano

Pensionados
Columnistas /

Inequidades del sistema de pensiones

El libro negro del comunismo
Columnistas /

La naturaleza criminal del comunismo

Centro Digital Americas Pipeline Initiative
Columnistas /

Ciudadanía, ciudadanología, ciudadanólogo

Lo más leído

1
Cazamentiras /

No existe cartilla contra el maltrato animal para votar en elecciones

En los últimos días empezó a circular, de nuevo, a través de internet, un mensaje que se remonta al...
2
Política /

Una campaña de encuestas y de alianzas

Las consultas partidistas fracasaron en Antioquia y Medellín, al tiempo que las aspiraciones de Santiago...
3
Columnistas /

La naturaleza criminal del comunismo

Hay una conjura mundial para lavarles los trapitos a los peores criminales de la Historia y de ella no...
4
Columnistas /

Crónica de un atraco en Medellín

Hoy a pesar de ser el "perdedor" siento paz de que por este hecho las estadísticas que se hayan engrosado...
5
Columnistas /

Inequidades del sistema de pensiones

Con motivo del actual debate sobre las pensiones, conviene reproducir una columna del autor al respecto,...
6
Política /

La Ceja, entre ceja y ceja

En medio de investigaciones, denuncias, alto descontento, y muchas dudas y preguntas, los cejeños miran...